La crisis del coronavirus

Almeida plantea carriles bicis provisionales en julio tras ceder ante la oposición

El PSOE acusa al Ejecutivo de PP y Ciudadanos de ser la única capital europea que no ha puesto en marcha esta medida durante la pandemia

El alcalde de Madrid, Jose Luis Martinez-Almeida, inaugura la primera estación de Bicimad en el barrio de Carabanchel, este viernes. En vídeo, Martínez-Almeida asegura este viernes que "la bicicleta tiene que jugar un papel importante" dentro de la movilidad sostenible.RODRIGO JIMÉNEZ / EFE | Vídeo: Europa Press

El Gobierno de José Luis Martínez-Almeida da marcha atrás a su negativa a establecer carriles bicis provisionales en Madrid y valora ponerlos en marcha a partir de julio. Así lo ha explicado el responsable del área de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante. Ha reconocido este viernes que, aunque él no era partidario de carriles provisionales y sí de definitivos, la pandemia ha trastocado sus planes. Todo depende de los últimos flecos de las negociaciones que se llevan a cabo en la mesa de reconstrucción en la que se aborda el nuevo modelo de ciudad y que ha de presentar sus conclusiones por unanimidad de los cinco grupos municipales estos días. Todo apunta, sin embargo, a que habrá consenso.

El PSOE acusó al Consistorio madrileño este jueves en el pleno de ser la “única capital europea” que no ha puesto en marcha esta medida, que también reclama el otro grupo de la oposición, Más Madrid. “La movilidad con el Covid se ha transformado” reconoce Carabante, que no sabe todavía dónde estarían esos carriles provisionales pero que se pondrían en marcha de manera definitiva en el mes de julio indicándolos con pintura sobre la vía pública. De la misma forma, el impacto del coronavirus ha impulsado también que antes de final de año haya en algunos distritos zonas que pasarán a ser peatonales de manera definitiva, ha añadido Carabante.

El Gobierno ha hecho este anuncio durante la inauguración de la primera estación de Bicimad del distrito de Carabanchel. El Ayuntamiento sigue así adelante con el plan de expansión del servicio municipal de alquiler de bicicletas eléctricas, nacido en 2014, fuera del anillo de la M-30. El servicio ya llegó en septiembre del año pasado a la avenida de Daroca en Ciudad Lineal y la avenida de la Albufera en Puente de Vallecas y con la ampliación prevista llegará a 13 de los 21 distritos.

“Esta es la primera de las 50 nuevas estaciones que va a haber en la ciudad de Madrid y que van a alcanzar por primera vez con carácter general los distritos de fuera de la M-30″, ha dicho el alcalde citando, además de Carabanchel, a Latina, Usera, y Moratalaz así como Ciudad Lineal y Puente de Vallecas, donde el servicio estaba ya implantado. Bicimad, que estuvo interrumpido más de dos meses por la pandemia, batió su récord de usos el pasado 20 de junio con 17.338, lo que supone un 19,5% más que ese mismo día del año pasado, según datos del área de Movilidad y Medio Ambiente.

Los “planes que teníamos tienen que acelerarse” por las “consecuencias que ha tenido la pandemia”, según ha explicado José Luis Martínez-Almeida en Carabanchel. El Consistorio ya presentó el pasado febrero el plan de expansión con esas 50 nuevas estaciones de Bicimad. De ellas 22 de instalarán fuera de la M-30. Una es la inaugurada este viernes.

Cruce de acusaciones por Bicimad

El alcalde también ha hecho referencia la llegada Madrid de operadores privados con 4.800 nuevas bicicletas de alquiler. Este nuevo servicio fue el origen de una discusión durante el pleno municipal de este jueves entre el responsable del área de Movilidad y Medio Ambiente, Borja Carabante, y el concejal socialista Alfredo González.

González acusó el Gobierno Municipal de ceder de forma gratuita la ciudad a esos empresarios privados y, además, aseguró que Madrid es la única capital europea que no ha señalizado “ni un solo metro” de carril bici provisional durante la pandemia. La llegada de estas 4.800 nuevas bicicletas, que no necesitan estaciones y se dejarán en las acerasen vez usadas, supone, según el edil socialista, un golpe para la Empresa Municipal de Transportes (EMT), titular del contrato de Bicimad. Van a estar “desperdigadas”, supone “una invasión del espacio destinado al peatón” y no cuentan con un plan previo de desinfección y limpieza, añadió González. “No les preocupa la movilidad sostenible, les preocupa el negocio privado”.

Carabante se defendió considerando no solo “justificado” el despliegue de esas bicicletas sino que dijo que se hace gracias a unas ordenanzas aprobadas por el anterior Ejecutivo con el voto favorable del PSOE. El responsable de Movilidad, del PP, añadió, que el espacio para esos empresarios privados se cede de la misma forma que el anterior equipo de gobierno, liderado por Manuela Carmena, lo hizo también sin contraprestación para implantar el servicio, que califica de “fracasado”, de alquiler de 10.000 patinetes “sin publicidad y sin concurrencia” pública.

El jefe de Movilidad y Medio Ambiente levantó los aplausos de su bancada cuando concluyó así en tono irónico dirigiéndose a González: “Cuando este equipo de Gobierno anunció la renovación de ayudas para los vehículos más contaminantes, estábamos favoreciendo los vehículos. Cuando Pedro Sánchez anuncia ayudas para que todos los españoles compren vehículos de gasoil y gasolina son ustedes un ejemplo de la movilidad sostenible y la lucha contra el cambio climático”.

Más información

Lo más visto en...

Top 50