_
_
_
_
_

‘Pumpkin spice cheesecake’: una tarta de calabaza diferente para Halloween

Aprovechamos la perfecta combinación entre la cucurbitácea y especias como el clavo, la canela o la nuez moscada para hacer la tarta de queso más otoñal posible

Pasteles de otoño
La tarta que grita "ya es otoño"Alfonso D. Martín

Si la tarta de queso ya es, de por sí, todo un cliché conceptual que puedes encontrar en la carta de postres de todo tipo de restaurantes -hasta un punto en el que ya puede cansar-, esta vez vamos a ir más allá juntándola con otro cliché, el pumpkin spice. Esta mezcla de especias, ideal para la calabaza, se usa en Estados Unidos desde para tartas hasta para bebidas calientes de grandes cadenas cafeteras. Y sí, toca porque estamos en otoño, con Todos Los Santos / Halloween / Día de Muertos / Castañada / Magosto a la vuelta de la esquina. La combinación de la canela, el clavo, la nuez moscada y el jengibre dan un sabor y un aroma de estos que resultan reconfortantes, así que vamos a hacer de ello un postre sencillito y apto para todos los públicos.

Existen muchas formas de hacer una tarta de queso, pero para versiones especiadas es recomendable acercarse más a las que tienen más cuerpo y cocción. Para esta buscamos un grado de cremosidad interesante, pero que sea capaz de mantener su forma. Añadirle calabaza ya le aportará textura y dulzor, por lo que no hay que pasarse con el azúcar. Podéis cocinarla al vapor o asarla hasta que esté completamente tierna.

Respecto a la base, si os resulta más sencillo podéis utilizar galleta, pero la almendra la convierte en apta para personas que no puedan tomar gluten. En referencia a la mezcla de especias, me gusta añadirle cardamomo y, a veces, un poco de anís estrellado, pero es totalmente opcional. Con lo básico ya va fetén.

Tiempo: 160 minutos

Dificultad: No sentir el impulso irrefrenable de viajar a Vermont después de prepararla.

Ingredientes

Para un molde de 20 cm (entre 6 y 10 porciones, dependiendo del hambre)

Para el pumpkin spice (para que sobre)

  • 2 cucharadas de canela molida
  • 1 cucharadita de clavo molido
  • 2 cucharaditas de jengibre en polvo
  • 1 cucharadita de nuez moscada molida
  • 1 cucharadita de pimienta de Jamaica molida (o negra)
  • 1,5 cucharaditas de cardamomo molido (opcional)

Para la base

  • 200 g de harina de almendra
  • 40 g de azúcar blanco
  • 125 g de mantequilla derretida
  • 1,5 cucharaditas de pumpkin spice
  • Una pizca de sal

Para el relleno

  • 250 g de calabaza cocinada y triturada
  • 450 g de queso crema
  • 175 ml de nata para montar (mínimo de 35% materia grasa)
  • 100 g de azúcar moscovado (o blanco)
  • 40 g de azúcar blanco
  • 35 g de almidón de maíz
  • 3 huevos enteros + 1 yema extra
  • 1,5 cucharadas de pumpkin spice
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Instrucciones

1.

Preparar el pumpkin spice mezclando todas las especias de la lista. 

2.

Preparar la base de la tarta derritiendo la mantequilla en el microondas o en un cazo y mezclándola con la harina de almendra, el azúcar, el pumpkin spice y la sal. Añadir la mezcla a la base del molde con papel de horno y presionar para nivelar. 

3.

Cocinar la base en el horno (sin precalentar) a 160ºC durante 15 minutos; sacarla y, cuando se temple, llevar al congelador media hora. 

4.

Preparar la mezcla de la tarta batiendo el queso crema y añadiendo, posteriormente, la calabaza ya triturada, la nata, los dos tipos de azúcar, el almidón de maíz, la esencia de vainilla, el pumpkin spice y la sal. 

5.

Añadir los huevos uno a uno, batiendo hasta que sea una mezcla homogénea. 

6.

Calentar el horno a 170ºC con calor por arriba y por abajo.

7.

Añadir la mezcla sobre la base y dar unos golpes para eliminar burbujas. Hornear 45 minutos y, pasado ese tiempo, poner en modo grill durante cinco minutos más. Apagar el horno y dejar la tarta con la puerta entreabierta durante media hora. Después, refrigerar otra hora como mínimo y ya estará lista para servir. 

Si tienes dudas o quejas sobre nuestras recetas, escríbenos a elcomidista@gmail.com. También puedes seguir a El Comidista en TikTok, Instagram, X, Facebook o Youtube.

Sobre la firma

Alfonso D. Martín
Es cocinero, asesor gastronómico y fetichista de especias y fermentados. De pequeño gateaba al bar de al lado de casa para pedir un huevo duro y después empezó a tener dolor abdominal continuo por echarle picante a todo a escondidas de su madre. Si profanar recetas clásicas fuese un pecado, ya habría pasado los nueve círculos del Infierno de Dante.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_