FORMACIÓN PROFESIONAL

Casi 7.000 jóvenes madrileños, “condenados a la precariedad” al quedarse sin plaza en la FP de Grado Medio

Podemos, CC OO, la FAPA Giner de los Ríos y los directores de instituto reclaman un plan de choque para acabar con el “déficit estructural” de plazas

Alumnos y profesores en aulas  del Instituto de Formación Profesional Puerta Bonita (Carabanchel) en sus especialidades de audiovisual y diseño gráfico durante la pandemia de la covid-19.
Alumnos y profesores en aulas del Instituto de Formación Profesional Puerta Bonita (Carabanchel) en sus especialidades de audiovisual y diseño gráfico durante la pandemia de la covid-19.KIKE PARA

María, de 17 años y que vive en Leganés, anda desde el viernes desesperada y como loca buscando opciones. Quería hacer un Grado Medio de Formación Profesional (FP) en Comercio y Marketing en un instituto de su zona. Pero había 30 plazas para 90 aspirantes y se ha quedado fuera. “Fui a por él porque era el que me gustaba, creo que tiene muchas salidas, ahora estoy mirando en otros centros o incluso otros cursos”, cuenta María, que se sintió “muy decepcionada” al ver sus planes tirados por tierra. Tenía claro que no quería hacer el Bachillerato porque hay varias asignaturas que no le gustan un pelo. “Es muy genérico y yo quería ir a lo concentrado y a lo concreto”, explica, al tiempo que reclama al Gobierno regional “que pongan más plazas ya”.

Ella es una de los 6.938 jóvenes de 16 a 18 años condenados a ser ninis en la Comunidad de Madrid, como denuncian Unidas Podemos, CC OO, la Federación de Asociaciones de Padres y Madres (FAPA) Giner de los Ríos y la Asociación de Directores de Institutos Públicos (Adimad). La Consejería de Educación matiza que “el proceso no ha concluido y todavía no hay datos definitivos”, ya que todavía falta la segunda fase de las matriculaciones, con la repesca en cursos con menos demanda y que no eran los deseados.

De las 21.075 plazas sostenidas con fondos públicos disponibles, se han demandado 28.013, sostiene el sector, por lo que casi un tercio de los candidatos han sido excluidos en primera instancia. El Gobierno regional eleva la oferta a 23.028 plazas entre la pública y la concertada y se niega a ofrecer la cifra de inadmitidos, porque “las matrículas se están formalizando entre el lunes y el martes y queda septiembre”.

Más información

“Es un problema crónico, el año pasado fueron cerca de 5.000, pero lo de este año son palabras mayores”, lamenta Esteban Álvarez, presidente de Adimad, que asegura que ellos “venían alertando durante todo el curso de que iba a suceder, pero no se ha hecho nada para evitarlo”. A su juicio, o no hay voluntad política o la consejería es incapaz” de solucionar este mal endémico. Es más, según el diputado Agustín Moreno, de Unidas Podemos, en lugar de ampliarlas, las han recortado. “Estamos volviendo a los niveles del curso 19/20, cuando hubo 21.725 plazas públicas, mientras que el curso pasado fueron 23.466. Hablamos de casi 2.400 oportunidades menos”. Un portavoz de Educación replica que a estos globales hay que sumarles 11.307 y 11.357 plazas respectivamente a ambos cursos de la enseñanza concertada.

Moreno, que recuerda que en muchos casos va a FP el sector más vulnerable del alumnado, afirma que lo sucedido “es muy grave, demuestra la incompetencia del Gobierno de Ayuso y es fruto de una estrategia deliberada de desviación de alumnos a la privada”, ya que “en 10 años el alumnado que estudia FP en concertados y privados ha aumentado del 27% al 44%”. “Al negar plazas públicas a miles de alumnos, se los deja en la calle o se los arroja en brazos del sector privado, con academias que a veces no reúnen condiciones de calidad”, asegura el representante de Podemos. Los Grados Medios son gratuitos en la pública y la concertada, pero en la privada, la única salida para los inadmitidos que se lo puedan permitir, “pueden costar entre 4.000 y 5.000 euros”.

La versión de Educación es radicalmente opuesta: “La Comunidad lleva varios años incrementando las plazas. Para el curso que viene son 4.000 más, un 18,3%, mientras que el 2020/2021 fue de más de 1.700, casi un 10%”. “No tiene sentido que el próximo curso vaya a haber menos plazas, cuando la tendencia es al alza. Cada vez hay más demanda y cada vez ofertamos más”, reitera el portavoz, para añadir que “se han implantado nuevos perfiles profesionales y se ha autorizado el aumento de la oferta de ciclos ya implantados”.

Sin embargo, Isabel Galvín, responsable de enseñanza de CC OO, defiende que “la sobredemanda se situaba en torno al 20% en los cursos anteriores y este es del 32,9%, por lo que se confirma un déficit estructural que solo se puede resolver mediante un plan urgente para mejorar y ampliar la oferta, para abrir los grupos necesarios, ampliar plantillas y mejorar la dotación de los centros”. “Que no se quede ningún joven sin oportunidades”, reclama.

“Es un auténtico desastre, un perjuicio enorme, porque se los condena a una tremenda precariedad, sin posibilidad de continuar su formación en una comunidad con una tasa de paro juvenil del 33%”, resume Álvarez, a quien le parece “especialmente grave y sin justificación posible” que esto ocurra en la región con el PIB per cápita más alto, algo en lo que también incide Moreno, que recuerda que “Madrid es la comunidad que menos invierte en Educación, un 2,2% del presupuesto frente al 4,2% de la media nacional, el 5% recomendado por la nueva ley y el 7% en Finlandia”. “No es aceptable que se escatime en un sector educativo fundamental para mejorar la cualificación y la calidad del empleo”, anota Moreno.

Frente a este funesto panorama, Educación destaca que “a falta de finalizar el periodo ordinario de matriculación y del mes de septiembre, cuando también se registran matriculaciones, hay más de 1.700 plazas vacantes, de los que una gran parte corresponden a ciclos con una alta tasa de inserción laboral”.

Matriculación telemática

Desde el punto de vista de los padres, Carmen Morillas, de la Giner de los Ríos, explica que la matriculación, que este año ha cambiado y es 100% telemática, “es de comedia, un calvario”, porque se requieren horas para presentar los papeles mientras que, en cambio, para cubrir las vacantes en opciones que no eran las elegidas es presencial y se hace con la plaza “el que antes llegue”.

Morillas censura la “falta de plazas, medios y recursos” que sufre la FP, que está “dejando en la cuneta a chavales que son menores de edad” y pide que se abran más ciclos de Grado Superior. La viceconsejera de Política Educativa, Rocío Albert, ha defendido que están haciendo “todo lo posible” para que todos los alumnos se puedan incorporar, pero centrándose en aquellos que “verdaderamente tienen inserción”. “No vale de nada crear un ciclo del que salen un montón de titulados y no van a poder incorporarse al mercado laboral”, ha apostillado.

Para aclarar el asunto, Podemos ha exigido la comparecencia en la Asamblea del consejero de Educación, Enrique Ossorio, al tiempo que reclama que se ponga fin a “esta situación de emergencia en la FP” con un plan de choque que permita atender la demanda insatisfecha este septiembre, con la contratación de profesores y personal para abrir las aulas taller en turno de tarde. El presupuesto puede salir de los fondos covid europeos, cuyo destino concreto en la región se desconoce, según el sector. También pide una mesa “con la comunidad educativa y los agentes sociales” para elaborar un plan estratégico a medio plazo, cuyo fin sea doblar el presupuesto educativo y “fortalecer seriamente la FP”. Álvarez advierte de que, tras los 7.000 damnificados del Grado medio, vendrán los de Grado Superior, cuyos datos se conocerán también esta semana. Teme que las cifras sean “escandalosas”, superiores a las del curso pasado, cuando hubo 20.000 inadmitidos.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50