Sergio Ramos

El mercado ‘gourmet’ que enfrenta a Sergio Ramos y Francisco Rivera

Desde 2014 el torero y el futbolista mantienen una batalla judicial para controlar uno de los epicentros gastronómicos y turísticos de Sevilla

El futbolista Sergio Ramos y el torero Francisco Rivera.
El futbolista Sergio Ramos y el torero Francisco Rivera.GTRES


Las Naves del Barranco coronan el famoso puente de Triana que conecta las dos orillas del Guadalquivir en las que se divide Sevilla. Es un edificio de diseño industrial obra de Gustave Eiffel, que ha pasado en apenas cinco años a convertirse en epicentro del circuito turístico y gastronómico de la ciudad. Su apertura como mercado gourmet en otoño de 2014 cambió para siempre su destino.

Siguiendo los modelos del Mercado de San Miguel en Madrid y la Boquería en Barcelona, el Ayuntamiento de Sevilla, entonces regido por el popular Juan Ignacio Zoido, sacó a concurso en 2012 —no sin polémica por la alta protección patrimonial del inmueble— la licitación de las Naves del Barranco como espacio dedicado a la restauración. Tras un reñido concurso al que se presentaron toda una constelación de nombres conocidos del espectáculo, la televisión y el deporte le fue finalmente concedida a la UTE (Unión Temporal de Empresas) formada por el torero Francisco Rivera Ordóñez y el periodista Carlos Herrera, ambos reunidos en la sociedad Lonja del Barranco.

En liza se encontraba también otra sociedad de similar relumbrón mediático y vinculación con la ciudad, Sermos32, empresa capitaneada por el futbolista Sergio Ramos y el matador de toros José María Manzanares, que se mostraron disconformes con la resolución que falló en favor de Rivera y Herrera y les otorgó la concesión por 25 años. Los abogados de Sergio Ramos impugnaron el fallo del concurso alegando que la propuesta presentada por el torero y el periodista no cumplía con los requisitos exigidos en cuanto a solvencia, que no había acreditado estar al día con los pagos a la Seguridad Social y a Hacienda y que incurría en las prohibiciones para contratar.

Pues bien, esa batalla legal continúa viva a día de hoy, cuando ha trascendido públicamente, cinco años después de la apertura del mercado. Sergio Ramos ha llegado con su reclamación hasta el Tribunal Supremo, que esta semana ha admitido a trámite su recurso y considera que la empresa Sermos32 “sí tiene derecho a solicitar aquella impugnación”. No obstante, el Alto Tribunal no entra en su escrito en el fondo y traslada la responsabilidad para dirimir el litigio al Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA).

Las reclamaciones de Sergio Ramos se realizan sobre un proyecto empresarial que necesitó una inversión inicial de 2,1 millones de euros pero que, casi cinco años después de su apertura, se ha consolidado como un negocio de altísima rentabilidad en la capital andaluza. La empresa concesionaria cobra a los veinte stands que venden sus productos en el Mercado Gourmet el 13% de su facturación en concepto de alquiler anual. Como contrapartida, la sociedad formada por Francisco Rivera y Carlos Herrera debe pagar un canon al Ayuntamiento de Sevilla de 250.000 euros anuales.

Éste es el último paso de un largo rosario de impugnaciones realizadas desde 2014 por los abogados de Sergio Ramos que ya sufrieron un primer varapalo en 2017 cuando una resolución del TSJA desestimó el recurso del defensa del Real Madrid. La explicación: Ramos presentó sus alegaciones en solitario, sin el apoyo del resto de socios con los que se había presentado al concurso.

Francisco Rivera, por su parte, sí ha querido romper el silencio en torno a esta espinosa batalla y esta semana le restaba importancia en el programa de televisión Espejo Público donde colabora: “El Tribunal Supremo ha dicho que Sergio Ramos está capacitado para pedir una revisión, no dice otra cosa, pero esto va en contra el Ayuntamiento. Porque él salió y los socios dijeron que aceptaban que habían perdido”.

Francisco Rivera es propietario de otro negocio gastronómico, Don Angus, una marca de hamburguesas premium que funciona desde hace dos años; es el actual gestor de la Real Maestranza de Ronda y dueño de la finca El Trébol, en Extremadura, donde tiene su ganadería. Sergio Ramos gestiona una intensa actividad inmobiliaria a través de la empresa Sermos32, su yeguada SR4 y posee una abultada colección de arte contemporáneo.



Más información

Lo más visto en...

Top 50