Ayuso elige a una política investigada por prevaricación como vicesecretaria del PP

Millán, íntima de la presidenta regional, encabezará la cartera de organización y territorial, e Inma Sanz, la mano derecha de Martínez-Almeida, la de sectorial

Isabel Díaz Ayuso y Ana Millán, en el congreso del PP de Madrid.
Isabel Díaz Ayuso y Ana Millán, en el congreso del PP de Madrid.Claudio Alvarez

Durante media hora larga de discurso, Isabel Díaz Ayuso anima al PP de Madrid a romper con todos los tabúes de lo políticamente correcto. “No hay renovación sin un “¿Y ese quién es?” “Uy, esto le queda grande”. “Este en dos días…”, dice la baronesa este viernes, durante la primera jornada del congreso que le coronará este sábado como presidenta del partido regional. Y entonces, como si parte de su intervención hubiera sido la introducción para lo que va a anunciar, suelta la bomba: Ana Millán, alcaldesa de Arroyomolinos investigada por un presunto delito de prevaricación administrativa, será una de las cuatro vicesecretarias de su nuevo equipo. Con una cartera, además, clave a la puerta de las elecciones de 2023: organización y territorial. Es un mensaje a navegantes: por si alguien tenía dudas, el PP de Madrid, que Díaz Ayuso presidirá con un 99,12% de los votos, está hecho a la imagen y semejanza de la líder, que así también liga su futuro al de Millán.

La presidenta de Madrid y su nueva vicesecretaria son íntimas desde que el mundo es mundo. Díaz Ayuso ya le dio un puesto de peso (la vicepresidencia) en la comisión organizadora del congreso autonómico. Y como la líder conservadora lleva semanas defendiendo que no quería convertir a la organización “en un club de amigos”, el PP pronto se lanza a contar las virtudes de Millán, y a felicitarse por la idoneidad del nombramiento.

“Las denuncias se han convertido en armas políticas que destruyen carreras de gente que luego a lo mejor no ha cometido delitos”, justifica una fuente que cuenta con la confianza de Díaz Ayuso. “El juez, como es su deber, investiga, y si por eso hay un castigo político, en caso de que el acusado sea inocente, no tiene vuelta atrás: ya ha dejado el acta”, añade este interlocutor que resta importancia al caso de Millán.

Para llegar hasta el nombramiento, Millán se cita con el equipo más cercano de la presidenta regional, y le explica pormenorizadamente su situación. Es esta: Millán acaba de declarar como investigada por un presunto delito de prevaricación administrativa, ya que un empresario que obtuvo contratos públicos del Ayuntamiento de Arroyomolinos valorados en más de 600.000 euros entre 2006 y 2011 estuvo pagando a través de una de sus empresas la hipoteca y la comunidad de vecinos de un ático de la entonces concejal. La hoy regidora defiende que los más de 40.000 euros que recibió por esos conceptos, según un informe de la Guardia Civil, eran simplemente el pago por el alquiler de la vivienda.

La conclusión del colaborador de Díaz Ayuso que habla con Millán es que en un lugar como Arroyomolinos (34.000 habitantes) son inevitables ese tipo de coincidencias: “Si no te puedes tomar un café en la única cafetería que hay porque puede contratar con el Ayuntamiento...”, ejemplifican. Y así, Millán pasa el corte para integrarse en una dirección que liderará Alfonso Serrano como secretario general.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además de la alcaldesa de Arroyomolinos serán vicesecretarios de Díaz Ayuso en el PP de Madrid Jesús Moreno (Acción Política), Jorge Rodrigo (Electoral) e Inma Sanz (Sectorial). El nombramiento de esta última política, mano derecha de José Luis Martínez-Almeida en el Ayuntamiento de Madrid, sella definitivamente la paz firmada entre Díaz Ayuso y el regidor tras la tormentosa etapa de Pablo Casado al frente del partido.

Durante la jornada festiva, llena de alabanzas y guiños mutuos, parece imposible que Martínez-Almeida expresara por activa y por pasiva su oposición a que la baronesa concentrara el poder orgánico e institucional, coqueteara con optar a la presidencia, o valorara las ventajas de impulsar una tercera opción. Más si cabe cuando Díaz Ayuso anuncia que Borja Carabante, otro íntimo del alcalde, será vocal, con el propio Martínez-Almeida en el comité de dirección.

“José Luis y yo somos dos mitades como todo el mundo sabe por cuestiones organizativas, el encabezó una lista electoral y yo otra en 2019″, dice la nueva presidenta del PP de Madrid. “Eso fue todo, fuimos dos listas, pero un mismo equipo y a pesar de los momentos tan difíciles que hemos vivido José Luis y yo, especialmente con la pandemia, hemos trabajado por absoluta coordinación y ahora tenemos el reto más importante en 2023 y lo volveremos a afrontar juntos”.

“Comenzamos una aventura apasionante en 2019″, había dicho antes el regidor. “A esta aventura le quedan muchos capítulos”, insistió. “Aquí tienes a tu partner”, añadió sobre el ticket electoral del PP madrileño para las elecciones de 2023.

Pero las heridas abiertas en el PP por la guerra entre Díaz Ayuso y Casado siguen supurando. Ni David Pérez ni Carlos Izquierdo, consejeros del gobierno autonómico que evitaron posicionarse en el conflicto interno, continúan en la dirección del partido, donde sí estarán los consejeros Enrique Ossorio, Javier Fernández-Lasquetty y Paloma Martín. Ana Camins, la secretaria general saliente, íntima de Casado, interviene en el cónclave entre un ambiente enrarecido (”no me oigo”, llega a decir por el parloteo que rodea a su intervención) y es la única que menciona al presidente caído, que es eliminado de los discursos y los vídeos. Y también se borra todo rastro de Ángel Carromero, el factótum del Ayuntamiento que dimitió en pleno escándalo por el supuesto uso, nunca demostrado, de recursos municipales para espiar a Díaz Ayuso y obtener información sobre el contrato público con la Comunidad que permitió a su hermano ganar más de 55.000 euros.

“Quiero jóvenes del Partido Popular. No viejos de Nuevas Generaciones”, espeta la presidenta regional sobre la organización madrileña que controló directa o indirectamente Carromero ya cumplidísimos los 30 años. Es otra forma de resumir los cambios que arrancan con la era Díaz Ayuso: el antiguo colaborador de Martínez-Almeida se ha dado de baja del PP mientras la líder regional diseña a medida su nuevo equipo para las elecciones autonómicas y municipales de 2023.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter diaria sobre Madrid.

Sobre la firma

Juan José Mateo

Es redactor de la sección de Madrid y está especializado en información política. Trabaja en el EL PAÍS desde 2005. Es licenciado en Historia por la Universidad Complutense de Madrid y Máster en Periodismo por la Escuela UAM / EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS