LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Sanitarios de hospitales públicos protestan contra el traslado de personal al Isabel Zendal

La Comunidad ha abierto el plazo para que el personal solicite su traslado temporal voluntario

Protesta en hospital Gregorio Marañón en contra de la precariedad y denunciando los traslados previstos de personal sanitario de diferentes hospitales al hospital Isabel Zendal, este jueves.
Protesta en hospital Gregorio Marañón en contra de la precariedad y denunciando los traslados previstos de personal sanitario de diferentes hospitales al hospital Isabel Zendal, este jueves.Olmo Calvo

El plazo para reclutar a sanitarios que trabajan en hospitales públicos y quieran moverse temporalmente al hospital de emergencias Enfermera Isabel Zendal, de próxima inauguración, ha comenzado este jueves hasta el día 22. La Comunidad de Madrid tendrá en breve un nuevo hospital pero no habrá nuevas contrataciones de sanitarios para un complejo de 40.000 metros cuadrados con 960 camas de agudos y 48 de UCI previstas, sino que los trabajadores llegarán de otros centros. Sanitarios críticos con esta gestión de personal han salido a mediodía a las puertas de los hospitales públicos para protestar contra el traslado de efectivos, convocados por el Movimiento Asambleario de Trabajadores de Sanidad (MATS).

Más de 70 trabajadores -sanitarios y de otras áreas del hospital- gritaban “Sanidad pública, no se vende, se defiende” pasado el mediodía en el 12 de Octubre. En el peor año laboral que recuerdan, sienten indignación, rabia, impotencia, agotamiento, enumeraban algunos de los participantes en la protesta. “¿En qué condiciones se abre? El hospital no es solo ladrillo sino el personal”, señalaba Andrés, un enfermo que pidió no ser identificado con su apellido. También quiso llamar la atención sobre la precariedad en su sector, con compañeros “mileuristas”. Y, además, está el problema de la temporalidad -uno de cada dos médicos en Madrid tienen contratos temporales- y la sobrecarga de trabajo.

“Estamos en contra de la apertura porque los hospitales de Madrid están infrautilizados. Se pueden abrir camas en todos los hospitales, y gastarse una millonada en una construcción no tiene sentido”, resumía Pilar Gómez, portavoz del MATS. En el manifiesto de la protesta, esta plataforma tilda la construcción del nuevo hospital de “ladrillazo, un malgasto de dinero público que solo beneficia a ciertas empresas constructoras y a la presidenta, que pretende vendernos nuevas inauguraciones y proyectos faraónicos cuando los hospitales y centros ya existentes están plagados de goteras, fallos por recortes en mantenimiento, plantas y torres enteras cerradas”. Gómez citó, por ejemplo, el caso de la UCI con 16 camas que la Comunidad ha reconocido que mantiene cerrada en el Infanta Sofía, hospital en San Sebastián de los Reyes.

Alma Blanco, enfermera con contrato covid (temporal vinculado a la evolución de la pandemia, de momento hasta el 31 de diciembre) considera que le han “tomado el pelo” y tratado como “mercancía”: “Todo lo han hecho para hacer la foto y que bien que han contratado a muchos, pero hay que ver los tipos de contrato que tenemos. Yo trabajo en la UCI y no puedo desconcentrarme porque puedo matar a alguien, pero con contratos así no nos ayudan”. Y añadió que un trasvase de sanitarios de unos centros a otros -más camas y los mismos empleados- no debería ser la solución: “Solo se hacen operaciones esenciales y tenemos muchos módulos en hospitales vacíos que se podrían usar si hubiera más personal. Hemos tenido que decidir que pacientes intubamos, cuando lo podríamos haber evitado si se hubiera gastado el dinero en reforzar la Atención Primaria y Hospitalaria”

La Consejería de Sanidad pretende que el Isabel Zendal aglutine casos de covid para que el resto de centros puedan continuar con la atención al resto de pacientes con otras patologías. Carlos Román, fisioterapeuta del 12 de octubre, no entiende esa organización con el mismo personal: “Quitar personal de aquí para trasladarlo a otro lugar no tiene sentido porque la carencia va a seguir. Vamos a estar más descargados aquí, pero con un menor personal, por lo tanto que me diga quién va a hacer las operaciones. Además aquí seguirá habiendo casos de covid".

La plantilla del conocido como hospital de pandemias de Madrid la formarán profesionales voluntarios de los centros públicos de la Comunidad y, sin voluntariedad, aquellos que tienen un contrato de refuerzo por la pandemia, que se incorporarán “en el momento en el que las unidades se activen”.

Algunos pacientes que al a hora de la protesta tenían cita en el hospital han aprovechado para apoyar a los sanitarios, como Elena Villalobos, que acompañaba a su padre a revisión. Se paró a aplaudirles antes de entrar: “La sanidad pública se está desmantelando poco a poco y ahora es cuando lo notamos. Llamas al ambulatorio y no te contestan porque no dan abasto”. Su padre le pregunta cómo se pone la etiqueta que le han repartido donde se lee:" Sanidad 100x100 pública y universal".

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50