Cantantes

El último y desconocido calvario de David Bustamante

El cantante lleva un lustro de pleitos con quien fue el portavoz de la familia, mientras intenta retomar su carrera artística entre la música y la televisión

David Bustamante, en la emisión del programa de Cadena Dial 'Atrévete' en Torremolinos (Málaga), el 18 de febrero de 2021.
David Bustamante, en la emisión del programa de Cadena Dial 'Atrévete' en Torremolinos (Málaga), el 18 de febrero de 2021.Fredy Torra / Europa Press

Parece que la suerte no termina de sonreír a David Bustamante. Después de varios conciertos cancelados y programas televisivos a medio gas, quien fuera tercer finalista del primer Operación Triunfo está ahora inmerso en una larga y compleja batalla legal que, además, también le afecta en lo personal. Hace ya más de cinco años, Bustamante decidió demandar a quien fue su hombre de confianza en sus inicios y también portavoz de su familia, Francisco Juan Manjón, por estafa. Y estos días se ha visto al cantante acudir a declarar en la Audiencia Provincial de Madrid acompañado por su padre, Gervasio Bustamante.

El cantante, de 38 años, decidió demandar a Manjón porque, al parecer, la mala gestión del agente provocó que el artista contrajera una gran deuda con Hacienda, como explica en exclusiva la revista ¡Hola! La publicación afirma que Manjón se enfrenta a una petición por parte de la acusación de 14 años de cárcel y también de tener que asumir aquella deuda de su representado, que el cantante ya habría saldado. La defensa de Manjón pide que el caso sea sobreseído y que se le absuelva.

En las fotografías publicadas del cantante saliendo de la Audiencia madrileña, se le ve triste, cabizbajo y nada conforme con esta compleja situación que le ha hecho tener que enfrentarse a quien era una persona de total confianza para él. Un revés personal en una temporada en la que el cantante no termina de remontar en lo profesional. Ahora prepara un nuevo proyecto musical, el álbum 20 años y un destino, con el que conmemora que ya lleva dos décadas sobre los escenarios, y en el que hay temas conocidos que ha vuelto a grabar junto a reconocidos artistas como Pablo López, entre otros. El disco llega después de que el anterior, llamado Héroes en tiempos de guerra (2019), pasara con poca repercusión por las radios musicales y las listas de éxitos. Además, tampoco ha podido desarrollar su carrera sobre el escenario, ya sea por la pandemia o por problemas de salud, de afonías a dificultades con las cuerdas vocales, por los que ha tenido que suspender de manera precipitada algunos conciertos, en ocasiones incluso pocos minutos antes de empezar.

Más información

Mientras trata de despegar en lo musical, Bustamante aprovecha su popularidad en televisión. Lo intentó hace unos meses como reportero gastronómico en el programa Homo Sapiens, un programa culinario presentado por Miguel Ángel Muñoz que nació con la intención de ser diario, pero que ahora ha pasado a semanal. No se ha quedado ahí, sino que ha decidido también involucrarse en El Desafío, el nuevo formato de Pablo Motos y Jorge Salvador, donde participa como concursante teniendo que superar una serie de pruebas cada semana.

Cerca de cumplir los 40, el cantante está divorciado desde hace ya tres años de la actriz Paula Echevarría —que mantiene una relación con el exfutbolista Miguel Torres, con quien espera un hijo— y ahora tiene una nueva pareja, la bailarina Yana Olina, a quien conoció en otro concurso de televisión hace unos años y con quien ha declarado ser “muy feliz”. Ha pasado el confinamiento con ella, unos meses que, como él mismo explicó, le han pasado factura a nivel físico, dada su complicada relación con la alimentación. “Durante un tiempo la comida se convertía en mi premio y luego me hacía sentirme mucho peor. Y eso es una lucha muy dura”, relató en una entrevista con Bertín Osborne el pasado noviembre. “Este año la cuarentena nos ha matado, ha sido terrible”, reconocía Bustamante. “Subí ocho kilos. Que los he bajado”, relataba. “Tenemos espejos en nuestras casas y está mal que te hagan sentir [mal]. Cada uno tiene sus motivos por los que está de una manera o de otra. Cuando encuentras el equilibrio, como es ahora, pues ya he bajado unos kilos y me estoy cuidando otra vez con una dieta y con mi entrenador. Todo tiene un por qué. Hay que dejar a la gente, darle su tiempo”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50