LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Aguado y el consejero de Economía se vuelven a distanciar de Ayuso: “Es necesario un parón duro dos semanas”

“Hay que hacer un paréntesis para bajar la cifra de contagios. Así podremos celebrar una navidad con la mayor normalidad posible”, insiste el vicepresidente de Madrid

Isabel Diaz Ayuso e Ignacio Aguado, este domingo. En vídeo, el vicepresidente marca distancias con la presidenta en una entrevista en Telemadrid. FOTO: DANIEL GONZALEZ / GTRES | VÍDEO: ATLAS

El matrimonio no atraviesa su mejor momento. Hasta ahí, nada nuevo. No es ninguna noticia. La vida en pareja de Ciudadanos y Populares seguía su ritmo de altibajos constantes hasta el pasado sábado. Todo cambió de golpe el domingo. El equipo de la presidenta Isabel Díaz Ayuso sufrió un respingo. El vicepresidente, Ignacio Aguado, habló en EL PAÍS. El último día de la semana estaba previsto un acto en conjunto de todos los miembros del Ejecutivo madrileño en la Puerta del Sol. Aguado pidió un parón contundente de todos los ciudadanos para frenar la hemorragia de contagios en el periódico. Un volantazo en seco de la economía madrileña durante siete, 14 ó 21 días para así doblegar la curva y llegar con buenos datos a navidades. El equipo de la presidenta continúa sin dar crédito ante semejante movimiento. “Eso no tiene sentido”, dicen en su entorno. Este lunes volvió a suceder lo mismo. Ciudadanos salió en bloque a defender su tesis, pero sin precisar más. “Proponemos un parón, pero las medidas las tiene que poner la Consejería de Sanidad”. El balón, de nuevo, en el tejado de los populares. Aguado lanzó un triple. El balón se mueve. Pero la precisión en la medida no ha sido concreta.

Y todo, cuando faltan cinco días para el levantamiento del estado de alarma en la capital. El miércoles se reúne de nuevo el Consejo Interterritorial de Sanidad. Los consejeros de todas las comunidades autónomas se volverán a sentar por videoconferencia para consensuar las medidas. Las palabras de Aguado provocaron un seísmo dentro del Ejecutivo. Esa es la idea que quieren en Ciudadanos: frenar en corto, disminuir la tasa de contagios y arrancar fuerte. Ayuso trató de cortar ese planteamiento ipso facto en cuanto pudo. “Hay que buscar soluciones sensatas. La economía no puede parar”, dijo el domingo por la mañana. Esa es la línea. Los populares quieren proponer al ministro de Sanidad que todo siga como hasta ahora: restringir la movilidad por zonas, a medio gas, y que la economía no se corte en seco. El Gobierno regional está absolutamente dividido en dos.

Aguado, de hecho, volvió a insistir ayer en una entrevista en Telemadrid. “Hay que poner un sistema de contención duro dos semanas. Es el momento de que reflexionemos. Hay que hacer un paréntesis para bajar la cifra de contagios. Así podremos celebrar una navidad con la mayor normalidad posible”. Siguió sin concretar. “Pedimos medidas drásticas para llegar a la navidad y que no tengamos que volver a estar confinados”, cuentan fuentes de Ciudadanos. “Nosotros queremos que la Consejería de Sanidad explique estas medidas”. El consejero sanitario, Enrique Escudero, se ha mostrado en contra de cualquier confinamiento. “Lo fácil es cerrar, pero la vida tiene que continuar. Mientras esté controlada la parte sanitaria hay que tratar de que esa vida siga funcionando”, dijo en El Mundo.

El movimiento del vicepresidente, sin embargo, ha recabado apoyos en el Consejo de Gobierno. Ciudadanos ha planteado la idea de Aguado como un auténtico bloque. Hacía tiempo que los consejeros de su partido no respaldaban a su líder de esta manera, sin tapujos y delante de las cámaras. El consejero de Economía, Manuel Giménez, también de Cs, consideró esta medida positiva para las arcas madrileñas si así se doblega la curva de contagios. “Hay que reflexionar sobre si mantener esta situación a medio gas y de forma permanente es la idónea”, dijo. Giménez planteó ayer un “paréntesis” para bajar la curva durante su intervención en la presentación telemática de un informe organizado por el Colegio de Economistas.

Tanto el consejero de Economía como el vicepresidente consideran que este parón sería de una “extraordinaria importancia” para la inversión, para la facturación, para las celebraciones y comidas de empresa y también para las reuniones familiares. La división en el pilotaje de la nave de la Comunidad de Madrid es un hecho. Ayuso considera que la economía no se puede parar. “Yo defiendo políticas sensatas, moderadas en las que no se enfrenten la salud y la economía porque es insensato e innecesario. Cada vez que cerremos a cal y canto un bar o una empresa es posible que esa familia no vuelva jamás a abrir, que está pagando locales, pagando empleados, que está hipotecándose y arruinándose para décadas, tanto él como el patrimonio de sus hijos”, argumenta la presidenta. Aguado dijo ayer que el miércoles, en el Consejo de Gobierno, se sentará con ella y propondrá la medida. Después, el titular de Sanidad dirá la postura oficial del Ejecutivo. La incertidumbre, mientras tanto, continúa. Y el matrimonio de Ciudadanos y populares, en barbecho.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Lo más visto en...

Top 50