_
_
_
_
_

Puente de Vallecas, Latina, Salamanca y Carabanchel pierden más de 3.000 hogares por los pisos turísticos en 10 años

El 77% de los madrileños destina más del 30% de sus ingresos a pagar la hipoteca o el alquiler, según un informe elaborado por Más Madrid

Un cartel denuncia la presencia de pisos turísticos en el centro de Madrid, en agosto de 2023.
Un cartel denuncia la presencia de pisos turísticos en el centro de Madrid, en agosto de 2023.Claudio Álvarez

Mientras los portales inmobiliarios se llenan de pisos turísticos, languidece el crecimiento de la vivienda familiar. La capital solo ha sumado 2.272 hogares en la última década (entre 2011 y 2021), una cifra que resulta de la suma de los nuevos inmuebles construidos, a la que se resta el número de los apartamentos transformados en Viviendas de Uso Turístico (VUT) o los bloques convertidos en hospedajes u oficinas. Los datos están tomados del informe Madrid ciudad tensionada, presentado este jueves por Más Madrid a partir de datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el Ayuntamiento y portales inmobiliarios.

El texto señala que “las zonas con mayor pérdida de vivienda y población se corresponden con las que están padeciendo una mayor intensidad en el proceso de turistificación y, por tanto, donde se registra un alto número de VUT”. El número de viviendas se estanca y los precios se disparan: más del 77% de las familias madrileñas destinan más del 30% de sus ingresos a pagar la hipoteca o el alquiler, según el estudio. José Gálvez, asesor en temas de urbanismo y uno de los autores del informe, ha alertado de que Madrid está ante “una emergencia habitacional”.

Los distritos que más han perdido viviendas para uso familiar en la última década son Puente de Vallecas, con 6.685; Latina, con 5.379; Salamanca, con 3.769; y Carabanchel, con 3.730. Aunque el distrito Centro no figura entre los punteros de los últimos 10 años, ya que solo perdió 395 hogares, sí lideró el periodo de 2001 a 2011, en el que restó 4.391. El informe precisa que esos inmuebles se transformaron en “edificios terciarios [oficinas], hospedaje y viviendas de uso turístico”.

Las VUT han crecido ininterrumpidamente en todas sus modalidades, en los últimos catorce años, según datos de InsideAirbnb citados en el informe. En 2009, la plataforma tenía anuncios de dos apartamentos enteros, una habitación privada y ninguna compartida. Catorce años después, en 2023, había 15.642 apartamentos enteros, 8.733 habitaciones privadas y 279 compartidas.

Aunque llama la atención que distritos como Puente de Vallecas lideren la lista de distritos con mayor pérdida de vivienda por pisos turísticos, según el informe, Más Madrid alerta de un avance de VUT en este sector. El segundo barrio fuera de la M-30 con más alojamientos turísticos es San Diego, en Vallecas, según datos de la plataforma InsideAirbnb. A la fecha, aparece más de 250 anuncios en este barrio, el tercero de menor renta de toda la ciudad. José Gálvez, nombrado esta semana como director de Estrategias de Movilidad en el Ministerio de Transporte, ha reconocido que el dato les ha sorprendido, pero reprocha que la falta de información oficial sobre este tipo de viviendas no permita esclarecer si se trata de alquiler de pisos completos o de habitaciones para uso turístico. EL PAÍS adelantó a principios de marzo de este fenómeno. Una de las explicaciones, según asociaciones vecinales, es que los inversores ven más atractivo invertir en pisos fuera de la almendra central porque les resulta más barato que en el centro y evitan la feroz competencia en la zona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por contra, el informe de Más Madrid muestra que las zonas que han sumado más viviendas familiares son Hortaleza, con 9.373; Villa de Vallecas, con 7.267; y Fuencarral-El Pardo, con 5.800. Más Madrid precisa que “los únicos distritos que están incrementando el número de viviendas son los periféricos que cuentan con nuevos desarrollos, siendo los más significativos donde existen PAUs urbanizados”.

El delegado de Urbanismo del Ayuntamiento, Borja Carabante, ha precisado este lunes en la Comisión de Urbanismo que “unas 243 viviendas VUT en Madrid han vuelto a su uso original”. Al dirigirse a Más Madrid señaló: “Le pueden parecer pocas, pero es que ustedes no regularizaron ninguna. No convirtieron VUT en vivienda residencial”. La Comunidad de Madrid maneja en la región otras cifras de VUT que se han dado de baja y que, por tanto, han vuelto a su uso residencial. Entre 2018 y 2023, se han registrado 3.024 expedientes de baja en toda la región madrileña. El año 2023 fue el que tuvo más expedientes de baja, 835, según cifras aportadas por la Comunidad de Madrid a través del portal de Transparencia.

Más Madrid, que relaciona la pérdida de vivienda de uso familiar con la proliferación de usos turísticos, está a la expectativa del proyecto de la nueva norma de VUT que el gobierno de Almeida presentará en abril. “Nuestro temor es que sea una amnistía para esos 24.000 pisos turísticos ilegales y que se les dé una licencia”, indica Maestre y añade que eso cerraría la puerta a que esos pisos vuelvan a tener uso residencial.

El partido de oposición no cree, sin embargo, que la pérdida de vivienda residencial se resuelva simplemente con la construcción de nuevas viviendas. “No es un problema de oferta. Es falso que haya poca vivienda en relación a la población”, ha indicado el autor durante la presentación.

Zonas tensionadas

El estudio, de 72 páginas, detalla que “el 77% de los madrileños destina más del 30% de sus ingresos para el pago de la hipoteca o el alquiler” e incluso cuatro de cada 10 destinan más del 40%. Esta cifra no solo es desaconsejada por los expertos para mantener unas finanzas sanas en el hogar, también supera el límite fijado por la ley de vivienda para que un distrito sea considerado como una zona tensionada.

Rita Maestre, portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, ha resaltado del informe que “16 de los 21 distritos son zonas tensionadas”, así que ha exigido a las administraciones “que se aplique la ley de vivienda para limitar el precio del alquiler, que se cumpla la normativa de viviendas turísticas, que el suelo público se destine a garantizar el derecho a la vivienda y no al negocio fácil de los fondos”.

Maestre ha anunciado que, junto con Sumar, presentarán una proposición no de ley en el Congreso de los Diputados para reformar la Ley de Vivienda y conseguir que sean los municipios los que puedan solicitar la declaración de zonas tensionadas —que ya no las comunidades autónomas— frente al Gobierno central. El objetivo es sortear “el boicot a la ley de vivienda” de comunidades autónomas como “la de Madrid”, en alusión a la negativa de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, de declarar estas zonas en la región. Aunque este proyecto no cambiaría mucho las cosas en la capital, ya que el regidor, José Luis Martínez Almeida, seguiría previsiblemente la estela de la líder regional, sí beneficiaría a municipios como Getafe o Fuenlabrada, que ya han pedido a Ayuso la declaración de zonas tensionadas, pero en vano.

La vicealcaldesa de Madrid, Inma Sanz, ha rechazado la propuesta de Maestre este jueves y ha recordado que el Ayuntamiento está en contra de este modelo. “Esas medidas no las vamos a aplicar. Nuestra política es incrementar la oferta tanto con la construcción directa con la EMVS y en colaboración pública privada. Tener mucha vivienda a precio asequible”, ha argumentado Sanz en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_