Díaz Ayuso nombra a José Antonio Sánchez, exdirector de RTVE, administrador de Telemadrid

El directivo rubricó el ERE que afectó a más del 70% de la plantilla en la época de Ignacio González

José Antonio Sánchez, en una comparecencia de 2018 como director de RTVE.
José Antonio Sánchez, en una comparecencia de 2018 como director de RTVE.ULY MARTIN

El consejo de Gobierno de Isabel Díaz Ayuso nombrará este miércoles a José Antonio Sánchez como Administrador Provisional de Telemadrid, según ha avanzado Abc y ha confirmado este diario. Director General de RTVE de 2002 a 2004, Presidente de RTVE de 2014 a 2018, y Director General de Telemadrid de 2011 a 2014, cuando la cadena pública madrileña aplicó un ERE al 70% de su plantilla, Sánchez dirigirá la compañía desde este mismo jueves. El directivo, vinculado al PP durante toda su trayectoria profesional, se perpetuará en el poder hasta que los partidos de derechas y de izquierdas alcancen un improbable acuerdo para nombrar a un nuevo director general.

El mandato de Sánchez al frente de Telemadrid no tiene fecha de caducidad. Además, la nueva ley permitirá que permanezca en el cargo incluso si en las elecciones de 2023 cambia el gobierno, porque no hay mecanismo de destitución. De hecho, Sánchez solo dejará el puesto cuando haya un nuevo director general, lo que siempre pasará por un acuerdo multipartito que necesariamente tendrá que contar con la formación conservadora, salvo que se vuelva a modificar la ley.

El PP logra así el control sin ataduras de la compañía, consentido por Vox, que se abstuvo el jueves pasado en la votación de la nueva ley de Telemadrid, permitiendo la destitución de la actual dirección. Si la extrema derecha apoya el nombramiento de Sánchez cuando llegue a la Cámara, el PP sacará adelante su ratificación en segunda vuelta (se requiere mayoría absoluta). Y si no lo hace, y Sánchez no obtiene el apoyo del Parlamento, todo indica que seguirá en el puesto, puesto que la nueva ley no recoge nada en sentido contrario.

Sánchez y Díaz Ayuso se conocen desde hace una década: la actual presidenta era portavoz del PP en la comisión de Telemadrid durante la primera etapa del nuevo Administrador al frente de la compañía. Su nombramiento pone punto final a la etapa de José Pablo López al frente de la compañía. Avalado por PP, Cs y PSOE, el directivo acumuló mejoras de las audiencias al mismo ritmo que desencuentros con el equipo de Díaz Ayuso por la cobertura informativa de la agenda pública de la presidenta. Un asunto que priorizará ahora Sánchez, tan vinculado al PP como para haber reconocido que vota a la formación conservadora, que trabajó para ella hace unos decenios, y que figura en los papeles de Bárcenas, el listado en el que el tesorero de la formación conservadora apuntaba pagos y sobresueldos.

Ocurrió en mayo de 2018, y durante una comparecencia en la comisión mixta del Congreso y el Senado. “Yo estoy en los papeles de Bárcenas, en los papeles manchados de sangre yo nunca estaré”, dijo el entonces presidente de RTVE.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Así, Sánchez fue nombrado director general de RTVE a propuesta del PP de José María Aznar en 2002, y ocupó el cargo hasta 2004, cuando el socialista José Luis Rodríguez Zapatero ganó las elecciones generales. En 2011, Esperanza Aguirre le nombró director general de Telemadrid, casa a la que ahora vuelve, y que abandonó en aquella etapa para retornar a RTVE como presidente entre 2014 y 2018, coincidiendo con los Ejecutivos de Mariano Rajoy.

Fue la etapa de los viernes negros (la plantilla se vestía de luto para protestar contra el bloqueo en la renovación de la dirección del ente); y de la campaña Así se manipula, en la que se relataban malas prácticas y presiones. El Consejo de Informativos de TVE acabó trasladando un catálogo de “manipulaciones” a la Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo.

La misión del nuevo Administrador de Telemadrid es acabar con lo que el PP considera una anomalía: la independencia informativa de la televisión y la radio públicas. “Soy la única presidenta que tiene una televisión que le es crítica”, llegó a decir Díaz Ayuso en 2020. No fue ni el primer ni el último encontronazo de la presidenta con la dirección saliente del ente.

Todo empezó en la campaña de 2019, cuando la televisión pública no cedió a la petición de su equipo de separar lo máximo posible el debate electoral de la cita con las urnas. Desde entonces, las relaciones entre la dirección de la cadena y el equipo de la presidenta solo empeoraron. Díaz Ayuso llegó a decir que el canal “ya no es un servicio público esencial”. También se quejó por carta sobre el contenido de un programa de la cadena. Y la consejería de Hacienda denegó fondos para financiar coberturas concretas bajo el argumento de que el 31 de diciembre de 2020 caducó el contrato programa que regula el día a día del ente. La negociación para renovar ese marco presupuestario fue a cara de perro.

La designación de Sánchez es la consecuencia de todos esos choques. Y es una apuesta cargada de malos recuerdos para la plantilla de la compañía. La mañana del 12 de enero de 2013, 829 de los 1.169 trabajadores de Telemadrid empezaron a recibir la notificación de sus despidos en aplicación del ERE que impulsaba el Gobierno de Ignacio González, y que la justicia declaró luego improcedente. Aquella documentación la firmaba el mismo Sánchez que ahora vuelve a dirigir la cadena.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS