OÍDO COCINA

Restaurantes a domicilio en Madrid con propuestas diferentes

Novedades en los servicios de ‘delivery’ con sabores del este del Mediterráneo, la parrilla argentina o las recetas de los Arribes del Duero

Bureka de queso, de Fayer; ensalada de pimientos a la brasa con bacalao “salao”, almendras y cebolla tierna, en Casa Mortero y  bao buns de carrilleras con mole con ensalada y tartar de atún y Ensalada Bimi-Kale, en La Gran Familia Mediterránea.
Bureka de queso, de Fayer; ensalada de pimientos a la brasa con bacalao “salao”, almendras y cebolla tierna, en Casa Mortero y bao buns de carrilleras con mole con ensalada y tartar de atún y Ensalada Bimi-Kale, en La Gran Familia Mediterránea.A. á.

Una casa de comidas con recetas de los Arribes del Duero, la cocina fantasma de Dani García y un restaurante para descubrir la cultura gastronómica del Este del Mediterráneo y la parrilla argentina. La oferta a domicilio de calidad no para de crecer.

Sabores de siempre. Pedro Gallego y Carmen Pereda son pareja pero no recuerdan cuándo se conocieron. Las historias de sus familias se cruzaron antes de que ellos nacieran. “Nuestras abuelas iban juntas al colegio en el pueblo Aldeadávila de la Ribera (Salamanca)”, explica Carmen. Con el tiempo, sus nietos se hicieron pareja y ahora también socios gracias a su restaurante Casa Mortero (Zorrilla, 9, casamortero.com).

Carmen es la directora estratégica y Pedro se encarga de la propuesta gastronómica de esta casa de comidas especializada en guisos y brasas que abrió hace un mes a espaldas del Congreso de los Diputados. Casa Mortero lleva impresa la ilusión de ser el primer proyecto personal de Pedro, quien lideró aperturas de locales madrileños como las Chicas, los Chicos y los Maniquís o Sinsombrero junto a Javier Goya del Grupo Triciclo.

Nada más inaugurar este espacio, sus croquetas y torreznos recibieron las primeras alabanzas, pero sus platos más tradicionales como las judías verdes a la paisana con sopa de ajo, jamón ibérico, patatas a lo pobre y yema de huevo (14 euros) o la ensalada de pimientos a la brasa con bacalao “salao”, almendras y cebolla tierna (11 euros) son los que hablan de los orígenes charros de este cocinero.

Con ellos rinde homenaje a la cocina de los Arribes del Duero y a su abuela, que vendía verdel escabechado por ella en barriles. Pedro la recuerda con la ensalada de tomate de temporada con verdel de barril y zanahorias en escabeche (12 euros). “Estaba previsto que inauguráramos en abril”, cuenta Carmen. “La gente nos dice que somos unos valientes pero en realidad es que ya teníamos el local y había que tirar para adelante. Ahora no leemos las noticias, solo el BOE porque no podemos soportar la presión del negocio y los vaivenes emocionales que significan todos estos cambios de una semana para otra”, añade. Acaban de arrancar la opción de comida para llevar y en una semana activarán su ‘delivery’ con un precio medio de 20 euros.

El nuevo Ponzano. Si no fuera por la situación actual de la pandemia, con la apertura de Casa Mortero se podría hablar de una nueva zona de moda en el norte del barrio de Las Cortes protagonizada por La Ancha, AskuaBarra, Estimar, Umiko, Nebak (cerrado temporalmente), Dani Brasserie y la cocina fantasma de Dani García con su ‘delivery’ La Gran Familia Mediterránea. “Estábamos muy contentos con poder hacer barrio junto a todos ellos” afirma Carmen. “Desde el inicio no queríamos estar en una calle solos sino compartirla con gente a la que admiramos por su gastronomía. Por eso elegimos la calle Zorrilla, pero este año no será el que nos convirtamos en el nuevo Ponzano”, se lamenta Carmen.

A escasos metros, el chef Dani García que cerró hace un año su tres estrellas Michelin en Marbella, ha aumentado su oferta madrileña con dos nuevas propuestas para diferentes bolsillos. Por un lado, en la espectacular azotea del hotel Four Seasons (Sevilla, 3) está Dani Brasserie donde degustar algunos de sus platos emblemáticos por un ticket medio de 75 euros.

Y por otro lado, bajo el nombre de La Gran Familia Mediterránea, el cocinero malagueño ha creado un ‘delivery’ (lagranfamiliamediterranea.com) que aúna opciones tan diversas como la comida japonesa, italiana, tapas españolas, barbacoa o fusión asiática y mexicana a precios más populares.

Para ello tiene dos cocinas fantasmas (Madrazo, 12 y José Calvo, 10) de las que salen platos frescos, presentados en envases divertidos y pensados para tomar individualmente o compartir. “El objetivo es llevar a domicilio mi cocina a todos los públicos, democratizarla y dar la facilidad de poder pedir diferentes tipos de comida en un solo clic”, afirma Dani. Sobresalen los brioches de rabo de toro (11 euros), los bao buns de carrilleras con mole (9 euros), la patata aliñada con el tartar de atún al estilo de su restaurante Lobito de Mar (14 euros) o el helado de limón y merengue (9 euros).

Cocina mediterránea. Para continuar el viaje por este mar y sin salir de Madrid, se encuentra el restaurante Fayer (Orfila, 7), abierto en 2020 y capitaneado por el cocinero argentino Mariano Muñoz.

Este chef cuenta que creció en la comunidad judía de Buenos Aires y que en su casa era normal que su padre hiciera un asado y su madre baba ganush. De ahí proviene su cocina. “Conozco bien la comida del levante Mediterráneo. En la carta tengo recetas de Líbano, Siria, Grecia, Israel, panes, encurtidos y postres de Europa del Este pero también parrilla argentina”, explica.

Ofrece uno de los mejores humus de Madrid (11 euros); falafel acompañado de labneh (yogur griego casero) y salsa tahina; bureka de queso consistente en masa filo rellena de ricotta, haloumi y feta (7,50 euros), khachapuri, un pan relleno de queso de cabra con huevo original de Georgia (13,50 euros) o pez limón ahumado con labneh y encurtidos (14 euros).

Y en los postres, pastel turco baklawa de almendra, pistacho y nueces (7 euros). Se puede pedir a través de su web (https://fayer.com/fayer-madrid/) o la aplicación de Macarfi Delivery.


Más información

Lo más visto en...

Top 50