_
_
_
_

El Madrid rico se barre más que el pobre: una calle de Chamberí, varias veces al día, otra de Carabanchel, tres a la semana

Un informe de Más Madrid detecta grandes desigualdades en la forma que se limpian los barrios de la capital según el nivel de ingreso de los vecinos o si están dentro o fuera de la M-30

Una trabajadora barre cerca del WiZink Center de Madrid, el 24 de Mayo.
Una trabajadora barre cerca del WiZink Center de Madrid, el 24 de Mayo.
Jacobo García

Un papel que cae en la calle de Juan Bravo apenas tocará el suelo antes de ser recogido. En cambio, si ese papel cae en la calle de General Ricardos, pasará al menos dos días en el suelo hasta que pase a un contenedor. Esta es una de las conclusiones de un informe elaborado por Más Madrid con el que trata de demostrar que los barrios más ricos de la capital son los que más limpieza reciben.

Según este estudio, que analiza calle a calle los tipos de limpieza aplicados en los 21 distritos de la capital (barrido, baldeo, equipo de apoyo …), tres de los distritos más limpios son también los distritos más ricos de Madrid: Chamberí, Retiro y Salamanca. En sentido opuesto, los que se adecentan menos son los más pobres: Villaverde, Villa de Vallecas y Puente de Vallecas. Según estos datos, el 32% de las calles de Chamberí se lavan varias veces al día durante los siete días de la semana, mientras que solo el 7% de Carabanchel se limpia con la misma intensidad. Igualmente, más de la mitad de Carabanchel se barre tres días a la semana, mientras el 30% de Chamberí se barre dos veces cada día. Por otro lado, apenas el 4% de Puente de Vallecas se asea en el máximo nivel de intensidad, frente al casi el 30% de las calles del distrito de Retiro.

El estudio distingue entre cinco niveles de limpieza de acuerdo con su intensidad. En el nivel uno, el más exhaustivo, las calles se barren cinco veces a la semana y todos los días se hace lo que se conoce como “barrido de mantenimiento”, es decir, un operario del servicio de limpieza pasa con el carrito recogiendo envases, colillas, papeles y elementos de cierto tamaño que se encuentren en la acera. Paralelamente, se utiliza el baldeo mixto cinco veces a la semana, o lo que es lo mismo, un camión cisterna con tres operarios pasan regando la calle y recogiendo la basura acumulada en los bordillos junto a una brigada de apoyo.

Las calles en nivel tres, sin embargo, se baldean una sola vez a la semana y se barre manualmente en días alternos. El nivel dos de limpieza es un grado intermedio: se barre manualmente un día y se baldea otro, además de un barrido de mantenimiento tres tardes a la semana, menos en los distritos de Centro, Tetuán, Chamberí, Arganzuela, Retiro, Salamanca y Chamartín, donde el barrido de mantenimiento es diario.

En su estudio, Más Madrid apunta una razón para tan desigual limpieza: el número de votos que recibe el PP. Según la formación opositora, en el mapa de Madrid las zonas con mayor intensidad de limpieza están los barrios donde más apoyo tuvo el Partido Popular en 2019 ―mandato en el que se hicieron las concesiones a las empresas de basura― y las calles que menor nivel de limpieza reciben se corresponden también con las zonas donde menos votos recibió el PP.

Un trabajador recoge basura en los alrededores del WiZink Center, el 24 de mayo.
Un trabajador recoge basura en los alrededores del WiZink Center, el 24 de mayo.
Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Este patrón, sostiene Más Madrid, se repite en varias zonas de la ciudad, y pone como ejemplo Mirasierra, en el distrito de Fuencarral, uno de los barrios de Madrid que más entusiastamente votó al Partido Popular. Mirasierra es también una zona llena de chalets, grandes fincas con piscinas y calles residenciales donde solo hay viviendas. Sin embargo, cruzando la carretera de Colmenar, están los Poblados A y B del barrio de Valverde, donde el apoyo al Partido Popular es más bajo y la intensidad de los servicios de limpieza también.

Otro ejemplo de desigualdad en la limpieza está en Berruguete, el quinto barrio más poblado de Madrid, con una población de 42.329 personas por kilómetros cuadrados. En Berruguete, al haber mayor tránsito de personas, se generan más residuos y, por tanto, se ensucia más. Sin embargo, por el 75% del barrio apenas pasa un camión de limpieza con agua a presión una vez a la semana.

En cambio, en el barrio de Castillejos, también en el distrito de Tetuán, con una densidad de población de 29.054 personas por kilómetro cuadrado, el 65% de sus calles se limpian y/o baldean todos los días, el 35% se limpian con nivel dos y ninguna de sus calles se limpian con nivel tres. Se da la particularidad de que Tetuán está partido en dos por la calle de Bravo Murillo. A un lado de esta, los barrios de Bellas Vistas, Berruguete, Valdeacederas y Almenara son los que más kilómetros acumulan en nivel tres de limpieza, mientras que al otro lado de Bravo Murillo, hacia el este, la mayoría de sus calles se limpian todos los días y de diferentes formas.

Según José Luis Nieto, responsable de Medio Ambiente de Más Madrid, al desequilibrio de la limpieza municipal se suma una mala planificación de las tareas. “Una persona operaria del servicio de barrido manual, si trabaja en la contrata del lote 1 (que incluye Centro, Chamberí y Tetuán) tiene que limpiar de lunes a viernes unos 9.000 metros de viario (1,2 campos de fútbol). Sin embargo, si trabaja en el lote 5, que incluye Puente de Vallecas, Moratalaz, Villa de Vallecas y Vicálvaro, esa misma persona operaria tendría que limpiar de lunes a viernes 26.500 metros. Es más del doble”, ejemplifica.

Otra de las conclusiones del informe es que la desigualdad en la limpieza se repite también con los distritos que están dentro y fuera de la M-30. En este sentido, solo un 8% de las calles fuera de la M-30 se limpian cada día, frente al 27% de las calles dentro. Prácticamente, el 60% de las calles fuera de la M-30 se baldean con agua una única vez en toda la semana.

La metodología empleada se ha hecho a partir de los datos proporcionados por el Ayuntamiento, los kilómetros cuadrados que se limpian en cada uno de los niveles y han calculado el porcentaje de superficie del distrito que se limpia en cada uno de los niveles. De acuerdo a los datos proporcionados por el Ayuntamiento de Madrid sobre las toneladas de basura que entran diariamente en Valdemingómez, los distritos que más residuos producen son, en orden: Centro, Carabanchel, Fuencarral- El Pardo, Puente de Vallecas, Latina y Ciudad Lineal. Muy por debajo están dos de los distritos más intensamente barridos como Chamberí y Retiro.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter sobre Madrid, que se publica cada martes y viernes.

Sobre la firma

Jacobo García
Antes de llegar a la redacción de EL PAÍS en Madrid fue corresponsal en México, Centroamérica y Caribe durante más de 20 años. Ha trabajado en El Mundo y la agencia Associated Press en Colombia. Editor Premio Gabo’17 en Innovación y Premio Gabo’21 a la mejor cobertura. Ganador True Story Award 20/21.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_