Ángel Gabilondo presentará unos presupuestos para Madrid en 100 días si gobierna

El PSOE se compromete en su programa para el 4-M a aumentar el ingreso mínimo vital con un complemento de 150 euros mensuales y otro de 200 para las familias perceptoras de la renta mínima de inserción con menores a su cargo

El candidato del PSOE a la Presidencia, Ángel Gabilondo (en el centro), posa junto a Juan Lobato, 'número 4' de la candidatura, y Mónica Carazo, coordinadora de la campaña, tras presentar el programa electoral. En vídeo, su propuesta de aumentar el ingreso mínimo vital.Vídeo: PSM

Madrid, la locomotora económica de España y ariete del PP contra el Gobierno de Pedro Sánchez, es la autonomía con los presupuestos menos actualizados. Las últimas cuentas públicas de la Comunidad que se aprobaron se remontan a 2019, cuando el presidente regional era Ángel Garrido (PP). El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso (formado por los populares y Ciudadanos) ni siquiera ha presentado un proyecto de presupuestos para los ejercicios de 2020, ni de 2021. El PSOE se compromete en su programa para las elecciones del 4 de mayo a resolver tal anomalía y presentar en el plazo de 100 días un proyecto presupuestario para este mismo año y que canalice los fondos europeos, según han avanzado fuentes socialistas a EL PAÍS. “La presidenta de Madrid decidió, sin haber logrado aprobar antes unos presupuestos, convocar elecciones para sumar una mayoría con la ultraderecha”, ha recordado Ángel Gabilondo este jueves en la presentación del programa socialista en el Ateneo, donde ha incidido en que estaría al frente del “primer Gobierno paritario” de Madrid.

Más allá de la urgencia de la lucha contra el coronavirus, dar respuesta a la desigualdad es el otro gran eje del programa: si es presidente, Gabilondo reforzará el ingreso mínimo vital implantado por el Gobierno central el año pasado con un complemento de 150 euros al mes. Para luchar contra la pobreza infantil, aprobaría un suplemento de 200 euros mensuales para las familias perceptoras de la renta mínima de inserción que cuenten con menores a su cargo. “Si tuviera que destacar un destinatario, este es el programa de los olvidados. Nos comprometemos a cumplirlo para que nunca más nadie se sienta abandonado por el Gobierno de Madrid”, ha expresado el vencedor de las últimas elecciones autonómicas.

La vacunación contra la covid es la prioridad más inmediata y encabeza las 350 medidas del programa de Gobierno para los dos años que restan de legislatura (en 2023 habrá de nuevo elecciones). El PSOE afirma que es un plan viable basado en el proyecto que ya se presentó en las elecciones de 2019 y en su labor al frente de la oposición. El candidato socialista insta a un plan de choque para combatir la pandemia ―Madrid es la segunda comunidad con mayor incidencia, tiene la mayor presión hospitalaria y es la que acumula más fallecidos― con planes de contingencia para prevenir y abordar posibles rebrotes. Para ello se realizarían más de 200.000 pruebas semanales y se recuperaría “la apertura plena” de los centros de salud. Los servicios de urgencias de atención primaria se cerraron en marzo del año pasado y desde entonces no se han reabierto. Por esta razón los ambulatorios no prestan servicio por la noche, los fines de semana y los festivos. Y esto es lo que provocó que miles de mayores de 80 años no fueran vacunados en Semana Santa en sus centros de salud.

El PSOE está dispuesto a reforzar sus plantillas ―“acabaremos con la temporalidad de nuestros profesionales sanitarios, con una gestión adecuada de los recursos humanos y retributivos suficientes que permitan la cobertura del 100% de las plazas”― y se compromete a dotarlas “de los medios necesarios para atender tanto los casos sospechosos de covid como los demás problemas de salud”. El objetivo es que los pacientes tengan cita y atención presencial con su médico de atención primaria en un plazo máximo de 48-72 horas tras solicitarlo. Las residencias de mayores y de personas con discapacidad también contarán, según el programa socialista, con unos servicios de atención primaria. Más de 6.000 ancianos murieron en la primera ola sin la atención medicalizada necesaria en las residencias madrileñas.

La salud mental entra en campaña: los socialistas establecen en 30 días el tiempo máximo de demora para consulta no urgente por este motivo en el sistema público. En la línea de países como Reino Unido y Japón, Gabilondo quiere elaborar una estrategia regional contra la soledad “con el fin de minimizar el riesgo de aislamiento”, sobre todo entre las personas de más edad.

25.000 nuevas plazas educativas y 10.000 en Formación Profesional

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Una de las propuestas más ambiciosas consiste en incrementar en 25.000 nuevas plazas públicas el sistema educativo madrileño. Para lograrlo, se pondría en marcha un plan de choque para la construcción, ampliación y mejora de centros educativos dotado con más de 250 millones de euros. Sin descuidar la universalización de la educación infantil de 0 a 3 años, ampliando el número de plazas ofertadas: la meta es que al final de la legislatura se haya cubierto al menos el 50% de las plazas demandadas por las familias en el curso 2021-2022. La Formación Profesional, especialmente la dual, dispondría de otras 10.000 plazas.

En otro guiño a los jóvenes, el PSOE bajaría las tasas universitarias hasta los niveles del curso de 2011. Madrid es, junto a Cataluña, la comunidad con las tasas más altas. Gabilondo se fija como objetivo posible lograr progresivamente la gratuidad de la primera matrícula, la equiparación de los precios públicos de máster a los de grado y la exención del pago de la enseñanza superior a víctimas de violencia de género y a sus hijas e hijos.

La vivienda pública sería por ley destinada en Madrid, “única y exclusivamente, a vivienda social”. Y se iniciarían en los dos próximos años la construcción de más de 15.000 nuevas viviendas públicas para alquiler asequible o social. Además se impulsaría un Plan de Rehabilitación de Viviendas para 521.000 inmuebles en la región. “La vivienda es un derecho y con nuestras políticas públicas lo es de verdad y en serio”, ha remarcado Gabilondo.

El abono transporte joven se ampliará hasta los 31 años para las personas que sigan estudiando, que perciban un salario por debajo del salario mínimo o se encuentren en desempleo. En cuanto a las propuestas medioambientales, se pondría en marcha el “billete anticontaminación”, consistente en la gratuidad del transporte público durante los episodios de alta contaminación en la región. El PSOE también busca posicionar a la Comunidad de Madrid como un “referente innovador” europeo “en la transición hacia una economía del hidrógeno”. El objetivo de esta propuesta es avanzar hacia la descarbonización, en línea con las directrices de la Comisión Europea.

Buena parte de estas medidas no serían posibles sin unos nuevos presupuestos. El Gobierno de Díaz Ayuso ha afrontado la pandemia sin unas cuentas adaptadas a la crisis sanitaria, económica y social causada por la pandemia. Los presupuestos vigentes cuentan con 20.072 millones. Ciudadanos recuerda cada vez que se le presenta la ocasión que el 10 de marzo, el día que Ayuso rompió con sus socios de Gobierno y convocó elecciones, se iba a cerrar un acuerdo presupuestario con Vox. Pese a que la situación es crítica, el PSOE no podría aprobar los presupuestos como pronto hasta pasado el verano. El estatuto de autonomía de Madrid regula que la duración de su tramitación sea de dos meses. Por eso mismo la aprobación de las cuentas se producía tradicionalmente a finales de diciembre. La norma no escrita que seguían todos los presidentes madrileños, y que Ayuso ha roto, es que el proyecto de presupuestos se presente a finales de octubre, justo antes del puente de Todos los Santos. En las dos ocasiones que ha tenido, la candidata del PP se ha saltado los plazos que sí cumplieron otros presidentes del PP como Alberto Ruiz-Gallardón, Esperanza Aguirre, Ignacio González o Cristina Cifuentes.

Con independencia de los presupuestos, Gabilondo cree factible generar 125.000 puestos de trabajo de acuerdo con el plan de recuperación, transformación y resiliencia de los fondos europeos del Gobierno central. Y también aprobaría de forma inmediata la movilización de 80 millones de euros del fondo de contingencia de las cuentas públicas vigentes ―esta partida está dotada con 100 millones y solo se han gastado 700.000 euros― para ayudas a la hostelería. Madrid es la única comunidad que no ha dado ayudas directas al sector.

Frente a la insistencia del PP en que un Gobierno de izquierdas subiría los impuestos, Gabilondo se compromete, “dada la duración de la legislatura y la excepcionalidad de la situación, a no tocar la fiscalidad”. Madrid es la única autonomía que exime del pago del impuesto de patrimonio y bonifica al 99% sucesiones y donaciones. La intención del Ejecutivo de Pedro Sánchez es que haya un mínimo común para determinados impuestos en todas las comunidades. “No es el momento de subir los impuestos y menos a corto plazo”, ha zanjado este jueves la vicepresidenta económica Nadia Calviño.

Suscríbete aquí a nuestra nueva newsletter sobre Madrid

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

José Marcos

Redactor de Nacional desde 2015, especializado en PSOE y Gobierno. Previamente informó del Gobierno regional y casos de corrupción en Madrid, tras ocho años en Deportes. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster de Periodismo de EL PAÍS. Trabajó en Starmedia, Onda Imefe y el semanario La Clave.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS