Agresiones físicas

El juez envía a prisión al detenido por la agresión a un sanitario en el metro de Madrid

La Fiscalía había pedido su ingreso en la cárcel como supuesto autor de un delito de lesiones graves y por sus antecedentes policiales

Un hombre golpea a un sanitario en el metro de Madrid por pedirle que se pusiera la mascarilla.

El titular del Juzgado de Instrucción número 46 de Madrid ha ordenado esta tarde el ingreso en prisión provisional comunicada y sin fianza de Juan Camilo L. C., el joven de 19 años que fue detenido y acusado de haber golpeado a un enfermero el pasado jueves en el metro de Madrid, según han confirmado a EL PAÍS fuentes judiciales. El magistrado ha entendido que existen indicios suficientes de que haya podido cometer un delito de lesiones graves, por lo que ingresará esta misma tarde en la cárcel. Esta es la calificación inicial y podría cambiar a lo largo de la instrucción en función de la evolución del sanitario, que fue intervenido el pasado lunes.

El magistrado, que instruye el caso y que además estaba hoy en funciones de guardia de detenidos, ha citado a declarar el próximo 8 de septiembre entre las 12.45 y las 13.35 al enfermero y a cinco testigos que viajaban el pasado jueves 15 de julio en la línea 1 de metro de Madrid cuando se produjo la agresión, a la altura de la estación de Alto del Arenal, según las citadas fuentes.

Más información

El supuesto autor fue detenido la tarde del lunes, después de que la Policía Nacional pidiera la colaboración ciudadana para identificarlo y se difundiera un vídeo en el que se veía cómo un joven golpeaba en un ojo al enfermero y este quedaba de rodillas, mientras su agresor le soltaba: “Que te quede claro. Ojalá te mueras, gilipollas”. Instantes antes le había pedido que se pusiera la mascarilla. Los investigadores tratan de determinar si en la agresión utilizó un puño americano o, por el contrario, se clavaron en el ojo unas gafas de sol. En el vídeo de 20 segundos grabado por un pasajero, se ve cómo estas lentes se quedan en un asiento tras recibir el golpe. El vídeo se hizo viral en las redes sociales y recibió muchísimos comentarios de apoyo al sanitario.

La agresión fue grabada también por las cámaras de los vagones del suburbano. El suceso se produjo alrededor de las diez de la noche del pasado jueves en la estación de Alto del Arenal (línea 1), en Puente de Vallecas, y en auxilio de la víctima acudieron los vigilantes de seguridad de Metro de Madrid, que llamaron al Samur-Protección Civil tras comunicarse con el puesto de mando de la empresa de transporte. Los sanitarios estabilizaron al herido y lo llevaron con pronóstico grave al hospital 12 de Octubre, que es precisamente el centro donde trabaja. La víctima ha sido operada este lunes en el hospital, si bien hay que esperar a su evolución para conocer si ha perdido parte o la totalidad de la visión en uno de sus ojos.

El uso de la mascarilla es obligatoria en los medios de transporte público, incluidos andenes y estaciones de viajeros y teleféricos, al igual que en los vehículos de hasta nueve plazas, incluido el conductor, si los ocupantes de los turismos no conviven en el mismo domicilio, según las medidas impuestas por la Comunidad de Madrid.

Los acompañantes del supuesto autor se presentaron el lunes por la mañana en dependencias policiales y le identificaron ante los policías. Los agentes de la Brigada Móvil —especializada en los delitos cometidos en el transporte público— se apostaron en los aledaños de su vivienda, en el distrito de Villaverde, y lo arrestaron esa misma tarde. Se había cambiado el color del pelo y acudía a su domicilio a recoger ropas y enseres para ocultarse de la policía o incluso para huir del país.

La Fiscalía de Madrid había pedido su ingreso en prisión, dado que carece de permiso de residencia en España. Existía un riesgo de fuga flagrante para “inhibirse de la acción de la justicia”, según fuentes del Ministerio Público. El detenido tenía antecedentes por delitos y robos contra el patrimonio, según fuentes policiales, que confirmaron que además tenía una petición de busca y captura de un juzgado de Palma de Mallorca y otra de localización por parte de un juzgado de Alicante.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50