Té helado con hinojo y menta

De todas las versiones industriales de alimentos, creo que el ice-tea es una de las peores con diferencia. Me cuesta encontrar algún parecido con el original hecho en casa, más allá del color marrón claro y la teína. Lo que en la lata es una especie de jarabe dulzón y con un sabor a chuchería de limón que tira para atrás, en la versión artesanal es un sutil gustazo que refresca como pocas bebidas.

Para preparar un té helado no hace falta ser Einstein. Con respetar unas pocas normas es suficiente. El té no se debe infusionar mucho tiempo, porque amargará: si gusta fuerte, es mejor poner más cantidad. Hay que dejarlo que se enfríe fuera de la nevera y luego meterlo, porque si no se enturbia, y por último, hay que añadir el azúcar cuando el agua aún esté caliente, para que se disuelva bien.

Lo demás -tipos de té, hierbas, cítricos, especias- va a gusto de cada uno. A mí no me convencen mucho los tés aromáticos, por lo que suelo usar o verde o negro normal. Añado menta para que sepa más fresco todavía y unas semillas de hinojo para hacerlo más digestivo y darle un puntillo anisado -se pueden conseguir en cualquier herbolario o tienda de especias. Por último, soy muy moderado con el limón o la lima, porque pienso que si te pasas resulta demasiado ácido.

Si quieres hacer que no te quite el sueño, lo mejor es cubrir las bolsitas con agua hirviendo, dejarlas medio minuto, desechar ese agua y usar luego el té para la infusión. Las hojas sueltan la teína justo al principio, por lo que el excitante se irá por la fregadera. En ese caso recomiendo usar un poco más de té para que al final no quede soso.

Dificultad: Si no eres capaz de hacerlo es que tienes un problema.

Ingredientes

Para 1 litro

  • 4-5 bolsitas de té negro o verde
  • 1 rama de menta
  • 1/2 cucharadita de semillas de hinojo (en su defecto, anís en grano)
  • 1 lima
  • 6-8 cucharaditas de miel (o azúcar moreno)
  • 1 litro de agua mineral

Instrucciones

1.
Poner el agua a calentar. Cuando hierva, retirarla del fuego e incorporar el té, la menta, el hinojo y la miel. Dejarlo cuatro minutos y retirar el té. Un par de minutos después colar el líquido y dejarlo enfriar.
2.
Cortar en rodajas media lima e incorporarlas al té aplastándolas un poco. Meterlo en la nevera y servirlo muy frío, con hielo y más lima si se quiere.

¿Has intentado hacer esta receta u otras de El Comidista, y no te han salido bien? Quéjate a la Defensora del Cocinero enviando un mail a defensoracomidista@gmail.com

Sobre la firma

Mikel López Iturriaga

Director de El Comidista, web gastronómica en la que publica artículos, recetas y vídeos desde 2010. Ha trabajado como periodista en EL PAÍS, Ya.com o ADN y colaborado en programas de radio como 'Hoy por hoy' (Cadena Ser), 'Las tardes de RNE' y 'Gente despierta'. En televisión presentó programas como El Comidista TV (laSexta) o Banana split (La 2).

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS