La crisis del coronavirus

Madrid sufre en Navidades al menos 20 brotes en bares y restaurantes

Epidemiólogos consultados creen que solo representan la punta del iceberg

Clientes en terrazas de la Plaza Mayor de Madrid.
Clientes en terrazas de la Plaza Mayor de Madrid.Manu Fernandez / AP

Madrid empieza a notar el temido repunte de coronavirus por las fiestas navideñas. La Comunidad ha informado este viernes de que ha detectado 20 brotes en la hostelería en los últimos diez días, unos números que han motivado el anuncio de más inspecciones y una próxima reunión con el sector. Podría ser solo la punta del iceberg, ya que según los epidemiólogos muchos brotes no son identificados debido a que requieren un estudio detenido y el rastreo de los casos.

La información sobre brotes en hostelería madrileña es inusual y la han dado las autoridades sanitarias regionales en su rueda de prensa de seguimiento semanal, donde han informado de que la incidencia del virus está creciendo. De los 40 brotes estudiados desde el inicio de diciembre en el sector de hostelería y restauración, 20 se han producido en los últimos diez días. Esto supone 130 nuevos casos confirmados de covid-19 y más de 300 contactos estrechos en seguimiento, ha dicho la directora general de Salud Pública, Elena Andradas.

Madrid ha apostado por un enfoque permisivo con la hostelería que conlleva riesgos. Se trata de lugares que reúnen varios factores de peligro: son espacios cerrados y es inevitable quitarse la mascarilla para comer y beber. Si están mal ventilados y la exposición es prolongada se convierten en terreno fértil para que el coronavirus se expanda.

A pesar de este aumento de contagios colectivos, los responsables sanitarios descartan imponer nuevas medidas restrictivas. Lo que sí van a hacer es aumentar las visitas de inspectores. Según ha descubierto la Consejería de Sanidad, se produce un alto incumplimiento de las normas de aforo o distancias de seguridad entre mesas.

Los inspectores han detectado que entre un 31% y un 39% de los incumplimientos son por motivo de aforo y el 25% son por problemas de higiene, limpieza y desinfección. Solo en un 20% de las visitas han impuesto sanciones, porque en el 65% veces el expediente se resuelve con una labor “educativa”, ha explicado Andradas. El consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ha anunciado una reunión con el sector.

Los responsables de la consejería no han dado los nombres de los establecimientos donde se han producido brotes o donde ha habido infracciones. Un portavoz de la consejería se ha negado a dar esa información.

Epidemiólogos consultados advierten de que muchos brotes en bares y restaurantes pasan desapercibidos, sobre todo en una comunidad como Madrid que no ha invertido en rastreo. El último informe semanal de la Comunidad de Madrid da una cifra de 14.822 casos en los últimos 7 días y solo 42 brotes, muy pocos para tantos contagiados.

“Un buen rastreo permite identificar a los contactos y hacer pruebas diagnósticas de infección activa en ellos. Si esta es positiva y han coincidido en un establecimiento de hostelería, se pueden identificar brotes”, dice Fernando García, portavoz de la Asociación Madrileña de Salud Pública.

“Que solo haya 300 contactos estrechos para 130 casos, 2,3 contactos por caso, indica hasta qué punto el sistema de rastreo es débil, pues el número de contactos estrechos por caso puede ser mucho mayor, 9 ó 10, por ejemplo. Parece que, como siempre, solo se detectan como contactos estrechos los convivientes”.

Otro epidemiólogo, Quique Bassat, pide más colaboración por parte de los negocios. “Algunos restaurantes son honestos, y si hay un caso entre el personal llaman a los clientes que han comido y se lo dicen, con lo que teóricamente sí se podría trazar el caso en ese evento específico, pero la mayoría de gente que se infecta en restaurantes nunca sabrá que fue allí”, dice Bassat, que es investigador en el centro catalán ISGlobal.

Otra medida posible que ha sido adoptada en zonas de EE UU es crear un registro de todos los clientes que acuden a un establecimiento, lo que les permite notificarlo a las autoridades de salud.

Impulso a la vacunación

Los malos datos en los bares coinciden con un aumento de casos que según Escudero seguirá en las próximas semanas. La incidencia acumulada a 14 días era de 452 casos por 100.000 habitantes, un aumento con respecto a los 390 de la semana pasada y los 346 de la anterior. La Consejería de Sanidad ha aumentado los confinamientos en las zonas con más incidencia, hasta sumar ya un total de 41 zonas básicas de salud y nueve municipios enteros. Y por primera vez desde septiembre, las calles de Madrid tendrán carteles advirtiendo de esas zonas rojas.

En el frente de vacunación, la Comunidad empezará a inmunizar este sábado a sus sanitarios de primera línea, un grupo que se suma al personal y usuarios de residencias sociosanitarias. Es otro de los grupos prioritarios cuya vacunación debe haber concluido a final de marzo, cuando acabe la primera fase. La Comunidad espera que su inclusion permita acelerar el ritmo de vacunación. Los datos de este jueves seguían mostrando que Madrid es la autonomía más atrasada, con solo 14.152 de un total de 98.790 recibidas, el 14,3%.

Se vacunarán los sanitarios de hospitales, atención primaria y emergencias del Summa 112. Madrid empezó a vacunar con un pequeño equipo de 92 enfermeras (60 del sector privado), pero según la Dirección General de Salud Pública el contingente ha crecido ya hasta 768 enfermeras.

La Consejería de Sanidad espera superar las 60.000 dosis administradas la semana que viene. Pero este aumento de ritmo no está motivado por una necesidad de competir, según el consejero Escudero: “Esto no es una carrera entre comunidades autónomas”.

El inicio de la campaña se ha visto empañado por la vacunación de personas sin derecho a ello en una residencia de Valdemoro del grupo Casablanca. Andradas dijo que la Comunidad estudia imponer una sanción de entre 3.000 y 15.000 euros. Esta es una cuantía que corresponde a la propia de las infracciones graves, según la Ley de Ordenación Sanitaria madrileña, una norma que contiene multas de hasta 601.000 euros. La investigación sigue en curso y tiene carácter reservado. Por ello Andradas no quiso precisar cuántas personas se vacunaron irregularmente.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad



Más información

Lo más visto en...

Top 50