Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los trabajadores de Telemadrid reciben el burofax con su despido

La cadena ha notificado de forma masiva la extinción de los contratos de gran parte de los 829 afectatados

Concentración frente a Telemadrid.

Desde primera hora de la mañana, los trabajadores de Telemadrid han comenzado a recibir en sus domicilios el burofax con la notificación de su despido. Se hacen así efectivas las salidas de los empleados afectados por el expediente de regulación de empleo (ERE). Según la documentación remitida por el director general de Radio Televisión Madrid (RTVM), José Antonio Sánchez, el despido colectivo afecta a 829 trabajadores, de los 1.169 que integran la plantilla del ente público.

Este documento especificaba que la extinción de los contratos se acometería desde la fecha de la firma estampada por Sánchez (10 de enero) hasta el próximo 30 de abril. Pero por el volumen de burofax que ayer estaban en circulación, el comité de empresa estima que una gran mayoría de los incluidos en la lista se irán de una tacada.

A tenor de las categorías afectadas (administrativos, más de la mitad de los redactores de informativos y prácticamente todos los cámaras y técnicos), Telemadrid puede verse en dificultades para emitir los telediarios. Para solventar estos problemas, la cadena podría estar contratando ya los servicios de una operadora privada para asumir el manejo del control central y de otras actividades. A raíz de estos despidos, Telemadrid se quedará sin camarógrafos, productores, realizadores y técnicos. Ni siquiera tendrá maquilladores o peluqueros para retocar la imagen de los presentadores.

El viernes, el comité de empresa desconvocó la huelga indefinida pero mantuvo paros parciales en los informativos. Ante el anuncio de la presentadora María López de emitir un avance del Telenoticias a las 20.00, el comité convocó una asamblea de urgencia en la que se acordó el encierro en la sede de la cadena, en la localidad de Pozuelo de Alarcón, en que se encontraban alrededor de 300 empleados.

A mediodía de hoy han comenzado a abandonar las instalaciones.Los trabajadores percibirán indemnizaciones de 20 días por año, con un tope de 12 mensualidades. Muchos de ellos han estado vinculados a Telemadrid o a Onda Madrid desde su nacimiento, hace casi tres décadas. También una gran mayoría accedió al puesto por oposición. “Muchos pasamos por un concurso público y nuestra plaza fue publicada en el Boletín Oficial de la Comunidad. Siempre he pensado que yo era un empleado público, pero ahora me están robando una oposición”, se quejaba un trabajador. “Se quedan los suyos, los que están fuera de convenio”, aseguraba otro. “Es una purga ideológica”, mantenía un tercero.

Los socialistas han solicitado la convocatoria de un pleno extraordinario de la Asamblea para debatir sobre este despido colectivo que afecta no solo a 829 personas sino “al modelo público de televisión, de la información de la Comunidad, que debe ser profesional, aséptica y útil a los madrileños”, según el portavoz socialista en la comisión de control de RTVM, Miguel Aguado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >