_
_
_
_

Sánchez, tras la derrota en Andalucía: “No hay cambio de ciclo”

El PP proclama el inicio del fin del Ejecutivo socialista, mientras que el PSOE sostiene que los resultados no son extrapolables a unas elecciones generales

PP elecciones Andalucia 2022
Alberto Núñez Feijóo, preside este lunes el comité de dirección del PP en la sede nacional, en Madrid.DIEGO CRESPO (PP) (Europa Press)

El PSOE ha negado este lunes que su derrota electoral en las elecciones andaluzas, tras bajar tres diputados del que era hasta ahora su suelo electoral, suponga un “cambio de ciclo” con efectos en unos comicios nacionales. Los socialistas han circunscrito el resultado a Andalucía, y sostienen que no es extrapolable a las elecciones generales que, de no haber adelanto, se celebrarán dentro de año y medio. “El Gobierno está fuerte, hay legislatura hasta el final”, ha asegurado Pedro Sánchez en la ejecutiva federal socialista de este lunes, según su portavoz, Felipe Sicilia.

Mientras, en el PP apenas pueden contener su euforia por la histórica victoria de Juan Manuel Moreno Bonilla. La lectura de la dirección nacional del partido, un día después de su mayoría absoluta en la autonomía más poblada de España, es que señala el camino de salida de Pedro Sánchez de la presidencia del Gobierno. “Ayer [este domingo] se puso el reloj en marcha con una cuenta atrás para que Sánchez salga de La Moncloa”, ha proclamado este lunes el coordinador general del Partido Popular, Elías Bendodo, tras la reunión del comité de dirección.

“El PP diseñó y planificó tres elecciones autonómicas para hacer creer en un cambio de ciclo que no es tal. Se olvidan de las elecciones en Cataluña [que ganó el PSC en febrero de 2021]”, ha rechazado Sicilia, el portavoz de la ejecutiva federal socialista. En la reunión, Sánchez ha insistido en esa idea y ha negado también el cambio de ciclo en la reunión, y varios miembros de la dirección del PSOE han subrayado, según fuentes presentes, que en un contexto como el de la salida de la pandemia, los gobiernos autonómicos han salido reforzados en líneas generales. De esa forma justifican las victorias del PP en Madrid, Castilla y León y ahora en Andalucía. En cambio, las elecciones autonómicas de mayo de 2023 se celebrarán en 12 comunidades: los socialistas presiden nueve, salvo Madrid, Murcia y Cantabria. “Hay gobiernos autonómicos del PSOE que están más que consolidados y así lo demostraremos”, ha asegurado Sicilia.

Felipe Sicilia comparece ante la prensa tras la reunión de la ejecutiva federal del PSOE, en la sede de Ferraz, en Madrid, este lunes.Foto: ANDREA COMAS

Los populares se declaran “activados” para ir a unas elecciones generales, aunque no llegan a pedir un anticipo electoral a los socialistas. Ese escenario tampoco lo contemplan ni en La Moncloa ni en Ferraz. Sánchez ha recalcado en público y en privado que su intención es completar la legislatura. Según las fuentes consultadas, el presidente y secretario general del PSOE ha reiterado este lunes que España necesita “estabilidad”. Entretanto, el presidente popular, Alberto Núñez Feijóo, ha dado la orden, según el discurso de su número tres, Bendodo, de gestionar sin excesiva ansiedad el triunfo en Andalucía. El PP evita entregarse a las peticiones de adelanto electoral de los sectores más duros de la derecha y seguirá tendiendo la mano al Gobierno para llegar a acuerdos de Estado. Génova ratifica su compromiso de presentar una propuesta de acuerdo en el próximo mes para renovar el Poder Judicial.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Feijóo reunirá este martes de manera extraordinaria a la Junta Directiva Nacional del PP, el máximo órgano entre congresos. El líder del PP presidirá el encuentro, en el que él y el presidente de Andalucía pronunciarán sendos discursos, según han informado fuentes populares.

El PP sí insiste, a diferencia del PSOE, en hacer una traslación de los resultados andaluces al clima de opinión nacional. Los populares se apoyan en que en Andalucía viven más de ocho millones de personas, casi el 20% de la población de todo el país, como ha recordado Bendodo. “Ayer [este domingo] el PP ha dado un paso decisivo, firme, para que Pedro Sánchez salga de La Moncloa. ¿Cuándo? Cuanto antes”, ha subrayado el coordinador general de los populares en rueda de prensa en la sede de la calle Génova. Ante las reiteradas preguntas sobre si la dirección popular cree entonces que el presidente socialista debe convocar ya a las urnas, Bendodo se ha limitado a contestar que Sánchez decidirá la fecha electoral “cuando le interese”. “Yo no me atrevo a decir cuándo va a convocar o no”, se ha descolgado, frustrando así las expectativas de los sectores más agitados de la derecha, que consideran que tras el batacazo en Andalucía, hay que ir a un adelanto de las generales de inmediato. Eso sí, a esos sectores les dice que el Partido Popular acelera: “El PP está preparado, está activado para afrontar unas generales cuando toquen, sea de forma inmediata o a largo plazo”.

En el Gobierno y el PSOE insisten, para contrarrestar las expectativas del PP, en que todas las elecciones fuera del calendario habitual en los últimos 12 meses han sido en territorios donde ya gobernaba la derecha. Pero ese argumento chirría en Andalucía, hasta hace un suspiro el bastión de los socialistas. Y no solo eso: como comunidad más poblada, es la que más escaños reparte en el Congreso (61), por delante de Cataluña (48) y Madrid (37), lo que es toda una advertencia con vistas a las elecciones generales.

Los populares están haciendo circular además otro relato para desgastar a Pedro Sánchez tras las andaluzas. El triunfador de la noche electoral, Juan Manuel Moreno Bonilla, ha asegurado esta mañana que Sánchez está sopesando no presentarse a las próximas generales si el PSOE sigue la estela de los resultados en Andalucía. Un extremo que en el Partido Socialista niegan. “Si las cosas no le funcionan, veremos a un Sánchez que no se presente a las elecciones”, ha afirmado el presidente andaluz en una entrevista en la cadena COPE.

El coordinador general del PP ha precisado que su partido va a mantener la mano tendida al Gobierno para llegar a acuerdos y, en concreto, que en este mes “el PP va a trasladar su propuesta para renovar el Consejo General del Poder Judicial”. Feijóo considera que la victoria de Andalucía demuestra que la estrategia adecuada para ganar a la izquierda es presentarse como un partido moderado, así que la propuesta de acuerdos es una de las patas fundamentales para hacer creíble esa fórmula ante el electorado.

El PSOE también mantiene su apuesta por un perfil moderado como el de Juan Espadas para volver a la presidencia de la Junta de Andalucía. “El respaldo en la ejecutiva ha sido absoluto y total. Tenemos un buen candidato y vamos a tener un magnífico candidato haciendo oposición. Tenemos un buen proyecto, falta consolidarlo y darlo a conocer más”, ha aseverado Sicilia.

El estilo de Moreno frente al de Ayuso

“El PP siempre ganó centrado y moderado”, ha insistido Bendodo, dejando claro que tras las andaluzas, gana fuerza en el partido la vía de los moderados frente a de los halcones. Se trata del mismo mensaje que ha lanzado Moreno Bonilla, convertido ahora en el gran barón de referencia del PP, por delante de Isabel Díaz Ayuso, que no alcanzó su mayoría absoluta en la Comunidad de Madrid. “El camino por el centro es el camino de referencia. Es la única estrategia que está frenando a Vox”, ha defendido este lunes el presidente andaluz. Pero el PP seguirá teniendo dos almas. La líder madrileña ha hecho oídos sordos a las interpelaciones veladas de sus colegas de partido, y ha dicho que mantendrá su estrategia de confrontación y batalla cultural. “No cambiaré ni un milímetro”, ha avisado Ayuso.

El interés del PP andaluz ―que es a la vez una de las patas sobre las que pivota el PP nacional― en dejar la vía de Ayuso en un segundo plano se percibió ya durante la campaña electoral. La líder madrileña fue relegada al mismo papel que el resto de los presidentes autonómicos, y fue invitada solo a la precampaña, como los demás. “Nosotros en la campaña no nos andamos con miramientos. El que sumaba venía y el que no sumaba no venía. Así de claro”, ha dicho este lunes Bendodo, en lo que podía leerse como un mensaje velado sobre Ayuso. El coordinador general ha precisado después que los presidentes autonómicos “sumaban”, aunque estrictamente no se les invitó a la campaña. Tras el resultado andaluz, en Génova los halcones pierden todavía más influencia.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_