Ayuso ficha al creador de la marca Vox para apuntalar la estrategia del PP de Madrid

La nueva presidenta del partido elige a Rafael Núñez Huesca, uno de sus asesores en el Gobierno, y antiguo colaborador de Abascal, para la organización

La nueva presidenta del PP de Madrid y presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la clausura del  XVII Congreso del Partido Popular de Madrid, el pasado sábado.
La nueva presidenta del PP de Madrid y presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, durante la clausura del XVII Congreso del Partido Popular de Madrid, el pasado sábado.Carlos Luján (Europa Press)

Lo dice Santiago Abascal en el libro Hay un camino a la derecha: el inventor del nombre Vox es el periodista Rafael Núñez Huesca, integrante del núcleo que impulsó el partido a partir de 2014. Casi diez años después, este experto en comunicación política tiene nueva misión: Isabel Díaz Ayuso le dio el viernes la responsabilidad de coordinar el comité de estrategia del PP autonómico, labor que combinará con la de asesor de la presidenta de la Comunidad de Madrid, que desempeña desde 2019. A las puertas de las elecciones municipales y regionales de 2023, esa no es precisamente una tarea menor en una formación volcada en dar “la batalla cultural” a la izquierda para así neutralizar a la extrema derecha, que lucha por seducir a los mismos votantes. Por eso, el partido y Núñez Huesca tienen un mandato claro: “Quiero un equipo que marque mensajes, que sea previsible en sus convicciones, pero sorprendente en sus propuestas”, reclamó la líder durante el congreso que la entronizó como presidenta del PP de Madrid este fin de semana.

“Su tarea será proponer ideas que luego comprará o no el partido, y crear equipos de los que pueda beber ideológicamente la organización, que pongan el oído en el suelo para escuchar cómo respira la sociedad”, resume una fuente conocedora de la tarea de Núñez Huesca, que no tendrá capacidad decisoria y por lo tanto verá sus propuestas sometidas a numerosos filtros, como el del nuevo secretario general, Alfonso Serrano, o la propia presidenta. Porque Díaz Ayuso, dicen sus colaboradores, “adapta e integra en su discurso aquello que le vale de lo que plantean entre todos en su equipo”. Y ahora, con las elecciones de 2023 en el horizonte, busca respuestas para un buen puñado de preguntas electorales.

¿Cómo recuperar a los votantes de Vox sin confrontar abiertamente con el único partido que votará a favor de un hipotético gobierno suyo si no logra mayoría absoluta? ¿Cómo mantener a esos electores tradicionalmente progresistas que apoyaron a Díaz Ayuso en 2021, en plena pandemia, y porque su política menos restrictiva frente al virus les había permitido salvar su trabajo? ¿Cómo convertir al PP regional en “el partido del pueblo” que pregona su presidenta? ¿Y cómo empapar toda la acción política popular de la idea de libertad que patrocina Díaz Ayuso?

Para entender que Núñez Huesca sea uno de los encargados de responder a esas preguntas hay que retrotraerse más de un lustro. Todo empieza con un programa televisivo, El Gato al Agua, de Intereconomía. Hasta allí ha llegado Núñez Huesca, ocasionalmente como presentador, tras haberse mudado de su Alcoy natal a Madrid por invitación de Abascal. Él le ficha para dirigir la comunicación de la Fundación para la Defensa de la Nación Española (Denaes), una asociación nacionalista española que tiene entre sus fines “el cultivo del patriotismo”, y a la que financia, entre otros, el Gobierno regional de Esperanza Aguirre.

Ambos abandonan a la vez el PP (donde Núñez Huesca estaba afiliado) para impulsar Vox: “Hemos cambiado de colores para no cambiar de valores”, justifica entonces Abascal. Cuando el partido no logra representación en las elecciones europeas, el periodista ficha por La Gaceta, y luego acaba presentando ocasionalmente El Gato al Agua. Allí empieza a contar como tertuliana con una desconocida diputada del PP, Díaz Ayuso. Probablemente, el periodista detecta entonces las características que describe muchos años después, este abril, en un artículo publicado en la revista italiana Tempi, y replicado en El Liberal: “El magnetismo personal de Ayuso responde a una desconcertante naturalidad, una cualidad poco común en un dirigente político (...) Habla para la gente como la gente (...) Se ven interpelados como iguales”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
La presidenta de Madrid Isabel Díaz Ayuso (i), abraza al director del Gabinete de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel Rodríguez.
La presidenta de Madrid Isabel Díaz Ayuso (i), abraza al director del Gabinete de la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Miguel Ángel Rodríguez.Carlos Luján (Europa Press)

Mantener ese tono es una de las grandes preocupaciones de Miguel Ángel Rodríguez, el poderoso jefe de gabinete de Díaz Ayuso, y hombre clave en la estrategia de la presidenta. “He conocido a pocas personas más trabajadoras, valientes y divertidas: es listo como un lince, y aunque no debería decirlo mucho, porque me gusta que le teman, una gran persona”, dice de él la líder conservadora. Alrededor del exsecretario de Estado de José María Aznar ha crecido un equipo de asesores que nutre de propuestas al gabinete presidencial. Núñez-Huesca es uno de los nombres destacados de ese grupo. Su salto de la televisión a la política llegó en el verano de 2019, cuando Díaz Ayuso le fichó como asesor para su gobierno con una labor claramente definida.

“Redacción de discursos, creación de argumentarios, elaboración de respuestas parlamentarias. Preparación de informes o dosieres sobre estrategia política y criterio sobre diferentes asuntos”, se lee en el portal de transparencia del gobierno regional, cuya presidenta cuenta con Núñez Huesca tras observar en primera persona cómo se desempeñaba sin ningún complejo, y con la máxima contundencia, en los medios de comunicación.

Rajoy está sepultando el Partido Popular”, decía en 2016.

Dice Aguirre que (en Intereconomía) estamos a la derecha del PP”, recuerda ese mismo año. “Yo estoy convencido de que, como línea editorial, estamos a la derecha de este PP, que ha decepcionado a cuatro millones de españoles que se han ido a la abstención”.

“Podemos es extrema izquierda”, remata, acusando a este partido de haber digerido mal “dogmas (...) del feminismo, ecologismo, animalismo...”

Ahora, Díaz Ayuso está diseñando una renovación a gran escala de las listas electorales del partido para las municipales de 2023. Si su figura llega intacta a esa cita, la gran baza de todos esos candidatos será la marca Ayuso. Pero tanto esos aspirantes como la líder regional necesitarán un discurso, y una estrategia. Desde ahora, una de las voces clave a la hora de establecerlas será la del creador de la marca Vox.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS