Las películas, el fútbol y los toros rescatan a la Telemadrid de Ayuso

La cadena pública registra un 5,5% de audiencia en mayo, su mejor dato en ese mes en diez años, aunque se queda lejos de la media de autonómicas (8,3%)

Telemadrid
TELEMADRID
31/03/2022
Telemadrid TELEMADRID 31/03/2022TELEMADRID (Europa Press)

Tras registrar en enero su peor dato de audiencia desde marzo de 2019 (4,3%), la nueva Telemadrid de Isabel Díaz Ayuso parece haber encontrado la fórmula para recuperar a parte de sus espectadores perdidos: películas, toros, fútbol y sucesos. Con ese cóctel que ha vitaminado su débil franja de tarde, la cadena pública ha registrado un 5,5% de cuota de pantalla en mayo, su mejor dato en este mes desde hace diez años. Un balance, no obstante, que palidece frente a la media de las televisiones autonómicas en el mismo mes: 8,3% según la medición de la consultora Kantar, que refleja que el dato de la cadena pública madrileña sigue sin ser un buen resultado.

“Han logrado parar la sangría que tenían en la tarde, con todos los estrenos de programas que les fracasaron, porque han vuelto a poner doble película western o clásicos”, resume una fuente del sector, donde se observa al detalle lo que ocurre en la televisión pública madrileña desde que Díaz Ayuso gobierna en solitario (mayo de 2021), lo que le ha permitido despedir a la dirección anterior, colocar al frente de la compañía a un directivo de su confianza (José Antonio Sánchez, votante confeso del PP) y aprobar con Vox dos reformas legales en la Asamblea para controlar la cadena. “La sangría de la tarde les perjudicaba mucho al dato global”, insiste este interlocutor.

Pero en la mejora de las audiencias de mayo hay razones estructurales y coyunturales. Entre las primeras están los informativos, que crecen por tercer mes seguido y se colocan claramente por encima de la media de la cadena (8,8%); el cine en la sobremesa (6,3%); o la vuelta de Atrápame si puedes celebrity a la noche de los viernes (6,2%). Sin embargo, lo que será difícil de replicar en los próximos meses es el éxito de programas vinculados a la actualidad. Así, Telemadrid no podrá contar en lo que resta de 2022 ni con coberturas como la de la ceremonia del Dos de Mayo (16,8%) o la victoria del Real Madrid en la Champions (12,1%); ni con los programas de toros con motivo de San Isidro (la corrida principal logró un 13,5% de share, y la media de la cobertura fue del 8,8%); ni con sucesos como la explosión de un edificio en el barrio de Salamanca de la capital (7,4%).

Una de las únicas bazas que pueden seguir brillando en junio en la cadena madrileña es 120 minutos, el magacín matinal en directo presentado por María Rey que analiza la actualidad de la región. Casi siempre situado varios puntos por encima de la media cadena, su cuota de pantalla supera en ocasiones los dos dígitos (por encima del 10%). Además de obtener buenos datos, su ubicación de 11.35 a 14.05 horas cumple una función muy importante para cualquier cadena generalista: construir un buen lead-in para sus servicios informativos. En este caso, el programa retiene a una buena base de espectadores que hereda el exitoso Telenoticias 1 de Víctor Arribas.

“Los madrileños prefieren la información cercana y disfrutan del entretenimiento que les ofrece su cadena pública”, defendió, a través de un comunicado, la cadena, que se encuentra en el ojo del huracán de la política regional desde hace más de un año.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Así, Díaz Ayuso dejó claras sus prioridades legislativas nada más ganar las elecciones del 4-M: el primer asunto que llevó a la Asamblea de Madrid fue una reforma de la ley de Telemadrid para acabar con la modificación de consenso que habían alcanzado la oposición y el Gobierno de Cristina Cifuentes. Su objetivo era acabar con la etapa de la dirección de José Pablo López al frente del ente público, al considerarla negativa para sus intereses: “Soy la única presidenta que tiene una televisión que le es crítica”, había llegado a decir. Para lograrlo, el PP contó con el apoyo de Vox para terminar con el mandato de López e introducir en la ley la figura del administrador provisional, cargo para el que la presidenta autonómica nombró a José Antonio Sánchez, votante confeso del PP que aparece en los papeles de Bárcenas.

Desde entonces, y pese a que ese cargo no tiene fecha de caducidad, y permitiría al PP mantener su influencia en la televisión incluso si pierde el gobierno, pues no hay mecanismo de destitución, la formación conservadora ha dado una vuelta de tuerca a su control de la compañía. Con el apoyo de Vox, ha reformado la ley de Telemadrid por segunda vez en apenas ocho meses para introducir la posibilidad de elegir al director general del ente por mayoría simple cuando no se alcanza la mayoría de dos tercios de la Cámara (que obliga a entenderse a derecha e izquierda) en la primera votación. El mismo mecanismo se introduce para aprobar la Carta Básica, que fija los objetivos generales de la televisión y radio públicas durante nueve años. Y lo mismo ocurre para elegir a los miembros del consejo de administración, cuyo número se reduce de nueve a cinco..

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS