Puig presenta la remodelación del Gobierno valenciano ante un cambio de contexto por la pandemia y la revolución energética

Los nuevos consejeros en Hacienda, Educación, Sanidad, Política Territorial e Innovación prometen su cargo

Ximo Puig con el Gobierno valenciano al completo, tras la toma de posesión de los nuevos consejeros.
Ximo Puig con el Gobierno valenciano al completo, tras la toma de posesión de los nuevos consejeros.Monica Torres

Los cinco nuevos consejeros nombrados por el presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, han tomado posesión este lunes de sus cargos mediante los respectivos actos de entrega de cartera. Puig ha justificado los cambios alegando que los hechos han cambiado, el contexto ha cambiado y “la revolución energética y la pandemia, nos obligan a cambiar”. “Este nuevo Consell nace con la misión de relanzar la Comunidad Valenciana y de orientar la acción de Gobierno hacia las transformaciones que marcarán esta década”, ha dicho el president.

“Cambiamos para profundizar en los tres grandes ejes de la vía valenciana: estabilidad, acuerdo y soluciones”, ha recalcado el presidente de la Generalitat. “Para ser más eficientes en la creación de puestos de trabajo, en el fortalecimiento del bienestar y en una sostenibilidad justa, frente a la intolerancia y el maniqueísmo”, ha señalado, a la vez que ha destacado la necesidad de seguir trabajando en la igualdad entre hombres y mujeres (con un gobierno con más mujeres que hombres), en la igualdad social y en el respeto al planeta. En este último reto se ha fijado hasta decir que este será el primer Consell “con la directriz clara de proteger al planeta, no como una obligación ética, sino como una oportunidad”.

El presidente de la Generalitat Valenciana anunció el sábado los nombramientos de cinco consejeros, con Arcadi España como nuevo consejero de Hacienda y Modelo Económico, en sustitución de Vicent Soler; Raquel Tamarit como consejera de Educación, Cultura y Deporte, en sustitución de Vicent Marzà; Miguel Mínguez como consejero de Sanidad Universal y Salud Pública, en sustitución de Ana Barceló; Rebeca Torro como consejera de Política Territorial, Obras Públicas y Movilidad, cartera que antes ocupaba Arcadi España; y Josefina Bueno como consejera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, como relevo de Carolina Pascual. “Un médico, una maestra, una catedrática, un economista y una abogada, con perfiles de gestión solvente y experimentados”, ha resumido Puig.

A cada uno de ellos les ha puesto una tarea. A España le ha reclamado una “mirada amplia para poner la consejería de Hacienda y Modelo Productivo al servicio de la transformación económica y el aprovechamiento de cada euro de los fondos europeos. A Tamarit le ha requerido que impulse la nueva FP valenciana adaptándola al nuevo modelo productivo y convertirla en sinónimo de excelencia y oportunidad. A Miguel Mínguez, como nuevo consejero de Sanidad le ha encomendado la tarea de realizar un “salto” en la modernización de la Sanidad Pública valenciana. A Torró, como responsable de Política Territorial, la aceleración de las energías renovables como máxima prioridad, así como potenciar la obra pública para dinamizar la economía. Por último, a la nueva consejera de Innovación le ha pedido más innovación para aumentar las oportunidades de las empresas y más ciencia que sitúe a la Comunidad Valenciana a la vanguardia del desarrollo.

La remodelación en el ejecutivo autonómico valenciano llega después de que hace dos semanas el portavoz socialista en las Cortes Valencianas, Manolo Mata, presentara su dimisión para ejercer de abogado defensor del principal urdidor de la trama del caso Azud, que presuntamente repartió mordidas a cargos del PP y del PSPV. El relevo en este puesto propició la remodelación al designar a la consejera de Sanidad, Ana Barceló, como su sustituta en la portavocía. Mientras Puig meditaba los cambios, Compromís, socio del Gobierno del Botànic, se adelantó a los socialistas con la dimisión de Vicent Marzà como consejero de Educación, que será relevado pro su compañera de partido Raquel Tamarit.

“Relanzar la Comunidad Valenciana en un año decisivo”, dar “un nuevo impulso” a la acción de Gobierno con ayuda de los fondos europeos y “acelerar la transformación” del tejido productivo fueron los ejes que el propio presidente de la Generalitat destacó para explicar la remodelación más voluminosa acometida en sus siete años al frente de la Generalitat. “No es un cambio de gobierno para las elecciones; es para afrontar esta década de oportunidades”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS