La Semana de la Moda de Madrid duplica sus esfuerzos en pandemia

La capital acoge ocho días dedicados al diseño con dos citas consecutivas que mantendrá la clásica pasarela y se abrirá al público con desfiles organizados en la calle

Varias modelos lucen algunas de las creaciones de la firma Ángel Schlesser, en la 72ª Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, celebrada en septiembre de 2020.
Varias modelos lucen algunas de las creaciones de la firma Ángel Schlesser, en la 72ª Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, celebrada en septiembre de 2020.ZIPI (EFE)

Mientras las principales semanas de la moda (París, Milán, Nueva York, Londres) han reducido su duración y apostado por los desfiles digitales, Madrid mantiene los eventos con público y suma ocho días dedicados al diseño con dos citas consecutivas: la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, que se celebra en Ifema del 8 al 11 de abril; y Madrid Es Moda; del 11 al 15 en el Medialab-Prado. La primera —la antigua Cibeles— contará con 15 desfiles tradicionales y 7 presentaciones online en las que marcas como Custo Barcelona, Ulises Mérida o las debutantes Otrura y Pablo Erroz mostrarán sus colecciones para la próxima temporada otoño-invierno 2021-2021.

Madrid Es Moda —organizada por la Asociación de Creadores de Moda de España— pone el foco en las prendas para esta primavera, las que están empezando a ponerse a la venta, a través de un showroom —en el que mediante cita previa el público puede ver y tocar las piezas— y de eventos en las calles. Entre ellos, el más llamativo será sin duda el desfile que el domingo 11 cortará el paseo del Prado madrileño desde CaixaForum hasta el Jardín Botánico a las 19.30 horas. Diez diseñadores —entre ellos Oteyza y Devota&Lomba— exhibirán su trabajo en una suerte de cabalgata de la moda.

“El formato digital ha llegado para quedarse, pero nuestro objetivo es mantener los eventos presenciales siempre que la situación sanitaria lo permita”, explica Nuria de Miguel, directora de MBFWM desde hace casi dos años. Para garantizar una distancia de seguridad de un metro y medio entre los asistentes, la organización ha reducido el aforo de los desfiles hasta un 24% (alrededor de 190 personas). También se regalarán mascarillas FFP2, habrá dispensadores de gel hidroalcohólico repartidos por todo el recinto y el aire se renovará tres veces cada hora.

Desfile de Custo en la MBFWM de septiembre de 2020.
Desfile de Custo en la MBFWM de septiembre de 2020.JUAN MEDINA (Reuters)

“Nuestro objetivo es dinamizar el sector de la moda en su conjunto. Y el hecho de que los diseñadores quieran seguir desfilando pese a lo duro que ha sido este año demuestra que para ellos es eficaz en cuanto a ventas, comunicación y visibilidad”, argumenta De Miguel. Como en la pasada edición, L’Oréal París costeará la mitad de la cuota que los creadores deben pagar para desfilar (2.400 euros). E Ifema (Feria de Madrid) contará con el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, que se vehiculará por primera vez a través de la plataforma de Madrid Capital de Moda, que está detrás del proyecto Madrid Es Moda. Como reconoce De Miguel, “esta temporada ha sido más difícil que la anterior” para Ifema, que desde el pasado marzo solo ha acogido cuatro ferias, incluyendo la pasarela de septiembre. La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, que asistió a la rueda de prensa en la que se presentó la cita este martes, aseguró que la apuesta del Ayuntamiento es “más firme que nunca, a pesar de hacerlo en una situación económica complicada, porque este sector es fundamental para Madrid y tiene que hacerse más y más fuerte”.

“Aunque este año nuestro mercado —los eventos— ha desaparecido prácticamente, tenemos que intentarlo con todas nuestras fuerzas” defiende Juan Carlos Mesa, que, como director creativo de Angel Schlesser, ganó el premio a la mejor colección de la última MBFWM, y que esta hace doblete desfilando también bajo la marca que lleva su nombre. Pablo Erroz, que a sus 31 años debuta en Madrid después hacerse un nombre en la pasarela 080 de Barcelona, comparte su visión: “Yo no he conocido bonanzas económicas, solo crisis tras crisis. No hay que esperar a que el momento sea el bueno. El momento es ahora”. El diseñador comenzó su carrera en el EGO, la plataforma de creadores emergentes que se celebra el último día de la pasarela y que esta temporada cumple 15 años.

Roberto Verino en su presentación en Madrid es moda, de septiembre de 2020.
Roberto Verino en su presentación en Madrid es moda, de septiembre de 2020.Europa Press (Europa Press)

De ella han salido nombres que ahora se inscriben en el programa de Madrid es moda, como Juan Vidal —cuatro veces ganador del premio a la mejor colección de la MBFWM— que presentará una colección cápsula realizada en colaboración con la exitosa firma española Bimani. “Lo hará en el Medialab Prado, donde dos o tres estilistas van a asesorar y contarle a las personas que pasen por allí qué hay detrás de cada pieza”, explica Pepa Bueno, directora de la Asociación de Creadores de Moda (ACME), la organización que ha puesto en marcha esta iniciativa. Su objetivo es “acercar al consumidor final la moda de autor y su apuesta por la producción en proximidad y la artesanía”.

Para hacerlo, pretende salpicar la ciudad con estas propuestas: desde la floristería en la que Juanjo Oliva presentará una colección de upcycling (reciclaje textil) hasta la calle en la que Roberto Verino realizará una sesión de fotos pasando por el nuevo atelier de Juan Duyos, que el diseñador abrirá al público para desvelar su recién estrenada línea de prêt-à-porter. “Aunque se calcula que el sector de la moda ha caído de media un 40%, lo cierto es que hay empresas donde este desplome llega al 90%”, advierte Bueno. La solución que se impone esta temporada: duplicar esfuerzos.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS