Illa: “Un referéndum es algo descabellado y no tiene apoyo en la sociedad catalana”

El candidato del PSC en las elecciones catalanas, Salvador Illa, asegura que no quiere ser ‘president’ a cualquier precio

El candidato de PSC a la Generalitat, Salvador Illa. En vídeo, la entrevista. FOTO: JOAN SANCHEZ | VÍDEO: GIANLUCA BATTISTA

Salvador Illa marca su carácter empezando por los pies. Sus calcetines, ejecutivos rayados azul oxford, llaman la atención pero con moderación. El ya exministro de Sanidad, de 54 años, vuelve a su tierra con un objetivo: alcanzar la presidencia de la Generalitat en las elecciones del 14 de febrero, aunque dice que no lo quiere conseguir a cualquier precio.

Pregunta. Propone un plan para la reconciliación. ¿La mejor solución sería un Gobierno entre independentistas y constitucionalistas?

Respuesta. No, creo que la solución pasa por un Gobierno que trabaje para el reencuentro, y la independencia es divisiva. A la sociedad catalana se la une buscando aquellas cuestiones específicas que preocupan a los catalanes, como la lucha contra la covid y la recuperación de la economía.

Más información
El PSC mantiene su ventaja en las elecciones catalanas y Junts recorta la distancia con ERC, según el CIS
Sánchez e Illa piden concentrar en el PSC el voto contrario a la independencia
Estos son los candidatos a las elecciones catalanas 2021 para el 14-F

P. ¿El derecho a decidir es divisivo?

R. Como forma de conseguir la independencia, sí. Cataluña decide cada vez que va a votar.

P. ¿Qué líneas rojas marcaría en un acuerdo con ERC?

R. Sobre la gobernabilidad de Cataluña, no puedo compartir proyecto con quien defiende la independencia como la solución, porque esto ha dividido a la sociedad catalana. Propongo hablar para encontrar acuerdos concretos. Mi proyecto es incompatible con aquellos que defienden la independencia.

P. En su programa recuerdan al independentismo que si quieren seguir adelante con su proyecto, necesitan dos tercios del Parlamento catalán. No sería descabellado que se produjera una mayoría a favor del referéndum de autodeterminación sumando a Junts, ERC, CUP y sus socios de Gobierno en España, los comunes. ¿Cómo reaccionaría el PSC?

R. Es algo descabellado. Un referéndum de autodeterminación no tiene cabida en la Constitución. Quiero pasar página a 10 años que han dividido a la sociedad. El punto de encuentro es volver a convivir y aceptar que hay una mayoría que no quiere la independencia. Aceptar que no hay que buscar artilugios y artefactos que dividen a la sociedad. Un referéndum es algo descabellado y no tiene apoyo en la sociedad catalana.

P. ¿Cómo convencerá a los que se pasaron al independentismo?

R. Hay una mayoría de gente en Cataluña, socialistas pero también otra gente que no lo es, que quiere pasar página, que ha visto que esto no conduce a nada. Que banalizar el Estado de derecho lleva a confusión, a confrontación, a sufrimiento.

Soy catalán, español y europeo; y no acepto lecciones de democracia”

P. Los dirigentes independentistas consideran que usted representa a un Estado autoritario. Oriol Junqueras, líder de ERC, insiste en pedir que se atrevan a mirarle a los ojos. ¿Le mirará a los ojos?

R. Yo miro a los ojos a todo el mundo, y no sé si todo el mundo puede mirarme a mí. No soy responsable de lo que le ha pasado a nadie que esté pasando por momentos difíciles. Serán ellos responsables de sus actos. Soy catalán por los cuatro costados, español y europeo. Y soy demócrata, y lecciones de democracia no las acepto de nadie. España es una democracia asentada, y no reconocer esto es querer vivir literalmente en otro mundo. Y así nos va. Respeto a los que tienen como proyecto la independencia, tienen derecho a defenderla, es más, si no lo tuvieran, yo trabajaría para que pudieran defenderlo, pero no tienen derecho a saltarse el marco de convivencia.

P. Insiste en que se ha producido una división social a raíz de la carrera independentista.

R. En mi familia hemos mantenido las relaciones bien; con algunos amigos, sí, y ha sido doloroso.

P. Si pierde, pero unos votos pueden hacer que usted sea presidente, ¿aceptará lo que sea?

R. No quiero ser president a cualquier precio. Yo quiero ganar las elecciones. Si gano, me presentaré a la investidura, pero mi objetivo no es ganar a cualquier precio. Mi objetivo es presentar esta mayoría que quiere abrir un tiempo nuevo. Si no se dan estas condiciones, no me interesa.

P. Si Vox votara a su favor en una investidura, ¿les agradecería su sentido de Estado, como ha hecho el Gobierno por su apoyo a los fondos europeos?

El Govern tiene la obligación de que las elecciones transcurran con normalidad

R. A mí Vox me quiere meter en la cárcel. Lo que me genera muchas dudas, y que es muy revelador, es que partidos muy estructurados voten en contra de que lleguen 140.000 millones a España en seis años. Esto es lo que pregunto al PDeCAT, a Junts, a ERC, a PP y a Cs. ¿Quieren o no quieren que lleguen 140.000 millones para reactivar la economía y que nadie quede atrás? Y si lo quieren, ¿por qué votan que no?

P. El PSC fue el único partido que quería mantener el 14-F. Hay miles de personas que no quieren participar. ¿Quién será el responsable si se producen contagios?

R. Hay elecciones porque ha fracasado el Gobierno independentista. Quim Torra dijo hace un año que la legislatura estaba agotada. Por mandato de nuestro Estatuto de autonomía, no de ningún juez, se convocaron automáticamente, con el refrendo del Parlament. ¿No es un derecho fundamental el voto? Podemos ir a comprar el pan, llevar a nuestros hijos al colegio, pero votar, no. La obligación de que las elecciones transcurran con toda la normalidad es del Govern. ¿Vivimos algo excepcional? En Portugal lo han hecho, en Estados Unidos lo han hecho.

P. ¿Tendremos un buen verano?

R. Tendremos un verano mucho mejor que el anterior. Habrá un 70% de la ciudadanía española y europea vacunada. Esto no nos permitirá olvidarnos de la pandemia, ni mucho menos, habrá que seguir teniendo algunas precauciones, pero estaremos en un estadio completamente distinto.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS