Mohamed VI

El rey de Marruecos se compra un palacio en París de 80 millones

El inmueble, que se encuentra en el centro de la ciudad, tiene una superficie de mil metros cuadrados habitables

El rey de Marruecos, Mohamed VI, en Rabat.
El rey de Marruecos, Mohamed VI, en Rabat.Gtresonline

El rey de Marruecos, Mohamed VI, se compró el 28 de julio un palacio en el distrito número siete de París, según revela el confidencial Africa Intelligence, editado en París, y ha verificado el sitio marroquí Le Desk. Según estos medios, la céntrica mansión “se extiende sobre no menos de mil metros cuadrados habitables” y dispone de un jardín contiguo a la explanada Campo de Marte, que se encuentra a los pies de la torre Eiffel. El importe de la compra permanece secreto, aunque ambos digitales estiman que el valor de la vivienda ronda los 80 millones de euros.

Los citados medios indican que el monarca compró la mansión al príncipe saudí Khaled bin Sultan bin Abdulaziz al-Saud, ex-viceministro de defensa de Arabia Saudí, quien a su vez la compró en 1988 al magnate inmobiliario Claude Ott. La compra ha sido gestionada a través del secretario particular del rey, Mounir Majidi, y de su abogado particular, Hicham Naciri.

El palacio fue construido en 1912 y se encuentra en el número 20 de la avenida Émile Deschanel. Desde allí a la torre Eiffel se tardan nueve minutos a pie, según revela Google Maps. Al palacio nacional de los Inválidos, trece minutos andando. Catorce minutos se tardaría en llegar dando un paseo hacia el Museo del Louvre y 22 hasta la catedral de Notre Dame.

Cuando viaja a Francia por motivos privados Mohamed VI suele hospedarse en el castillo que posee en Betz, un municipio de solo 1.200 habitantes situado a 60 kilómetros al noreste de la capital francesa. El castillo, que se asienta sobre 70 hectáreas (equivalente a 70 campos de fútbol) fue comprado por su padre, Hassan II, en 1972. La discreción de la que goza el monarca en Betz es absoluta.

El rey de Marruecos suele pasar también buena parte de sus vacaciones en el mar. En 2019 el monarca compró el Badis 1, uno de los diez yates de velas más grandes del mundo, con 70 metros de largo por 13 de ancho, según publicó en su día el semanario marroquí Telquel. El importe de la compra también permanece secreto, aunque su anterior propietario, el estadounidense Bill Duker, dijo haberse gastado en la embarcación entre 60 y 90 millones de euros.

Entre las grandes aficiones del monarca se encuentran también la de los relojes. En 2018 al menos un par de medios marroquíes -Yabiladi y Le Desk- reprodujeron una foto donde se veía a Mohamed VI con un reloj de la colección Nautilus, perteneciente a la marca suiza Patek Philippe. El reloj es una joya en sí mismo, hecho a base de oro blanco y con 1.075 diamantes incrustados. Su precio no ha trascendido, aunque las estimaciones oscilan entre el medio millón y el millón de euros.

En 2016, cuando decenas de dignatarios ofrecieron al mandatario estadounidense Barak Obama un regalo con ocasión de su último año como presidente de Estados Unidos, Mohamed VI aportó los obsequios más caros. Regaló a Obama diversas joyas, además de un reloj con diamantes y esmeraldas incrustados. El Registro Federal de Estados Unidos valoró entonces los cuatro artículos en 101.200 dólares (87.536 euros). Los obsequios fueron trasladadas a la Administración Nacional de Archivos y Registros (NARA), el destino habitual de los regalos que se reciben en la Casa Blanca procedente de otros dignatarios.

Mohamed VI ascendió al trono en 1999. La revista Telquel informó en su día de que durante los primeros nueve años de reinado, el monarca incrementó su fortuna por cinco. Pasó así, de 443 millones de euros a 2.300 millones de euros. En 2007, la revista estadounidense Forbes situaba a Mohamed VI como el séptimo monarca más rico del mundo, con una fortuna de 1.775 millones de euros. Ocho años después, en 2015, la misma publicación cifraba su fortuna en 5.000 millones de euros, más del doble.

Más información

Lo más visto en...

Top 50