Famosos

Imanol Arias e Irene Meritxell se divorcian después de 11 años de relación

El actor, inmerso en un grave problema con Hacienda, y la fotógrafa se casaron hace tres años y han pasado por varias rupturas

Imanol Arias e Irene Meritxell, en unos premios en Marbella en septiembre de 2018.
Imanol Arias e Irene Meritxell, en unos premios en Marbella en septiembre de 2018.Cordon Press

El actor Imanol Arias y la fotógrafa y diseñadora Irene Meritxell se han separado después de 11 años de relación. Un divorcio que llega cuando llevaban casados tres años y medio. La noticia la ha dado la revista Semana en exclusiva, y recurren a fuentes cercanas al matrimonio para confirmarla. “Irene e Imanol ya no están juntos. Y no lo están desde hace un tiempo”, dice una persona de cercanía, que afirma que la ya expareja se tiene “mucho cariño”. “Siempre van a tener una relación especial y no sería extraño que se les vea juntos, aunque sea como amigos. Tampoco habría que descartar que pudieran reanudar la relación, como ha ocurrido ya en otras ocasiones, pero a día de hoy la realidad es que están separados”, explica esa fuente. La propia Meritxell ha confirmado la información asegurando que “es cierto”. “Hace meses que no estamos juntos”, ha explicado.

La pareja empezó a salir en el año 2009, después de que él hubiera roto pocos meses atrás con quien había sido su esposa y madre de sus dos hijos (Jon y Daniel), la también actriz Pastora Vega, desde 1984. Sin embargo, tras unos años de calma, llegaron algunas rupturas. En octubre del año 2016, Arias y Meritxell se separaron y él mismo lo confirmó: “Cada uno hace su vida”. Entonces ella se trasladó a EE UU, en concreto a Miami, para pasar una temporada y desarrollar su trabajo como fotógrafa. Esa Navidad volvieron a estar juntos y, de nuevo, rompieron, algo que se repitió pocos meses después. Y fue en junio de 2017 cuando definitivamente retomaron su relación.

Más información

Desde entonces, permanecieron juntos. Tanto que Arias y Meritxell se casaron ante notario a mediados de noviembre de 2017, para después inscribir su matrimonio en el Registro Civil de Madrid. A la pequeña ceremonia no acudieron familiares, amigos ni compañeros de trabajo de ninguno de los dos. Era su tercer matrimonio para él, después de uno primero y muy corto con la actriz Socorro Anadón y de un segundo con Vega, que duró 25 años.

La ruptura se enmarca en un momento excelente para lo profesional en Arias —que acaba de cumplir 65 años— y más complicado en lo legal. El actor ha rodado la nueva temporada de Cuéntame como pasó, la veterana serie de TVE en la que lleva inmerso desde el año 2001 y con la que ha estrenado su 21ª temporada. Además, está de gira por España con la obra de teatro El coronel no tiene quien le escriba, basada en la novela de Gabriel García Márquez. Sin embargo, desde hace algo más de un año Arias también vive una situación fiscal complicada. En marzo de 2020 la Fiscalía pidió para él 27 años de cárcel por seis delitos contra Hacienda, de la misma manera que exigió 32 años de pena para su compañera Ana Duato por siete faltas similares. Al parecer, su asesor les habría diseñado sendas “estructuras societarias” para “ocultar” parte de sus rentas: “Principalmente, procedentes de su actividad personal por su participación en la serie de televisión Cuéntame cómo pasó.

Según la Fiscalía, ambos intérpretes cedían sus derechos de imagen a esas empresas, que a su vez facturaban sus servicios y firmaban contratos con terceros. “Seguidamente, fijaban una retribución [para los intérpretes] por un importe muy inferior a lo facturado, en forma de renta vitalicia”, decía en su escrito el ministerio público. De hecho, explicaba que Imanol Arias usaba diferencia para sufragar “sus gastos personales y familiares y para hacer inversiones”.

Tanto Duato como Arias siempre han negado ser conocedores del fraude, aunque sí se reconocen responsables del mismo. Ya en septiembre de 2017 contó Arias que lo había “vendido todo” y que tenía un “enorme problema fiscal en España”: “Voy a solucionarlo. Me he comprometido a pagar. El público me conoce y sabe quién soy. La gente me ha dado mucho y tengo una enorme deuda con ellos. Soy una persona que jamás ha eludido sus responsabilidades. He vendido todo para empezar de cero. Vivo como una pluma”.

Tras conocerse el pasado marzo la solicitud de la Fiscalía, Arias explicó que no podía “decir nada”, aunque sí expresó que se encontraba “mal, lógicamente”. En entrevistas posteriores ha ido explicando que ese problema afecta “al 85% de los actores”. En una charla en la Cadena SER contó: “La tele es mi gran éxito y mi gran fracaso. Llevo 20 años en Cuéntame y eso me ha apartado de otros proyectos artísticos, tengo un vacío artístico de veinte años. Me lo dio todo, el éxito y el dinero, pero también me trajo mucha controversia, no supe gestionar lo que gané y me puede llevar a un conflicto”.



Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50