_
_
_
_
_

Sofia Vergara gana a su expareja la batalla legal por sus embriones congelados

Un tribunal de Los Ángeles rechaza el recurso presentado por el empresario Nick Loeb y le prohíbe utilizar el material genético sin el consentimiento de actriz

La actriz Sofía Vergara y su entonces pareja Nick Loeb, en la fiesta post Oscar de 'Vanity Fair' de 2012.
La actriz Sofía Vergara y su entonces pareja Nick Loeb, en la fiesta post Oscar de 'Vanity Fair' de 2012.Cordon Press
El País

Un tribunal de Los Ángeles ha rechazado el recurso presentado por el empresario Nick Loeb con respecto a la batalla judicial que mantiene con la actriz Sofia Vergara por los derechos de los embriones que congelaron cuando eran pareja. Vergara, de 48 años, y Loeb, de 45, pusieron fin a su relación en mayo de 2014, solo un año después de haberse sometido a un proceso de congelación de embriones a través de la fecundación in vitro. Desde entonces, la expareja comenzó una pelea legal y pública, con enfrentamientos tanto en los tribunales como en los medios de comunicación, para decidir el destino de ese material genético en común: ella quiere destruirlo, él quiere hacer uso de ellos a través de un vientre de alquiler. Ahora, el juez ha dado la razón definitiva a la actriz de Modern Family y ha decretado que Loeb no puede utilizar ni reclamar los embriones sin el consentimiento explícito de Vergara. “Existen motivos suficientes para una medida cautelar permanente”, ha determinado el tribunal.

La actriz colombiana-estadounidense presentó en 2017 documentos legales en California con la esperanza de impedir que Loeb pudiera hacer uso de este material genético sin su consentimiento explícito, algo por lo que el juez falló a favor de la intérprete a principios de este mismo mes de febrero. En su sentencia, el juez citó la “Directiva de formulario” que ambos firmaron en la clínica de fertilidad, un escrito donde se acordó que ambas partes tenían que estar de acuerdo para poder hacer cualquier cosa con respecto a los embriones. El empresario hizo objeciones al fallo, pero según los documentos judiciales a los que ha tenido acceso la revista estadounidense People, el juez ha rechazado su apelación y ha manifestado que cualquier acción de Loeb “para intentar la implantación de los embriones en una gestante subrogada, o por otro medio de gestación, constituye una violación a la Directiva de Forma”.

El empresario argumentó anteriormente que firmó este formulario bajo “coacción”, pero el tribunal determinó que “la Directiva de formularios no es nula o anulable con base en la defensa de coacción del acusado Loeb en cuanto a su ejecución”. Además, concluyó que no hay ningún “hecho material” que respalde su afirmación anterior de que él y Vergara tenían un “acuerdo oral” que le permitiría implantar los embriones en un vientre de alquiler.

Nick Loeb y Sofia Vergara salieron durante cuatro años de forma intermitente hasta romper definitivamente en 2014. Casi al final de su relación se comprometieron y decidieron congelar embriones para ser padres por vientre de alquiler, puesto que la actriz tenía dificultades para quedarse embarazada. Aunque ya había sido madre de forma natural con apenas 19 años —de su hijo Manolo, que tiene 29—, sufrió un cáncer de tiroides a los 28 que dificultó sus posteriores embarazos, y por ello optaron por la vía de un embarazo subrogado.

Hace cuatro años, Vergara ganó un primer asalto de esta batalla cuando un juez desestimó que Luisiana fuera el lugar correcto para el procedimiento judicial como pretendía Loeb, puesto que los embriones fueron concebidos en una clínica de Beverly Hills, en California, y permanecen allí congelados a la espera de una decisión legal. El interés de Loeb para el que la batalla se dirima en Luisiana es que se trata de un estado provida, que reconoce un embrión fecundado como un ser humano y por tanto no permite su destrucción. La cuestión siguió adelante y en 2018 Loeb volvió a intentarlo, aunque Vergara trató de destruir la coartada de su exnovio de que vivía en Luisiana y de que por ello podía seguir con su pelea judicial en los tribunales de este estado. Un año después, en 2019, la colombiana acusó al empresario de haber mentido bajo juramento, y afirmó que tanto él como su abogada “retuvieron de forma intencionada” documentos y pruebas.

Además, la que ha sido durante más de un lustro la actriz mejor pagada de la televisión —en 2020 ganó 38 millones de euros— ha acusado en varias ocasiones a Loeb de que solamente busca “la fama”. Una opinión que no va desencaminada con el último movimiento del empresario quien, tras conocer la resolución definitiva, aprovechó para promocionar su película. “El juez está claramente influenciado por Hollywood, que es un patrón que expongo en mi próxima película Roe v. Wade el 2 de abril. Es triste que Sofía, una católica devota, creara bebés intencionalmente para después matarlos”, dijo el miércoles en un comunicado que recoge People. Vergara, que desde 2015 está casada con Joe Manganiello, por ahora ha preferido guardar silencio tras su victoria.

Se trata del segundo revés en lo que va de año para Nick Loeb, quien el pasado enero ya perdió otra apelación en la corte de Luisiana en su intento por conservar y utilizar los embriones y mantener la batalla judicial en dicho estado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_