LA CRISIS DEL CORONAVIRUS

Las competiciones amateur regresan a Madrid... ¿con mascarilla?

La federación de cada deporte ha elaborado su propio protocolo de seguridad, muy similares en general. La duda está en si será obligatorio el uso de esta protección durante los entrenamientos y partidos

Varios padres observan desde la banda un partido infantil, en un campo de Parla (Madrid) a finales de julio.
Varios padres observan desde la banda un partido infantil, en un campo de Parla (Madrid) a finales de julio.VICTOR SAINZ

Las ligas de deportes municipales volverán a la competición a lo largo de los meses de septiembre y octubre dependiendo de la categoría, ha comunicado el Ayuntamiento de Madrid. Sin embargo, los protocolos sanitarios para el desarrollo de las actividades físicas suponen un problema para la puesta en marcha de los torneos, ya que no hay consenso acerca de la reglamentación que hay que aplicar. La federación de cada deporte ha elaborado su propio protocolo de seguridad y calendario competitivo, que han debido ser aprobados por el Gobierno regional en la última semana. En líneas generales estipulan las mismas medidas sanitarias, como la desinfección frecuente de los vestuarios, la limitación del aforo, el distanciamiento para los equipos técnicos y el uso de mascarillas para aquellos que no compiten. Sin embargo, la polémica es si también será obligatorio el uso de esta protección por parte de los jugadores durante los entrenamientos y partidos.

Tanto la Comunidad como el Ayuntamiento han hecho pública una reglamentación general para las competiciones no federadas, que reúnen a 180.000 participantes anuales en 28 disciplinas distintas. En la normativa se estipula que el uso de mascarilla será obligatorio en todos los deportes, incluso al aire libre, siempre y cuando no se pueda mantener la distancia de seguridad de un metro y medio.

Las competencias organizadas por federaciones específicas, por su parte, han elaborado sus propios reglamentos acorde a los lineamientos sanitarios oficiales para que sean aprobados por la Comunidad. Así, las federaciones comunitarias de tenis, pádel o atletismo, entre otras, no han tenido problema en la recepción de sus reglamentos por la naturaleza misma de la disciplina. En cambio, clubes de deportes en equipo y de contacto, como el fútbol o el baloncesto, han recibido la nueva reglamentación con escepticismo, a pesar de que sus protocolos también han sido aprobadas.

La Real Federación de Fútbol de Madrid presentó a todos los equipos de sus competencias la regulación sanitaria que será puesta en marcha tras ser aprobada el 27 de agosto. En este caso, la federación acató la normativa comunitaria y ha impuesto la mascarilla obligatoria para jugadores en entrenamientos y en partidos, al entender que no se puede mantener la distancia de seguridad en ningún momento. En el C.D.C Moscardó, club federado de Usera, dicen que están “cumpliendo el protocolo a rajatabla”. Pero los jugadores no están tan convencidos. “Algunos no ven cómo van a poder jugar un partido entero con mascarilla, pero ahí están entrenando con ella”, dice Dani Caralampio, un encargado del club.

En el caso del fútbol sala, no obstante, la reglamentación, que también fue aprobada, es más ambigua. A pesar de jugarse en interiores la Federación Madrileña de Fútbol Sala estipula que la mascarilla no será obligatoria para los jugadores mientras estén en un partido, o por lo menos así puede ser interpretada. Jose Carlos Arrojo, presidente del club de fútbol sala Unión Tres Cantos, dice que la ambigüedad en el protocolo hace difícil su cumplimiento. “Entendemos que el uso de la mascarilla no será obligatorio mientras se está haciendo un ejercicio físico intenso, y el futbol sala es intenso. De todas maneras estamos entrenando con mascarilla o distancia para acostumbrarnos a este nuevo escenario”, asegura. El jugador y entrenador del equipo, Daniel Arrojo, no cree que será sostenible dentro del contexto del torneo. “No se puede jugar de manera competitiva con mascarilla, dificulta la respiración y da demasiado calor. Se tiene que pensar en otra solución”, alega.

Aparte de esta controvertida medida, en otros deportes las ligas están siendo pospuestas unilateralmente por parte de las federaciones ante el desarrollo de la pandemia. Es el caso del baloncesto a nivel autonómico, que se ha pospuesto a pesar de que el protocolo de la Federación, que señala que los partidos se jugarán con mascarilla, está aprobado. En sus planes iniciales había tres escenarios para comenzar la competición. El primero, que consistía empezar en octubre, ya ha sido descartado por la situación actual y para dar más tiempo de preparación a los equipos. “Estudiaremos si se empieza en noviembre o diciembre. Dependerá de cómo avance la pandemia y la disposición de los equipos”, señala la Federación.

Los equipos de todos los deportes solo quieren que suene el pitido inicial y están dispuestos a cumplir las medidas sanitarias necesarias para asegurarlo. Muchos incluso han comenzado los entrenamientos sin tener clara la fecha de inicio como los Uros de Rivas, equipo de baloncesto del distrito este de la capital. El director técnico, Alberto Rubio, explica que ellos guardan la distancia de seguridad y llevan puesta la mascarilla, a pesar de la incomodidad que supone. “No nos ayuda a competir, pero es para que se vayan habituando los jugadores”, dice resignado a la nueva regulación deportiva de Madrid.

Información sobre el coronavirus

Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Descárguese la aplicación de rastreo para España

Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50