ELECCIONES COMUNIDAD DE MADRID

La sacudida electoral de Madrid no altera el tablero autonómico

La victoria aplastante del PP en las autonómicas y el descalabro socialista no trastocan de momento los acuerdos de Gobierno en otras comunidades

El presidente de la Junta de Andalucía, el popular Juan Manuel Moreno, y el vicepresidente, Juan Marín, de Ciudadanos, el pasado 10 de marzo en Sevilla.

Los resultados en Madrid han demostrado el éxito de la jugada de Isabel Díaz Ayuso, que en marzo convocó elecciones como respuesta casi inmediata a la andanada de PSOE y Ciudadanos de presentar una moción de censura en Murcia que terminó en fiasco. La decisión de la presidenta madrileña se justificó como una reacción rápida al apoyo de Cs, su socio en el Ejecutivo, a la iniciativa de los socialistas murcianos para derrocar a los populares en Murcia. Pero ese vaso comunicante que desde una comunidad autónoma desencadenó unas elecciones regionales en otra parece ahora estar cerrado, a pesar de lo rotundo de la victoria de los populares en el centro geográfico del país. No se adelantarán elecciones en Andalucía, según ha dicho este miércoles el presidente de la comunidad, el popular Juan Manuel Moreno. Los acuerdos de Gobierno que rigen en esa y otras comunidades autónomas también permanecen por el momento inalterados.

Andalucía. No ha esperado el presidente andaluz a que creciera la expectativa de unas elecciones en su comunidad para cortarla en seco. Moreno ha rechazado este mismo miércoles un adelanto tras la victoria de Díaz Ayuso en Madrid y la desaparición de representación parlamentaria de Ciudadanos. “Primero está Andalucía y los andaluces y luego, los intereses de mi partido”, ha afirmado. Ha insistido en desvincular la realidad de la comunidad madrileña de la andaluza: “Madrid es una comunidad uniprovincial con una alta renta per capita y donde el PP lleva 26 años gobernando, y en Andalucía hay ocho provincias y el PSOE ha gobernado 37 años”. Ha recalcado también que mientras tenga apoyo parlamentario no convocará comicios.

Comunidad Valenciana. “En absoluto”. Esa ha sido la respuesta del presidente valenciano, el socialista Ximo Puig, a la posibilidad de que la victoria de Isabel Díaz Ayuso y el abandono del líder de Podemos, Pablo Iglesias, en Madrid afecte al Gobierno del Botànic (llamado así porque el pacto se firmó en el jardín botánico de la Universidad de Valencia), en el que participan los socialistas, Compromís y Podem. Para Puig, quien ha asegurado que “España es mucho más que Madrid”, el gobierno de la Generalitat mantendrá su hoja de ruta en la que “van de la mano la libertad y la igualdad”, según ha dicho. Además, el vicesecretario del PSPV, Manuel Mata, ha alegado que en la Comunidad Valenciana, Podem no provoca el rechazo que provoca Pablo Iglesias.

Castilla y León. La sacudida madrileña tampoco se ha hecho notar en Castilla y León, la otra comunidad en la que se ha presentado una moción de censura en los últimos meses y en la que, como el caso murciano, también resultó fallida. El presidente de la Junta y del PP en la Comunidad, Alfonso Fernández Mañueco, ha descartado este miércoles un adelanto electoral en este territorio porque “no hay motivo alguno” para hacerlo. Mañueco, que gobierna en coalición con Ciudadanos, ha estimado que su Ejecutivo cuenta con una “estabilidad parlamentaria y un gobierno sólido y fuerte, que se preocupa de la salud y de la vida de las personas”. El dirigente ha felicitado a su homóloga madrileña, Isabel Díaz Ayuso, por su victoria electoral y ha celebrado que “el sanchismo se desmorona” y que su partido puede derrotar a Pedro Sánchez.

Cataluña. El presidente en funciones, Pere Aragonès, enfrascado en un eterno tira y afloja con Junts para determinar si finalmente apoyarán un Govern de ERC, ha hecho una lectura en clave catalana de los comicios en Madrid. “Los resultados electorales creo que visualizan que en Madrid habrá una Gobierno escorado hacia el populismo y con el apoyo de la extrema derecha. Ante eso, en Cataluña puede haber una mayoría republicana, independentista y de izquierdas”.

País Vasco. El PNV, apoyo parlamentario habitual del Gobierno en el Parlamento, cree que el resultado de las elecciones a la Comunidad de Madrid apenas si va a tener “efecto” en la gobernabilidad del Estado, salvo “provocar el alargamiento de la legislatura”. “Imaginamos que tanto PSOE como Podemos tratarán de darle la máxima continuidad: podría haber nuevas elecciones en Madrid antes que Generales”, han asegurado fuentes del PNV. El partido de Andoni Ortuzar ha cargado contra Ciudadanos y Podemos. “Se iban a comer el mundo, eran la nueva política, traían otra forma de hacer las cosas... Tal vez esta fecha signifique el final de un ciclo”, han criticado estas fuentes.

Galicia. Bien distinta es la situación de Galicia, donde el PP de Alberto Núñez Feijóo disfruta de su cuarta mayoría absoluta consecutiva obtenida el pasado verano. El presidente gallego ha felicitado a su compañera de filas en Madrid, de la que ha dicho que “se ha convertido en una de las presidentas autonómicas más importantes de España”. En Lugo, Núñez Feijóo ha calificado de “probablemente irreparable” la “pérdida” sufrida a su juicio por el Ejecutivo nacional en las autonómicas madrileñas. “Creo que el gobierno central tiene que tomar nota porque sus políticas han sido derrotadas en las urnas, y han sido derrotadas con tanta contundencia que no valen explicaciones, ni disculpas”.

Feijóo ha considerado que si los populares hubieran logrado el resultado de los socialistas, es decir, que hubieran quedado como tercera fuerza política, Pablo Casado estaría en una “situación muy comprometida”. “Pero ha ocurrido lo contrario”, ha rematado. “Está claro que Casado ha tenido una de sus mejores noches electorales. No ha sido fácil en los dos últimos años, pero los resultados electorales de Madrid, como los de Galicia, han sido las dos mejores noches electorales que ha tenido el presidente Casado”, ha afirmado.

Cantabria. El presidente regional, Miguel Ángel Revilla, que gobierna con el Partido Socialista de Cantabria-PSOE en su comunidad, cree que los resultados electorales en Madrid no son extrapolables al resto de España. También ha afirmado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tiene “motivos para estar preocupado” y considera que la presencia de Pablo Iglesias en el Ejecutivo ha actuado como un “lastre” que lo “ha perjudicado”.

Con información de Eva Sáiz, María Fabra, Juan Navarro, Pedro Gorospe, Pepe Seijo y Efe.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50