Relaciones tumultuosas, activismo y la primera latina con Oscar: los 90 años de Rita Moreno

La actriz, que llegó de Puerto Rico a EE UU con solo cinco años, ha sido pionera en el cine, industria en la que vivió romances con Marlon Brando, de quien se vio obligada a abortar, o Elvis Presley

Rita Moreno, a su llegada del estreno de 'West Side Story en el Lincoln Center de Nueva York, el 29 de noviembre de 2021.
Rita Moreno, a su llegada del estreno de 'West Side Story en el Lincoln Center de Nueva York, el 29 de noviembre de 2021.Charles Sykes (GTRES)

Dicen quienes estuvieron ahí que la noche del 9 de abril de 1962 había un silencio espeso en El Barrio, el Spanish Harlem de Nueva York. Repleta de inmigrantes puertorriqueños, la zona aguantaba la respiración mientras seguía por la televisión y la radio la entrega que se hacía al otro lado del país de los premios Oscar. Llegó la categoría que todos esperaban, mejor actriz de reparto, y segundos más tarde la gente comenzó a gritar de júbilo por las ventanas: “¡Lo hizo, ganó”; “¡Ganamos!”. Rita Moreno, quien llegó de San Juan de Puerto Rico a Estados Unidos con cinco años y con Rosita Dolores Alveno como nombre, acababa de recibir la estatuilla por su actuación como Anita en West Side Story. Su discurso fue uno de los más cortos de la historia: “¡No puedo creerlo! Y con eso se quedan…”, dijo. Fue el nacimiento de una estrella latina que hasta el día de hoy brilla en el firmamento de Hollywood.

Estos días llega a las pantallas la versión de Steven Spielberg del clásico que ganó 10 premios de la Academia del Cine, donde Moreno figura como productora ejecutiva y también tiene un papel. El director corrigió lo que considera algunas imperfecciones de la original de Jerome Robbins y Robert Wise. Estos habían adaptado un musical de Broadway de 1957 inspirado en Romeo y Julieta del choque entre los Jets, una pandilla de blancos, con los Sharks, puertorriqueños. Moreno, nacida en 1931 en Juncos, era la única boricua en el reparto original. Spielberg, en cambio, ha hecho que los integrantes de los tiburones sean latinos: 20 de ellos tienen raíces de la isla caribeña. Además, el oscarizado cineasta ha hecho escenas enteras en español que no estarán subtituladas para el público angloparlante.

Moreno, que este 11 de diciembre ha cumplido 90 años, recuerda el enojo que le provocó la falta de diversidad de aquel primer rodaje a inicios de los años sesenta. Todos los actores que protagonizaban a los sharks eran maquillados con un homogéneo betún color tabaco. Esto le parecía un despropósito porque no representaba las tonalidades de piel de una isla rica en herencias españolas, de indígenas taínos, negros y holandeses. Aunque la cinta original fue alabada por la prensa, aquello no pasó por alto a varios periodistas. “Me pregunto qué opinan los verdaderos pandilleros de la composición racial de las pandillas de la película, ya que, por supuesto, los puertorriqueños no son puertorriqueños. La única diferencia que encuentro entre los bailarines es que a unos se les ha pintado oscuro el rostro y los otros se han vuelto locos con el tinte rubio”, escribió la célebre crítica cinematográfica de The New Yorker Pauline Kael.

Rita Moreno recoge su Oscar como mejor actriz de reparto por 'West Side Story' en 1962.
Rita Moreno recoge su Oscar como mejor actriz de reparto por 'West Side Story' en 1962.A.M.P.A.S.

West Side Story no fue solo un momento de reivindicación para los latinos. Antes de ella solo dos actores habían sido reconocidos por la Academia: el también boricua José Ferrer y el mexicoamericano Anthony Quinn. A Moreno el musical le salvó la vida. Robbins le dio el papel de Anita después de duras pruebas frente a la cámara de canto, baile y actuación. Lo que el director no sabía es que la actriz, de 26 años, había intentado suicidarse pocos meses antes. Una mañana de abril de 1961, Rita se levantó de la cama de Marlon Brando cuando este se había ido a un rodaje y se tragó un puño de píldoras para dormir.

Esa fue la vía de escape que encontró a la relación con el protagonista de La ley del silencio, un destructivo romance que duró varios años incluso mientras Brando tuvo dos matrimonios y fue amante de varias mujeres más. Para darle celos, la actriz salió con Elvis Presley y Dennis Hopper, entre otros. Para Moreno la gota que colmó el vaso de su depresión fue que el actor la dejó embarazada y le exigió que abortara, algo que era ilegal. El procedimiento fue un desastre y dejó a la artista con secuelas que requirieron una segunda operación. “En el fondo de mi inconsciente debí darme cuenta de que mi parte más destructiva había muerto. Se había ido para siempre”, escribió Rita sobre su intento de suicidio en su biografía de 2013. La relación llegó a su fin gracias al consejo de un terapeuta.

En el libro, que se convirtió en un éxito de ventas, Moreno habla por primera vez de otra experiencia traumática que vivió. La niña aprendió a bailar a los seis años con un instructor del neoyorquino Greenwich Village. El inicio de su carrera comenzó oficialmente cuando el todopoderoso Louis B. Mayer, la cabeza de la Metro Goldwyn Mayer, la fichó a los 16 años como la “Elizabeth Taylor latina” de su catálogo. La adolescente inició la búsqueda de agentes que la ayudaran a impulsar su carrera. Uno de estos, a quien no nombra, la citó en su apartamento y la violó. “Tuvo la velocidad y la intimidad de una vacunación”, escribe con irreverencia la actriz, quien estuvo casada por 45 años con el cardiólogo Leonard Gordon, quien falleció en 2010.

Rita Moreno presenta el Oscar a mejor película de habla no inglesa en la 90ª edición de los premios, el 4 de marzo de 2018. La actriz vistió el mismo traje que llevó en 1962 para recoger su galardón.
Rita Moreno presenta el Oscar a mejor película de habla no inglesa en la 90ª edición de los premios, el 4 de marzo de 2018. La actriz vistió el mismo traje que llevó en 1962 para recoger su galardón.Aaron Poole (A.M.P.A.S.)

Aunque vivió mucha frustración en los primeros años de su carrera, ya que solo conseguía papeles de mexicana o de alguna indígena de territorios exóticos como Tahití, algo que “resentía”, Moreno fue una de las primeras que se reinventó frente a la cámara y rompió estereotipos. Interpretó a una maestra irlandesa, una viuda italiana, una inglesa de clase alta y una mujer del sur de Estados Unidos, entre decenas de papeles más. Ha ganado todos los premios posibles en Estados Unidos. Es una de las 16 únicas personas que tiene el llamado EGOT, es decir, un Emmy, un Grammy, un Oscar y un Tony, conseguidos todos antes de 1977. En 2015, el presidente Barack Obama le otorgó la prestigiosa medalla Kennedy por su aportación a las artes. También fue una activista por los derechos a las minorías y acompañó a Martin Luther King en la marcha de Washington de 1963.

Rita Moreno no vive de recuerdos. A sus 90 años sigue estando muy activa. Recientemente participó en una comedia como la abuela de una familia cubanoamericana. La serie fue la semilla de un documental sobre su vida, que también se ha estrenado este 2021. Para hacer este, dio la llave de su casa de Berkeley (California) a la producción para que la filmaran desde que abría el ojo. Sin maquillaje y sin peluca. El pelo para Rita Moreno siempre ha sido importante. Cuando Gene Kelly la eligió para formar parte de Cantando bajo la lluvia le pidió un nuevo corte. “Yo no me corto el pelo, señor Kelly”, le respondió la joven. “Las mujeres y las niñas de Puerto Rico nunca se lo cortan. Es un motivo de orgullo femenino”, explicó la mujer que nunca más bajó la voz en Hollywood.

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard

Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS