El PP de Ayuso maniobra para afianzar su control de Telemadrid y elegir al nuevo director general

El partido impulsa la segunda reforma de la ley que regula el ente en ocho meses

Carmen Estañ y Pedro J. Rabadán, presentadores de Telemadrid.
Carmen Estañ y Pedro J. Rabadán, presentadores de Telemadrid.TELEMADRID (Europa Press)

El PP ha registrado este jueves en la Asamblea de Madrid una propuesta para reformar por segunda vez en ocho meses la ley de Telemadrid y afianzar su control sobre la televisión y radio públicas. La iniciativa, a la que accedió EL PAÍS, plantea introducir la opción de la mayoría simple para elegir al nuevo director general del ente, cargo cuyo nombramiento requiere ahora de una mayoría reforzada que obliga a un acuerdo entre derecha e izquierda. El PP quiere tramitar el cambio por lectura única, como ya hizo en julio para destituir a la anterior dirección, incómoda para Isabel Díaz Ayuso. Una fórmula de tramitación denunciada por el PSOE ante el Tribunal Constitucional, que admitió el caso a trámite este mismo martes para estudiar si se han conculcado los derechos de los diputados socialistas al hurtarles la posibilidad de plantear enmiendas.

Nada más ganar las elecciones del 4-M, Díaz Ayuso dejó claras sus prioridades legislativas: el primer asunto que llevó a la Asamblea de Madrid fue una reforma de la ley de Telemadrid para acabar con la modificación de consenso que habían alcanzado la oposición y el Gobierno de Cristina Cifuentes. Su objetivo era acabar con la etapa de la dirección de José Pablo López al frente del ente público, al considerarla negativa para sus intereses: “Soy la única presidenta que tiene una televisión que le es crítica”, había llegado a decir. Para lograrlo, el PP contó con el apoyo de Vox para terminar con el mandato de López e introducir en la ley la figura del administrador provisional, cargo para el que la presidenta autonómica nombró a José Antonio Sánchez, votante confeso del PP que aparece en los papeles de Bárcenas.

Aunque ese cargo no tiene fecha de caducidad, y permitiría al PP mantener su influencia en la televisión incluso si pierde el gobierno, pues no hay mecanismo de destitución, la formación conservadora quiere ahora dar una vuelta de tuerca a su control de la compañía, para lo que necesitará el apoyo de Vox en la reforma de la ley.

Así, su nueva propuesta introduce la posibilidad de elegir al director general del ente por mayoría simple cuando no se alcanza la mayoría de dos tercios de la Cámara (que obliga a entenderse a derecha e izquierda) en la primera votación. El mismo mecanismo se introduce para aprobar la Carta Básica, que fija los objetivos generales de la televisión y radio públicas durante nueve años. Y lo mismo ocurre para elegir a los miembros del consejo de administración, cuyo número se reduce de nueve a cinco.

“Buscan el control total de Telemadrid”, ha lamentado una fuente interna de la compañía, que vive una crisis de audiencias desde que el PP y Vox se hicieron con el control (la extrema derecha exigió recortar un 10% el presupuesto del ente a cambio de avalar el nombramiento de Sánchez como administrador provisional).

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“El consejo de administración está bloqueado por las minorías en la Asamblea que, aprovechando los dos tercios que se exigían legalmente para la sustitución de consejeros han hecho imposible incluso el renovarlo tras el fallecimiento de alguno de sus miembros”, ha justificado un portavoz del PP en la Asamblea regional. “Además, ahora el consejo no representa los resultados del 4-M”, ha añadido, reflejando que, efectivamente, el modelo avalado por Cifuentes buscaba lograr la independencia de Telemadrid con respecto a los ciclos políticos y sus gobiernos resultantes. “El consejo actual finaliza su mandato en agosto y, con la ley tal y como está ahora, podría ocurrir que aprovechando la mayoría de dos tercios exigida actualmente, los consejeros lo siguieran siendo sine die por el bloqueo de las minorías y pese a que la ley dice que los consejeros no podrán renovar su cargo”.

El planteamiento que hace ahora el PP para Telemadrid mimetiza al que ya ha hecho, a través de la ley ómnibus, para la Cámara de Cuentas. Desde 2019, los integrantes de este ente público eran elegidos por dos tercios de la Asamblea, lo que obligaba a un pacto entre todos los partidos sin posibilidad de desbloqueo en caso de desacuerdo. De salir adelante la reforma, el PP podrá usar su mayoría para bloquear esa votación de consenso (que sería de tres quintos) y aprovechar luego un pacto con Vox para controlar el órgano a través de tres votaciones en las que se seleccionarían a siete consejeros por mayoría simple (a razón de uno, tres y tres en cada ronda).

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS