El embajador que no dejó de viajar en plena pandemia

El representante de la India en España acudió a los puntos más distantes de la península para atender a sus compatriotas

Entrevista a Sanjay Verma, embajador de la India en España, en la sede de la embajada en la avenida de Pío XII.
Entrevista a Sanjay Verma, embajador de la India en España, en la sede de la embajada en la avenida de Pío XII.ADOLFO BARROSO

Ni la pandemia por el coronavirus ni el estado de alarma lograron detener al embajador de la India en España. Sanjay Verma continuó con sus viajes oficiales por todo el país para atender a los compatriotas que lo necesitaban o para mantener su actividad diplomática. Visitó puntos tan distantes como San Sebastián, Barcelona, Valencia, Marbella o Ronda. “Soy el embajador que sin duda más viajó durante esos meses, pero siempre por motivos de trabajo”, dice con cierto orgullo. Esa actividad la compaginó con informes diarios a su Gobierno en los que detallaba cómo se estaba luchando contra la covid-19 en España.

Sanjay Verma nació en Agra, la ciudad donde se levanta el Taj Mahal, hace 56 años. Licenciado en Ciencias Económicas y máster en Estudios Internacionales, fue jugador universitario de hockey, el deporte nacional de la India. Lleva 31 años en la carrera diplomática, lo que le ha permitido estar en puestos destacados en Hong Kong, Manila, Nueva Delhi, Katmandú, Pekín, Dubái y Addis Abeba, además de desempeñar diversos puestos en el Ministerio de Asuntos Exteriores en Nueva Delhi. “Cuando me ofrecieron ser el Embajador de España, lo acepté con sumo agrado. Siempre había trabajado en el área de Asia y parte de Asia y lo vi como una oportunidad de salir de mi zona de confort”, explica en un correcto inglés. “También fui jefe de protocolo en Nueva Delhi durante tres años y coordiné más de 50 encuentros de alto nivel. El venir a España fue también una recompensa a ese duro trabajo”, añade.

Más información
30-01-2021. Entrevista a Jean-Michel Casa, embajador de Francia en España. Residencia oficial c/Serrano. Adolfo Barroso
El embajador que se formó en plena Movida
6-02-2021 Entrevista a Hassan Ghashghavi, embajador de Irán en España. Despacho oficial, distrito Chamartín. Adolfo Barroso
Un revolucionario que se hizo defensor de los derechos humanos

Verma se hizo cargo de la legación de su país en España en noviembre de 2018, lo que le permitió conocer la capital mucho antes de la pandemia. De hecho, tuvo encuentros con los responsables del Ministerio de Asuntos Exteriores antes del confinamiento. “Ambos países están muy relacionados. Cristóbal Colón quería ir a India, pero un error geográfico le llevó a descubrir América. Pese a la distancia, por nuestras naciones han pasado diversas civilizaciones, gracias a lo cual ambos países se sientan cómodas con la diversidad y la apertura cultural. Eso sí, tenemos que fortalecer las relaciones económicas, políticas y culturales”, afirma el diplomático, que recuerda que en la India viven 1,35 millones de personas (el 15% de la población mundial).

Ahora, toda esa actividad diplomática se ha reducido a videoconferencias y llamadas telefónicas. Eso no impide que en el horizonte esté que Pedro Sánchez visite su país este año, si el coronavirus lo permite. “Queremos que se normalice la situación y que las cifras de intercambio comercial y de negocios vuelvan a como antes de la pandemia”, reconoce el Embajador. Unas 200 empresas españolas trabajan en el país asiático, lo que produce una inversión de unos 3.000 millones de euros. Las 50 compañías indias que operan en España generan unos 1.500 millones de euros.

Durante el estado de alarma, el embajador envió a su gobierno un informe diario de cómo avanzaba la enfermedad en España y de las medidas que estaban tomando las autoridades sanitarias. Entre ellos, por ejemplo, qué tipo de agujas y jeringuillas se deben utilizar para la vacuna de Pfizer. “El trabajo de embajador es duro y estresante, pero lo bueno es que es muy diverso todos los días. Antes de la pandemia, lo mismo tenía una reunión con empresarios o con diplomáticos, que me tocaba a ir a ver al Real Madrid, tenía una reunión con Carolina Marin o terminaba la jornada con una cena con diferentes personalidades españolas. Ahora todo eso ha cambiado, pero ojalá que lo podamos retomar pronto”, destaca el diplomático, que añade que en cuanto pueda se vacunará. “Soy una figura pública y voy a hacerlo sin miedo. Creo que puede ser un buen mensaje para el resto de las personas”, apostilla. De fondo, suena la música de grupos españoles de los años sesenta y setenta.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Entrevista a Sanjay Verma, embajador de la India en España, en la sede de la embajada en la avenida de Pío XII.
Entrevista a Sanjay Verma, embajador de la India en España, en la sede de la embajada en la avenida de Pío XII.ADOLFO BARROSO

El Gobierno indio puso en marcha durante la pandemia la llamada operación Vande Bharat para repatriar a los compatriotas que se quedaron en España. Se trataba sobre todo de estudiantes, profesionales que viajaron para una corta estancia y turistas.

Ahora los datos en su país son más bajos que hace meses y representan el 0,76% de los casos globales. “Han muerto 150.000 personas, cuando tenemos 28 veces la población española. Podemos decir que la pandemia ya ha entrado en fase de finalización”, describe Verma. Para ello, parafrasea a William Shakespeare: “Es como un invierno de incertidumbre que da paso a un verano glorioso”.

La población india en España ronda las 80.000 personas, de las que unas 30.000 ya tienen pasaporte español, según datos del Embajador. Se concentran sobre todo en Barcelona, Madrid, Canarias y Valencia. Suelen ser estudiantes universitarios, investigadores postdoctorado, profesionales, consultores y delegados de empresas, además de dueños de restaurantes y compañías de servicios. Cada año visitan España unos 250.00 indios por ocio. “El número sería más alto si los trámites para pedir el visado con España fueran más fáciles. Hemos detectado que mucha gente entra por otros países de la zona Schengen y luego vienen aquí”, relata el diplomático.

“Nuestra comida se basa mucho en lentejas, garbanzos, pollo y vegetales. A diferencia de la española en la que se cocinan poco los productos, nosotros los hacemos mucho y le añadimos hasta 20 especies para un único plato”, comenta el diplomático. “En Madrid, son muy buenos los restaurantes Benares y Swagat”, añade.

Un enamorado del flamenco en directo

13-02-2021 Entrevista a Sanjay Verma, embajador de la India en España, en la sede de la embajada Avenida Pio XII. Adolfo Barroso
13-02-2021 Entrevista a Sanjay Verma, embajador de la India en España, en la sede de la embajada Avenida Pio XII. Adolfo BarrosoADOLFO BARROSO

Encima de un mueble del despacho oficial del embajador, hay una guitarra española de color azul. Es un regalo que hicieron los dueños del Teatro Flamenco Madrid, en la calle del Pez, al Embajador Sanjay Verma, como reconocimiento a uno de sus gustos culturales más destacados: el flamenco. De hecho, siempre que tenía una visita de su país le llevaba a este local para que vieran el espectáculo. También ha promovido que artistas españolas viajaran a la India para actuar allí. En plena pandemia, trajo incluso grupos de su país para que actuaran en los Teatros del Canal y en el Auditorio Nacional.

El embajador reconoce que le encanta coleccionar antigüedades, pasear por el Rastro, visitar galerías de arte y disfrutar de la cocina española en restaurantes como Casa Lucio o Puerta 57, entre otros muchos. Lo que también le llama mucho la atención son las puestas de sol de Madrid o el disfrutar de parques como la Casa de Campo o los bosques que rodean Puerta de Hierro. Menciona que, entre los diplomáticos extranjeros que están destinados aquí se dice que Madrid como destino diplomático, "puede que sea el secreto mejor guardado del mundo". “Esta ciudad es tanto tradicional como moderna: recuerda su pasado, vive su presente y está muy abierta al futuro”, resume. Verma dedica cada día unos 20 minutos a practicar yoga para ganar flexibilidad, sobre todo, con su espalda. “Lo mejor del yoga es que, tras aprender la técnica, se puede hacer en cualquier lugar, y además de ganar flexibilidad, las técnicas de respiración son muy beneficiosas para cuerpo y mente”, concluye.




Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS