Movilidad

El puente de la carretera de Colmenar se abre al tráfico tras 13 meses de obras

Los trabajos de reparación, que han costado 19,5 millones de euros, han causado enormes atascos a los más de 100.000 vehículos que utilizan la carretera para entrar y salir de Madrid

Cierre al tráfico del puente ubicado en el nudo que conecta la M-40 con la M-607 por deterioro con el paso del tiempo.
Cierre al tráfico del puente ubicado en el nudo que conecta la M-40 con la M-607 por deterioro con el paso del tiempo.Kike Para

Cada día algo más de 100.000 vehículos utilizan la M-607, denominada carretera de Colmenar, para entrar y salir de Madrid. Más de 100.000 pasajeros que han soportado durante 13 meses los atascos provocados por las obras en el puente que enlaza esta carretera con la M-40.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) ha terminado las obras de reparación del estratégico viaducto del Nudo de Colmenar que sostiene el ramal de conexión entre la M-607, sentido Madrid, y la M-40, sentido A-1. Desde la noche de este miércoles los vehículos ya son libres para circular por él. Fuentes del Ministerio explican que la obra “no ha generado cambios en la configuración de las carreteras al norte de Madri”, sino que “exclusivamente se ha sustituido una estructura con problemas por otra nueva, manteniendo carriles”.

La pesadilla de los interminables atascos para los conductores que querían cruzar a la capital comenzó el 22 de julio de 2019, cuando se pusieron en marcha los trabajos de reparación. La duración de los trayectos se duplicaba. Al principio solo implicaba aguantar el infortunio durante dos meses, ya que la previsión del Ministerio de Fomento era terminar las obras en septiembre de ese mismo año, pero se encontraron con un imprevisto. El hallazgo de “una serie de patologías de extrema gravedad, imposibles de detectar en fases previas” en el viaducto, según el Mitma, llevaron a demoler la infraestructura que se había estrenado hace 23 años. Así, las obras y los atascos se prolongaron durante 11 meses más de lo previsto.

Cuando se anunciaron las nuevas obras a finales de septiembre del año pasado, estas tenían un coste de 10 millones de euros a los que había que sumar los 5,6 de la actuación inicial. Sin embargo, los trabajos han contado con un presupuesto final de 19,5 millones de euros. “Han tenido una cuota destacable todas las estructuras auxiliares que ha sido necesario instalar para minimizar la afección de todos los servicios afectados, destacando los de Cercanías, Alta Velocidad ferroviaria y M-40, así como las conducciones de transporte de agua del Canal de Isabel II desde el embalse del Atazar. Sin la presencia de estas infraestructuras afectadas, el coste de esta actuación y el tiempo necesario para llevarla a cabo habrían sido menores”, aseguran dichas fuentes.

Más obras a finales de año

La Comunidad de Madrid ha adjudicado este miércoles las obras del tercer carril en la M-607 entre Tres Cantos y Colmenar Viejo, unos trabajos que comenzarán a finales de año, según ha informado el Gobierno regional en un comunicado. Los trabajos costarán 29,1 millones de euros y cuentan con un plazo de ejecución de 24 meses.

El objetivo de esta actuación es mejorar el nivel de servicio y las condiciones de seguridad de la carretera M-607 mediante la ampliación a un tercer carril por sentido en todo el tramo del proyecto. Además, el proyecto contempla también la remodelación parcial del enlace de la M-607 con la M-618, con la modificación del ramal de incorporación en sentido Madrid para mejorar la visibilidad y la creación de un acceso directo a este ramal, en sentido Colmenar desde la M-607.

Más información

Lo más visto en...

Top 50