la crisis del coronavirus

La Comunidad Valenciana afronta una semana crucial con la rebaja de algunas restricciones

Los datos desvelarán la incidencia tras la Semana Santa y condicionarán el levantamiento del cierre perimetral tras casi seis meses

Imagen de la playa de la Malvarrosa, en Valencia, a finales de febrero.
Imagen de la playa de la Malvarrosa, en Valencia, a finales de febrero.Kai Försterling / EFE

La Comunidad Valenciana afronta esta semana un momento crucial en la evolución de la pandemia por covid. Este lunes entra en vigor la rebaja de algunas restricciones, como la ampliación a seis personas de las reuniones en espacios públicos y a dos núcleos familiares en privados, y se espera la llegada de la vacuna de Jassen, que elevará el número de inmunizados debido a que únicamente precisa de un pinchazo. Los datos, probablemente, desvelarán la incidencia de la Semana Santa y en 15 días, se decidirá si la apertura del cierre perimetral ha de esperar o no al 9 de mayo, cuando decae el estado de alarma. En cualquier caso, no será antes del 26 de abril, cuando la comunidad cumplirá casi seis meses de cierre perimetral.


La evolución es buena y los datos reflejan que la Comunidad Valenciana se mantiene como la mejor en cuanto a incidencia (casos por 100.000 habitantes). Pese al riesgo epidemiológico bajo, la situación en el resto de España “no permite rebajar significativamente las restricciones”, según argumenta la Generalitat en el decreto de nuevas medidas publicado el viernes en el Diari Oficial que califica las medidas de “proporcionales, necesarias y justificadas”. En el mismo, explica que “por razones de prudencia, el Consell ve necesario mantener una limitación de los contactos sociales fuera de la unidad de convivencia”.

Más información

La tasa de positividad entre todas las pruebas diagnósticas de infección realizadas en la última semana es del 4,6%, ligeramente por encima del 4% establecido como límite a partir del cual el riesgo de transmisión se ve incrementado. A nivel hospitalario, la evolución en la ocupación de camas de agudos y camas de UCI mantiene la tendencia decreciente y los niveles de utilización de estos servicios se sitúan en un riesgo bajo en la ocupación de camas de agudos, ya que a 7 de abril es del 2,47%, y en la ocupación de camas de críticos el riesgo también es bajo con una presión sobre las UCI del 7,6%, tal expone el mismo decreto.

Si los buenos datos sanitarios actuales se consolidan, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, prometió avanzar en la flexibilización de las restricciones, que “no durarán ni un día más del necesario”.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50