Díaz Ayuso elige como número dos de su lista al consejero que ha gestionado la pandemia en Madrid

Ruiz-Escudero, el titular de Sanidad, desplaza a David Pérez, que ocupó ese puesto en 2019

Isabel Díaz Ayuso y Enrique Ruiz-Escudero, el miércoles 24 de marzo.
Isabel Díaz Ayuso y Enrique Ruiz-Escudero, el miércoles 24 de marzo.A.Martínez Vélez. POOL/Europa Press (Europa Press)

Todos contra Isabel Díaz Ayuso, y Díaz Ayuso contra Pedro Sánchez. La idea que resume la estrategia de los principales partidos en la carrera electoral hacia el 4 de mayo quedó ayer sintetizada en una decisión: la presidenta de Madrid anunció que el número dos de su lista será Enrique Ruiz-Escudero, responsable como consejero de Sanidad de gestionar la crisis del coronavirus, e inmediatamente provocó las quejas de sindicatos y oposición contra un político que se ha distinguido por discrepar de la estrategia del Gobierno central. La presidenta, concede una fuente popular, plantea su campaña en oposición a Sánchez, y Ruiz-Escudero es una de sus banderas en esa guerra.

Más información
Cantó no se inscribió a tiempo en el censo de Madrid
El pulso epistolar entre Ayuso y Sánchez
Isabel Díaz Ayuso choca con la dirección del PP por el encaje de Toni Cantó en su lista

“Es el ejemplo claro de que el PP y su lideresa respeta muy poco a los profesionales de la Sanidad Pública y de las residencias de mayores y centros de día”, dijo Mariano Martín-Maestro, secretario general de CC OO Sanidad Madrid. “Representa el abandono de los mayores en las residencias, durante los peores momentos de la pandemia, el abandono a los profesionales que los cuidaban, y es la viva voz de Ayuso”.

“Es una tomadura de pelo optar por una persona que ha demostrado que sus políticas no se basan en la evidencia científica, sino en sus creencias políticas y visión del mundo liberal”, amplió Alda Recas, de la Asociación Madrileña de Enfermería.

“Corrobora que [Ayuso] avala el drama de las residencias y que su hoja de ruta sigue siendo que Madrid sea la Comunidad en la que los ciudadanos están más en contacto con el virus”, lamentó Mónica García, de Más Madrid.

El PP aspira a una campaña de contraposición entre Díaz Ayuso y Sánchez, explica una fuente conocedora de su estrategia. En el juego de dicotomías que plantea la formación conservadora —comunismo o libertad; hostelería abierta o cerrada; gestión con iniciativa o reactiva frente a la pandemia—, el consejero de Sanidad es un símbolo de que Madrid ha afrontado la lucha contra la pandemia a su manera, chocando en múltiples ocasiones con la estrategia del Gobierno central. En consecuencia, ayer su nombramiento recibió un apoyo unánime del PP de Madrid y el nacional.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

“El papel que ha desarrollado liderando la lucha contra la pandemia en Madrid ha sido fundamental”, dijo Cuca Gamarra, portavoz del PP en el Congreso.

Hospital Zendal

Ruiz-Escudero ha impulsado y defendido algunas de las decisiones más polémicas del Ejecutivo: los cribados masivos con test de antígenos, los confinamientos por zonas básicas de salud, la construcción del Hospital Enfermera Isabel Zendal, o la insistencia en que el aeropuerto de Madrid-Barajas es el foco principal de la enfermedad en la región, tesis que no sustentan las estadísticas oficiales. El consejero también chocó con Ciudadanos por la gestión de las residencias, donde han muerto 6.000 ancianos en lo que va de crisis.

En total, más de 23.000 personas han fallecido en Madrid desde marzo de 2020, donde se han detectado más de 626.000 contagiados, y más de 101.000 personas han sido hospitalizadas. Cifras mastodónticas que han obligado a los profesionales sanitarios a un esfuerzo sin precedentes, que la Administración ha acompañado con la contratación de 10.000 especialistas. En paralelo, han sido constantes las protestas sindicales, últimamente por el incumplimiento de la promesa de reforzar la Atención Primaria.

Todos esos datos colocaron a Ruiz-Escudero en el ojo del huracán. El nombramiento de Antonio Zapatero como viceconsejero pareció restarle un poder que ahora recupera simbólicamente. Hay elecciones en Madrid, y Díaz Ayuso ya mueve ficha: su asesor más criticado es el más reforzado.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS