La crisis del coronavirus

Así defendió el Gobierno de Ayuso los menús de comida rápida: “La pizza es de los productos más antiguos de la dieta mediterránea"

Madrid insiste en un escrito al Gobierno en su “aporte nutricional en la composición de una dieta saludable, equilibrada y variada para cualquier consumidor, y en especial en la dieta de los más jóvenes”

Los menús entregados por Telepizza de lunes a jueves de la semana pasada.
Los menús entregados por Telepizza de lunes a jueves de la semana pasada.Begoña Solís

“La pizza es uno de los productos más antiguos de la dieta mediterránea, se consume desde hace más de 1.000 años. Además, de hidratos de carbono, la pizza es fuente de nutrientes variados como: Potasio, Calcio, Hierro, Fibra, etc. gracias a la cantidad y variedad de alimentos que se pueden combinar en su elaboración”. Pese a dar marcha atrás a su plan de mantener a Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes en el servicio a los menores vulnerables hasta final de curso, la Comunidad de Madrid ha defendido la “idoneidad y el carácter saludable y equilibrado” de los polémicos menús escolares en un informe al que ha tenido acceso EL PAÍS remitido a la Vicepresidencia de Derechos Sociales de Pablo Iglesias. El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, el único de España que ha optado por la comida rápida para los escolares con menos recursos, incluso se escuda en el doctor Escribano, médico español y especialista en endocrinología, nutrición y medicina deportiva, para defender “el aporte nutricional que tiene la pizza en la composición de una dieta saludable, equilibrada y variada para cualquier consumidor, y en especial en la dieta de los más jóvenes”.

El Gobierno envió el pasado martes un requerimiento a la Comunidad para que justificase que los menús de Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes que desde el 18 de marzo reciben 11.500 alumnos con beca de comedor por pertenecer a familias con renta mínima de inserción son “saludables”. Además, la vicepresidencia de Iglesias instaba a buscar “otro proyecto alternativo que garantice de forma más completa la alimentación de estos niños y niñas afectados por el cierre de los comedores escolares”.

Los menús “han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas, pensando en una dieta equilibrada y variada, teniendo en cuenta factores como la ingesta de calorías, de fibra, las vitaminas aportadas, y minerales necesarios en su alimentación”, recoge el documento de la Consejería de Educación, que no lleva firma

Un día después Madrid mandó su respuesta, de la que depende que reciba financiación extraordinaria para ayudas a garantizar el derecho de alimentación de menores en situación de vulnerabilidad. Ese mismo día Ayuso acusó a Iglesias de atacar a las firmas distribuidoras de los menús. “Agradezco a Ayuso que haya decidido dejar de dar menús de comida rápida a los niños y niñas vulnerables de la Comunidad de Madrid y buscar una alternativa sana. La salud de los peques lo merecía. Rectificar en política no siempre es fácil y hay que saludarlo”, celebró el líder de Podemos después de que la dirigente del PP renunciase a ampliar los contratos con Telepizza, Rodilla y Viena Capellanes hasta que finalizara el curso escolar. “Una vez que las empresas de catering pueden trabajar con normalidad, volveremos a los menús ordinarios. No obstante, las empresas que han colaborado con nosotros, sin su ayuda, no soportaban las calumnias y ataques recibidos por políticos de su ideología”, replicó Ayuso.

“Estos menús han sido supervisados por los departamentos de nutrición de las empresas, pensando en una dieta equilibrada y variada, teniendo en cuenta factores como la ingesta de calorías, de fibra, las vitaminas aportadas, y minerales necesarios en su alimentación”, asegura la Comunidad en su escrito a la Vicepresidencia de Derechos Sociales. “El hecho de que los menús los ofrezcan empresas, como Telepizza o Rodilla, no significa que únicamente se ofrezcan menús de pizza o sándwiches, existe una serie opciones con ensaladas, pasta, y que también incluyen yogures y fruta. Los alumnos han podido alternar cada día entre los menús de una u otra empresa acudiendo a sus puntos de distribución. Además, en Viena Capellanes se ofrece también legumbres, arroz, verduras y pescado”, sostiene en el escrito al Gobierno. Solo el 14% de los menús distribuidos llevaba fruta.

El documento enviado por la consejería de Educación afirma que “se buscó la mejor fórmula acorde a la excepcional situación” en una situación de emergencia “que requería una solución rápida y la mejor posible”. “Somos conscientes de que esta medida era de carácter temporal debido al momento crítico que vivía nuestra región en una situación de confinamiento social que no habíamos conocido antes y con centenares de muertos cada día. La situación no era como la actual, fue un momento de gran desconcierto por los bruscos cambios que habían sucedido y de enorme preocupación por la salud de todos los ciudadanos”, se justifica el Gobierno de Ayuso. “No es posible ver con los ojos de hoy lo que sucedió entre el 11 y el 18 de marzo pasados”, reconoce en su respuesta, que se mandó el miércoles. El informe no lleva firma.

Aun así, la Comunidad trata de derivar la responsabilidad al Gobierno por no haberse opuesto al reparto de los menús de comida rápida. “El Ministerio no prohibió la actuación y parece claro que si ese Ministerio hubiese considerado no adecuada la propuesta desde un punto de vista alimentario, la habría rechazado, dadas las competencias que ostenta”, afirma el documento. A lo largo de la crisis Ayuso ha confrontado de manera recurrente con el Ejecutivo que preside Pedro Sánchez, al que ha responsabilizado de la situación en Madrid. “En una España dominada por la inoperancia del Gobierno central, el de Madrid actuó con decisión, siempre por delante”, ha llegado a poner su gestión como ejemplo pese a que Madrid es la comunidad con más muertes y contagios.

Madrid expone que en un primer momento pensó en contratar a empresas de catering para adquirir los alimentos y que los ayuntamientos ayudaran en la distribución. La Comunidad alega que solo respondieron afirmativamente 24 de los 179 municipios de la región. Municipios como Leganés, Parla, Rivas o Loeches se desmarcaron de la decisión de la administración regional y contratan sus propias empresas de catering. Posteriormente contactó con empresas de logística “pero al contactar con grandes superficies de alimentación nos dijeron que en las circunstancias actuales les era imposible participar por el enorme esfuerzo que suponía el abastecimiento”.

Finalmente, habló con la asociación Marcas de Restauración: de todas sus empresas “solamente" Telepizza y Rodilla se ofrecieron para facilitar los menús desde el 18 de marzo. Para cubrir a los alumnos que residían en localidades donde las dos firmas no tienen establecimientos se alcanzó un acuerdo con Viena Capellanes para suministrar menús diarios a 650 estudiantes en 66 localidades. Con el fin de evitar desplazamientos, Rodilla se coordinó con asociaciones no gubernamentales de la Cañada Real y con el Comisionado para transportar en camiones propios los menús de 400 niños.

Información sobre el coronavirus:

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

Más información

Lo más visto en...

Top 50