_
_
_
_
_

Para la diversidad, menos mal que nos queda la semana de la moda de Portugal

En su 53ª edición, la pasarela de Oporto vuelve a hacer alarde de insólita política inclusiva como plataforma de presentación en Europa de marcas africanas con voluntad global. Una iniciativa que podría verse afectada sin la ayuda económica gubernamental, que amenaza la continuidad de la Portugal Fashion

Imagen del desfile de Sevaria, el 11 de octubre de 2023, en la semana de la moda de Oporto (Portugal).
Imagen del desfile de Sevaria, el 11 de octubre de 2023, en la semana de la moda de Oporto (Portugal).UGO CAMERA

Una decena de diseñadores africanos en el calendario de una semana de la moda europea no es mal número para empezar a hablar de diversidad en un territorio hostil a la inclusión por naturaleza. La conversación, más urgente que nunca, la vuelve a propiciar Portugal Fashion, la pasarela de Oporto que en su 53ª edición —celebrada entre el miércoles y el sábado pasados— acusaba inevitable la cuestión caliente del momento, la del dominio blanco (y masculino) en la jefatura creativa de la industria del vestir. Un sector que tiene en este país uno de sus principales bastiones a este lado del mundo, destino de referencia para la producción en proximidad, lo mismo de lujo que de gran consumo.

“La cuestión ya no es el espacio a ocupar, sino negociarlo según nuestros propios términos y condiciones”, concede Lulu Shabell a EL PAÍS. Cofundadora de la organización no lucrativa African Youth Mentorship y la consultora Lulubell [que ofrece servicios y soluciones a medida para marcas de lujo africanas], esta veterana emprendedora tiene la llave que abre la puerta del mercado internacional a diseñadores y marcas africanos —también en la diáspora— como directora de Creative Africa Nexus (CANEX), la plataforma/incubadora de talentos impulsada por el banco de comercio e inversiones egipcio Afreximbank bajo el paraguas de Portugal Fashion. “Buscábamos la oportunidad para construir un ecosistema de apoyo al made in África, fundamentado en tres sólidos pilares: visibilidad, competitividad y accesibilidad. Tenemos la población más joven del mundo, y no toda va a ejercer la medicina o la abogacía; las industrias creativas generan puestos de trabajo y su cadena de valor es ingente”, explica.

Desde el inicio de la colaboración con CANEX, en 2021, la semana de la moda lusa ha visto el debut de 70 creadores y etiquetas del llamado Sur global (que incluye el Caribe y el sudeste asiático), algunos ya de gran alcance como la nigeriana Orange Culture o la marfileña Lafalaise Dion, requerida incluso por Beyoncé. Afreximbank ha destinado a la operación casi 500 millones euros, una inversión que planea incrementar hasta alcanzar los 1.000 millones en 2025. Amén de presentar sus historias y narrativas de marca en los desfiles, en Oporto tienen la ocasión de conocer de primera mano los procesos de producción y entender los operativos comerciales que luego podrán aplicar en sus lugares de origen a través de una tutoría de 12 semanas en distintas empresas del muy atareado cinturón industrial textil del norte portugués.

Una modelo en el desfile de Boyedoe, luciendo una prenda de su lujosa colección de 'upcicling' vaquero, el 11 de octubre durante la Portugal Fashion, en Oporto.
Una modelo en el desfile de Boyedoe, luciendo una prenda de su lujosa colección de 'upcicling' vaquero, el 11 de octubre durante la Portugal Fashion, en Oporto.UGO CAMERA

“La nuestra es aún una industria joven y necesitamos aprender de terceros”, continúa Shabell, que refiere además la problemática acuciante de las importaciones de mercancía barata procedente de Asia y el lucrativo negocio occidental de la ropa de segunda mano en África, que llena el continente de basura textil: “Aunque tengamos el conocimiento y haya políticas de desarrollo gubernamentales, sigue siendo caro producir. Para un diseñador es más barato comprar algodón de China que de Malí o Tanzania. Eso mata el mercado”. Revertir la situación, dice, está en manos de jóvenes creadores como el ghanés David Boyedoe, elegido para participar en esta convocatoria de Portugal Fashion por su habilidad para hacer del problema parte de la solución: de los desechos que encuentra a orillas del río Odaw en Accra, arrastrados por la corriente desde el vertedero textil al que va el 40% de las 100 toneladas de ropa occidental usada que inundan a diario el mercado de Kantamanto, sale su lujosa colección de upcicling vaquero, DeÉnim, con piezas que alcanzan los 300 euros.

Ekwerike Chukwuma lo llama “diseñar a propósito para inspirar el cambio, positivo y global”. Nigeriano de Lagos, lleva ya una década empeñado en tal misión a través de Wuman, la marca en la que hace abstracción de la feminidad, la mitología, la espiritualidad y la tradición artesana del occidente africano a través del arte. Chukwuma es, en realidad, un artista poliédrico cuya práctica se centra especialmente en el dibujo y la pintura, de ahí la cualidad plástica de unas prendas que podrían considerarse la versión prêtàporterizada de su obra gráfica. También es lo que añade emoción a la simplicidad geométrica de sus siluetas. Mientras su colección mixta Composition’23 desfilaba el pasado jueves en el Museu do Carro Elétrico, escenario de esta edición de la pasarela de Oporto, se lo podía ver evolucionando con el rotulador sobre el papel, aplicado en su característico tazo laberíntico. Hace apenas una semana se enteraba de que es uno de los nueve finalistas del Amiri Prize, el premio de talentos emergentes impulsado por el diseñador estadounidense de origen iraní Mike Amiri a mayor alcance inclusivo.

Modelos desfilando para TJWho, el 11 de octubre de 2023 en la Portugal Fashion.
Modelos desfilando para TJWho, el 11 de octubre de 2023 en la Portugal Fashion.UGO CAMERA

La beca que le concedió el British Fashion Council en 2020 le ha servido por su parte al keniata Jamie Bryan Kimani para afianzar su marca, Sevaria, que emplea a un par de sastres en exclusiva. Adalid de los derechos LGTBI en su país, aboga en sus diseños sostenibles por una expresión de la individualidad sin género, desafiando el tabú imperante aún en muchos estados al sur del Sáhara, con una relectura de la estética masái en clave queer. “Me hubiera encantado sustituir a Sarah Burton en Alexander McQueen. Sé que tengo el talento, pero, si no tengo la visibilidad, ¿cómo me van a considerar para un puesto así?”, inquiere. No es la única pregunta del millón que plantea: “¿Estamos preparados en África para dar un salto semejante?”. Podría darle respuesta el nigeriano Taju Ibrahim, director creativo de TJWho, enseña de arquitectura urbana masculina que puso su pica en el Flandes de la moda parisina antes incluso de pasar por Oporto.

Una modelo durante el desfile de Judy Sanderson, el 12 de octubre de 2023.
Una modelo durante el desfile de Judy Sanderson, el 12 de octubre de 2023.UGO CAMERA

Que CANEX tenga desde hace tres temporadas escaparate en Tranoi, la principal feria de prêt-à-porter de París (17 marcas presentes el pasado marzo que hicieron negocio por valor de 800.000 euros), es otro de los logros de la política de internacionalización de Portugal Fashion. También lo es que una de las primeras seleccionadas para participar en el programa, Judy Sanderson, sea hoy reconocida como marca lusa. Establecida en Oporto en 2019, la diseñadora sudafricana —que confecciona sus coloristas creaciones con excedentes textiles de firmas de lujo— se trata de tú a tú en el calendario de la moda portuguesa con pesos pesados como Alexandra Moura, Hugo Costa, Pedro Pedro o los españoles Huarte y David Catalán, que volvieron a dar la talla a pesar de las vicisitudes de una edición en la que causaron sonadas bajas Marques’Almeida (centrados en la apertura de su primera tienda en la ciudad), Katty Xiomara y Diogo Miranda, que ha cesado su colección comercial para enfocarse en novias y confección a medida.

Modelo durante el desfile en la Portugal Fashion de la firma Wuman, el 12 de octubre de 2023.
Modelo durante el desfile en la Portugal Fashion de la firma Wuman, el 12 de octubre de 2023.UGO CAMERA

A pesar del impacto de 45,4 millones de euros en valor agregado bruto al PIB luso y cerca de 500 puestos de trabajo de creación directa, según un estudio de la Universidad Católica de Oporto, Portugal Fashion sigue sin tenerlas todas consigo. Tanto que si la inyección de los fondos de ayuda comunitaria continúa retrasándose, la edición de marzo de 2024 podría no celebrarse. Malas noticias para la moda portuguesa, también por lo que le toca a su lucha en favor de la diversidad.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_