LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Vuelven las calles peatonalizadas a Madrid y se van los controles policiales tras la anulación del cierre

Almeida entiende que los ciudadanos vivan en medio de la “confusión”, el “caos” y la “incertidumbre”

El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento este jueves.
El alcalde de Madrid José Luis Martínez-Almeida durante una rueda de prensa en el Ayuntamiento este jueves.RAFA ALBARRAN / EFE

La capital vive un terremoto administrativo, político, judicial y social. Otro más. El temblor tras la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) que anula las restricciones de movilidad del Ministerio de Sanidad se ha dejado notar en todos los ámbitos. El equipo de gobierno que lidera José Luis Martínez-Almeida reconoce que es normal que los madrileños no sepan a qué atenerse y que, a las puertas del puente del 12 de octubre, no comprendan qué están autorizados a hacer y qué no. En resumen, que vivan en medio de la “confusión”, el “caos” y la “incertidumbre” bajo una situación que “es muy difícil de aceptar”.

De momento, ya no habrá Policía Municipal en la calle controlando los movimientos de los ciudadanos. Además, el fin de semana volverán a cortarse calles para que los peatones ganen espacio con respecto a los vehículos y sea más fácil mantener distancias de seguridad. El Consistorio suspendió la semana pasada esas peatonalizaciones y responsabilizó de ello a la recomendación del Ministerio de Sanidad de no realizar salidas que no fueran necesarias.

“Al margen de que no podamos controlar los desplazamientos de los madrileños en estos momentos porque es un derecho fundamental”, hay que “seguir extremando las precauciones”, añade Almeida. Solo han sido tumbadas las medidas que afectan a la movilidad, por lo que los madrileños sí tendrán que seguir empleando la mascarilla de manera obligatoria, seguirá en vigor la restricción de no más de seis personas reunidas tanto en espacios públicos como privados, así como el aforo en la hostelería al 50%. Ahí sí que pueden seguir actuando los agentes para controlar el cumplimiento.

El alcalde afirma que ese auto supone un “varapalo extraordinario” para el Gobierno de la nación pero, al mismo tiempo, recomienda a todos los madrileños que sigan sin realizar movimientos que no sean imprescindibles. “La curva de contagios está bajando” pero la movilidad es “determinante para la transmisión del virus”, ha añadido el primer edil de la capital en rueda de prensa tras la Junta de Gobierno de los jueves.

Para evitar este baile de normas y de decisiones judiciales a la contra, Almeida, del PP, ha exigido al presidente Pedro Sánchez que acabe con la “inseguridad jurídica” y facilite un marco normativo que permita a las comunidades autónomas tomar decisiones con las que afrontar la pandemia sin que haya este tipo de bailes judiciales. Le pide a La Moncloa que deje de actuar “unilateralmente”. También lo ha hecho su vicealcaldesa, Begoña Villacís, de Ciudadanos, que comprende además que la gente esté “enfadada” y “decepcionada”. Pide “humildad” a Sánchez para que en adelante busque el consenso a la hora de tomar decisiones con Madrid.

El alcalde ha arropado una vez más a su compañera de partido y presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, y se ha referido al “descenso notabilísimo” de la incidencia acumulada gracias a las medidas decretadas en 45 zonas de salud de la comunidad. Desde el viernes en que entraron en vigor las nuevas restricciones que ahora han sido rechazadas por el TSJM, se han llevado a cabo en la capital 1.108 controles por parte de la Policía Municipal en los que se ha parado a más de 20.000 personas y 17.000 vehículos. Se han interpuesto 15.327 sanciones de las que 1.159 han sido por incumplir la limitación de reuniones de un máximo de seis personas, 106 a establecimientos por incumplir el aforo del 50% y el horario y 850 por consumo de alcohol en la vía pública. Son datos ofrecidos tras la junta de gobierno por la portavoz del Consistorio y responsable del área de Seguridad y Emergencias, Inmaculada Sanz.

Rita Maestre, portavoz de Más Madrid en el Ayuntamiento, se pregunta en Twitter si “no había herramientas jurídicas que garanticen cuidar la salud pública en plena pandemia y el respeto del Estado de derecho”. Considera que “el Gobierno debería haber hecho los deberes y la Comunidad dejar de torpedear”. El grupo municipal socialista reclama por su parte también a los ciudadanos que se queden en casa dentro de lo posible. Su portavoz, Pepu Hernández, lanza un “llamamiento a la ciudadanía para que reduzca en lo posible los desplazamientos innecesarios”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50