La cocina posible

A muchos restaurantes acostumbrados a vivir del turista manirroto les cuesta entender el marco de su relación con un mercado local al que han ignorado

Un trabajador de limpieza desinfecta un mercado de Bogotá, el pasado 8 de julio.
Un trabajador de limpieza desinfecta un mercado de Bogotá, el pasado 8 de julio.RAUL ARBOLEDA / AFP

Los restaurantes latinoamericanos despiertan en medio de la pesadilla, con las cocinas populares enganchadas al respirador artificial, los comedores medios con el agua a la altura de los labios y la alta cocina tentándose el cuerpo para confirmar que sigue con la ropa puesta. Abrieron los comedores hace tres semanas en Ecuador, esta semana en México y también deberían haberlo hecho en Lima, donde quedó autorizada desde el 1 de julio, a falta de que el ministerio correspondiente definiera el protocolo que la regule; todo sigue en modo espera. En todo caso será una apertura a medio gas, con los ...

Más información