Ayuntamiento de Madrid

PP y Ciudadanos, separados por los residuos de Valdemingómez

PSOE y Más Madrid votan con Cs contra la prórroga para que los 31 municipios de la Mancomunidad del Este sigan mandando deshechos a la capital

Almeida (derecha) junto a Carabante y Levy en el pleno de este martes.
Almeida (derecha) junto a Carabante y Levy en el pleno de este martes.Luis De Vega Hernández

Los residuos que llegan a la planta de Valdemingómez, en el distrito de Villa de Vallecas, han llevado a los dos socios del gobierno municipal de la capital a votar en sentido contrario durante el pleno de este martes. La propuesta presentada por Más Madrid en contra de que se prorrogue el acuerdo con la Mancomunidad del Este, que agrupa a 31 municipios y 700.000 habitantes, ha sido apoyada por el PSOE y por Ciudadanos. Este viernes se reúne la comisión técnica de seguimiento en la que podría decidirse sobre la solicitud de seis meses de prórroga del acuerdo. No es descartable que se apruebe por un periodo de tiempo inferior; de hecho, el gobierno que lidera el alcalde José Luis Martínez-Almeida apuesta por ampliarlo lo justo. Los de uno y otro lado se han querido apuntar el tanto de ser los más firmen defensores de los intereses de los vallecanos.

Partido Popular y Vox han votado en contra. Los socialistas han presentado una enmienda que ha sido aceptada por los cinco grupos para que la Comunidad de Madrid libere los permisos que permitan poner en marcha la planta de Loeches, donde deben gestionarse los que llegan en la actualidad desde los 31 municipios de esa Mancomunidad.

El gobierno municipal defiende una prórroga “mínima e imprescindible”, no los seis meses que reclama la Mancomunidad, por “sentido de la responsabilidad”, ha señalado Borja Carabante, delegado del área de Movilidad y Medio Ambiente. Carabante, que asegura que el Ayuntamiento de la capital no es responsable del restraso de la planta de Loeches, ha acusado a la oposición de “sacar tajada política” y olvidarse de los vecinos de Vallecas.

La prórroga es “un disparate que tiene como rehenes a los vecinos de Vallecas”, entiende José Luis Nieto, edil de Más Madrid. El socialista Ignacio de Benito apela a la Comunidad de Madrid para que otorgue el permiso para que abra Loeches ya que la solidaridad de los vallecanos “no se puede estirar más”.

La edil del PP considera que el que está tensando la cuerda es el alcalde de Alcalá de Henares, el socialista Javier Rodríguez Palacios, presidente de la Mancomunidad. En su mano está, según Carabante, el que el viernes en la reunión se decida que no se prorrogue el acuerdo. Rodríguez Palacios es “el enemigo público número uno”, ha dicho la vicealcaldesa Begoña Villacís, de Ciudadanos, mostrando al pleno una hoja de un periódico con una foto del alcalde socialista. El permiso para que Loeches empiece a trabajar depende sin embargo de la Consejería de Economía de la Comunidad, que tiene al frente a Manuel Giménez, de Ciudadanos.

La izquierda muestra “mucha ideología y poca gestión”, ha comentado el concejal de Vox Fernando Martínez Vidal. Cree que Valdemingómez puede asumir las toneladas de la Mancomunidad y no prorrogar el acuerdo ahora sería “irresponsable” aunque hay que compensar de alguna manera a los vecinos.

Más información

Lo más visto en...

Top 50