El ERTE de Ifema pone en riesgo la celebración de Fitur, según el comité de empresa

Los sindicatos ven en el expediente el paso previo a la privatización de la institución ferial por parte del PP

Pabellón de las comunidades autónomas en Fitur.
Pabellón de las comunidades autónomas en Fitur.SANTIAGO BURGOS

La celebración de la feria más importante del calendario madrileño, la Feria Internacional del Turismo (Fitur, entre el 19 y el 23 de mayo), corre un grave riesgo con el expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) de Ifema. Así lo han denunciado esta mañana el comité de empresa de la institución y los máximos responsables de UGT y CCOO en la región en una rueda de prensa, en la que también han denunciado que este expediente puede ser el paso previo por parte del PP para privatizar la empresa pública. El ERTE entró en vigor este lunes y afecta a los 432 empleados durante seis meses, con reducciones de empleo y sueldo de hasta el 70%.

El presidente del comité de empresa, Carlos Rodríguez Sierra (UGT), ha recordado que la Institución Ferial de Madrid (Ifema) es el segundo motor de la región, tras el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. En su opinión, con la plantilla funcionando al 50% por el ERTE, no se pueden preparar todas las ferias previstas para este año, que se han agrupado en los tres próximos trimestres del año. “Organizar una feria lleva unos seis meses y con compañeros trabajando al 30% de la actividad no se puede garantizar que Fitur se lleve a cabo. Corre un grave riesgo”, ha destacado Rodríguez Sierra. Este ha recordado que la feria fue declarada en el Boletín Oficial del Estado como “de excepcional interés público” y que los hoteles de Madrid, Toledo y Guadalajara se llenan durante su celebración, dado que atrae a miles de visitantes. La última edición, celebrada el año pasado antes de la pandemia, supuso un beneficio para la región de 333 millones de euros. En ella participaron 11.040 empresas de 165 países o regiones, 150.089 profesionales y 111.089 visitantes de público general, según la página oficial de Ifema.

Los representantes del comité de empresa han recordado que toda la plantilla estuvo trabajando durante el estado de alarma para que el hospital de campaña y el albergue municipal funcionaran sin incidencias. El secretario general de CCOO en Ifema, Pedro Rosillo, ha recordado que el ERTE se ha presentado por causa de fuerza mayor debida a la minoración de la actividad, pese a que la institución ferial tiene un remanente de tesorería de unos 80 millones de euros. “Es un ERTE oportunista, cuyos intereses espurios no logramos entender. Aparte de las instalaciones, Ifema es propietaria de 61 ferias, como Fitur, Arco, Mercedes Madrid Fashion Week, por lo que tiene el patrimonio de negocio que garantiza su actividad”, ha criticado Rosillo. Este también ha reprochado que una empresa pública acuda a los fondos del SEPES y de la Seguridad Social -”también públicos”- para pagar el ERTE a la plantilla. “Al ser una empresa pública, debería contar con los mecanismos propios para pagar las nóminas de los trabajadores. A esto se le llama canibalismo institucional con los trabajadores públicos”, ha añadido. Ifema es un consorcio integrado por el Gobierno regional, el Consistorio de la capital, la Cámara de Comercio -cada uno de ellos, con un 31%- y la Fundación Montemadrid, con el 7% restante.

El secretario general de UGT Madrid, Luis Miguel López Reillo, ha sido especialmente crítico con la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso: “Por un lado dice que hay que reactivar la economía y ayudar a la hostelería y la restauración y por el otro, les está quitando oportunidad al cerrar la actividad de Ifema”. López Reillo cree que, detrás de este ERTE, hay un interés por parte del PP de que la institución ferial entre en pérdidas durante dos años seguidos y justificar así la privatización. “Al PP no le importa que funcione. Lo han dejado bien claro y patente, como ya ha ocurrido con Radio Televisión Madrid. No veo ninguna otra historia”, ha destacado. López Reillo ha recordado que en la región hay más de 150.000 trabajadores en ERTE.

Movilizaciones de los trabajadores

Su homólogo en CCOO, Jaime Cedrún, ha pedido que se paralice de manera inmediata el ERTE y que la empresa se siente a negociar con los trabajadores. También ha recordado que ya se ha iniciado el periodo de vacunación y que se espera que “en cuatro meses se levanten todas las restricciones”. De ahí que, en su opinión, sea necesario que Ifema tenga listas todas sus ferias hasta finales de año. “Va a haber movilizaciones y una campaña para informar a la sociedad de lo que está pasando con Ifema. Creemos además que existe base jurídica para tumbar este ERTE”, ha afirmado Cedrún. Los trabajadores tienen previsto manifestarse cada viernes ante la sede del Gobierno regional, en la Puerta del Sol, y en la plaza de Cibeles, ante el Ayuntamiento de Madrid. Comenzarán el próximo 26 ante el Ejecutivo autonómico. De hecho, culpan a estas dos instituciones y a sus dos máximos responsables -Isabel Díaz Ayuso y al alcalde José Luis Martínez-Almeida- de ser los promotores del ERTE, a través del comité ejecutivo de la institución.

El presidente del comité de empresa ha destacado que los dos primeros días del ERTE están siendo “un desastre” y que están recibiendo muchas llamadas de trabajadores que no saben cómo ni cuándo les toca trabajar. “Solo el mantenimiento de las instalaciones ya requiere todo el 50% de la actividad que ha fijado de media el expediente. Estamos pendientes de que se apruebe una planificación a lo largo de esta semana”, ha mantenido Rodríguez Sierra. Este ha añadido que no se ha producido ninguna negociación con la empresa y que lo ha impuesto de manera urgente. “Las autoridades laborales lo han contestado en cuatro días, por lo que creemos que se han movido para acelerarlo, porque esta rapidez no se ha dado en otros ERTE”, ha añadido.

Fuentes de Ifema, consultadas por EL PAÍS, han declinado dar su versión sobre el ERTE y la rueda de prensa del comité de empresa, como ya han hecho en otras ocasiones.

El conflicto por las facturas del hospital de campaña

Uno de los puntos que más problemas contables está generando a Ifema es el no haber cobrado las facturas del hospital de campaña instalado en sus pabellones durante el estado de alarma.

Según ha denunciado el comité de empresa, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso se ha negado al pago de estas facturas -que rondarían unos 10 millones de euros-, al alegar que se trata de una intervención de los pabellones por motivos de necesidad. El comité también afirma que esa cantidad supondría lo mismo que tiene previsto ahorrarse la institución ferial con el ERTE. Además, no han sido computadas en las cuentas del ejercicio pasado. "Si todas las empresas que han trabajado allí ya han cobrado, no entendemos por qué Ifema no lo ha hecho también. Es decir, que lo que no paga la Comunidad de Madrid lo tienen que pagar los trabajadores de Ifema", ha criticado el presidente del comité de empresa, Carlos Rodríguez Sierra.

El Ayuntamiento de Madrid sí ha pagado el uso del pabellón destinado a albergue temporal para las personas sin hogar de la capital. Ha desembolsado 1,5 millones de euros, además de bonificaciones fiscales para la institución ferial, según Rodríguez Sierra. "Si se hubiera cobrado de la Comunidad de Madrid, se habría podido entrar en beneficios en 2020 y salvar Ifema hasta 2023", ha mantenido el presidente del comité de empresa.


Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS