_
_
_
_

1.193 euros al mes: nuevo récord histórico del alquiler en Barcelona antes de la regulación de los precios

Los datos oficiales del primer trimestre apuntan a una subida de casi el 10% en un año y serán los últimos para calibrar el impacto de la regulación de precios

Regulacion precio del alquiler Barcelona
Viviendas en Barcelona.Albert Garcia (Albert Garcia)
Clara Blanchar

El precio del alquiler en Barcelona marcó un nuevo récord histórico durante el primer trimestre de este año: 1.193 euros al mes, según los datos oficiales obtenidos de las fianzas depositadas en el Incasòl que ha hecho públicos este lunes la Generalitat. Echando la vista atrás, son más de cien euros respecto las mismo periodo del año pasado, cuando con 1.087 euros al mes, el precio del alquiler superó el salario mínimo. En porcentaje, el aumento roza el 10%, el triple de lo que ha subido el IPC. Más allá de constatar que los precios parecen no tener fin en la ciudad, la cifra es importante porque será la última de la serie antes de la regulación de precios que entró en vigor a mediados de marzo y permitirá analizar sus consecuencias sobre el mercado.

Los precios llevan una década creciendo, con la única excepción de la pandemia y su resaca económica, que coincidió con la primera regulación de precios en Cataluña, cuyo efecto es difícil de analizar precisamente porque se solapó con el de los efectos de la epidemia mundial de coronavirus. En Barcelona, los precios oscilan entre los 828,7 euros del distrito de Nou Barris y los 1.651,8 euros de Sarrià Sant Gervasi. De los diez distritos de la ciudad, solo tres registran alquileres inferiores a mil euros: el citado Nou Barris, Horta-Guinardó y Sant Andreu.

En Cataluña, los datos muestran una media de precio del alquiler de 868 euros, un 6,9% más que durante el primer trimestre de 2023. El Sindicato de Inquilinas ha valorado que tanto la media catalana como la de Barcelona son “cifras que generan graves repercusiones para las economías domésticas, cada vez más ahogadas por el pago de los alquileres”.

Más allá de la capital, los alquileres en Girona cuestan 807 euros, en Lleida 586 y en Tarragona 664. En grandes ciudades como L’Hospitalet el alquiler mensual cuesta 880 euros, en Reus 604, en Terrassa 730, en Sabadell 807 y en Badalona, 878 euros. La población con los alquileres más caros es Sant Vicenç de Montalt (1.786 euros), y otras con alquileres elevados son Sant Cugat (1.419), Premià (1.341) o Alella (1.290).

La cámara de la propiedad urbana de Barcelona cita varias razones para explicar el aumento. La inflación, la superficie mayor de los pisos alquilados y el “desequilibrio entre una demanda creciente y una oferta que no puede responder a mismo ritmo, lo que generaliza las subidas por encima del IPC en todos los distritos (salvo en Sants-Montjuïc)”. La cámara señala también que los mayores incrementos se registran en los distritos más caros. Por último, el organismo apunta una última razón para argumentar el incremento: el hecho de que los propietarios inviertan en mejoras de las viviendas, para “ofrecer pisos de nivel superior, lo que se traslada a los precios”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Por su parte, el Sindicato de Inquilinas, impulsor de la regulación de precios primero en Cataluña (entre septiembre de 2020 y marzo de 2022) y después por parte del Gobierno, atribuye las subidas del primer trimestre de este año a un intento de los caseros de subir precios antes de que entrara en vigor la regulación de las subidas. El portavoz de Sindicato, Enric Aragonès, ha recordado que la organización detectó, antes de la entrada en vigor de la regulación, casos de propietarios que intentaban subir precios, incluso forzando la firma de nuevos contratos de pisos que todavía tenían vigente un contrato. “La regulación se cumple, pero hay rentistas dispuestos a hacer lo que sea para no cumplir la regulación”. “Vemos esfuerzos deliberados por parte de la patronal inmobiliaria para esquivar la Ley, no firmar nuevos contratos y continuar subiendo precios a través de alquileres temporales o alquiler de habitaciones”, denuncia el Sindicato, que la semana pasada presentó una proposición de Ley en el Congreso con el apoyo de los partidos Podemos, Sumar, BNG, ERC y EH Bildu.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Clara Blanchar
Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_