_
_
_
_
_

La Generalitat prohíbe comprar agua para llenar las piscinas de los hoteles

El sector había estudiado la posibilidad de traer agua desde Francia: “Da igual la procedencia, no está permitido”

Imagen de archivo de la piscina Bernat Picornell (Barcelona).
Imagen de archivo de la piscina Bernat Picornell (Barcelona).Gianluca Battista

Samuel Reyes, director de la Agencia Catalana del Agua (ACA), ha reiterado este lunes en TV3 que está prohibido que el sector hotelero compre agua para llenar las piscinas sin importar la procedencia. “No importa el origen, salvo si proviene del mar”, ha afirmado Reyes. Fuentes de la ACA aseguran a este diario que no es una medida nueva y que ya se anunció hace dos años, cuando Cataluña activó por primera vez la alerta por la grave sequía.

Los hoteles habían estudiado la posibilidad de traer agua desde Francia e, incluso, adquirirla en empresas dedicadas al transporte y suministro del líquido en Cataluña. Sin embargo, la ACA ha descartado tajantemente esta posibilidad: “Da igual que venga de Francia, Bilbao o Japón, si no es agua de mar, no se puede llenar la piscina”, detallan desde la entidad. La medida entró en vigor en noviembre de 2022, cuando Cataluña decretó el primer escenario del Plan Especial de Sequía (PES) para hacer frente a la crisis hídrica, según la ACA.

En la fase de emergencia actual, activada desde el pasado 1 de febrero en 239 municipios -el 80% de la población de Cataluña-, está prohibido el llenado total o parcial de cualquier tipo de piscina (públicas, privadas o comunitarias) y solo se puede hacer en caso de que cuenten con un sistema de recirculación y para garantizar la calidad sanitaria, como deben realizar los centros que estén inscritos en el equipamiento deportivo de la Generalitat y presenten un plan de compensación; o los hospitales y residencias. En caso de ser una piscina con agua salada, se pueden llenar siempre que no estén conectadas a la red de abastecimiento.

Reyes ha abierto la posibilidad de “flexibilizar” las restricciones a los agricultores y ganaderos, en pie para buscar mejores condiciones laborales, aunque ha subrayado que deberá estudiarse cada caso. La portavoz del PSC, Èlia Tortolero, también ha pedido este lunes que los límites al sector agrario sean consensuados después de que el pasado jueves acordaran revisarlas. “Es necesario escuchar a este sector estratégico, necesario y relevante en Cataluña. Escucharlos y no darles lecciones”, ha sostenido Tortolero en una rueda de prensa en la sede del PSC. En el escenario actual de emergencia, la agricultura debe restringir el consumo de agua un 80% y, la ganadería, un 50%. Los agricultores no solo reclaman suavizar las medidas antisequía con sus movilizaciones, sino una reducción de los trámites burocráticos y una agilización del pago de las ayudas para poder hacer frente a la inflación de los costes de producción.

Las movilizaciones agrarias se producen después de que el pasado mes de enero se convirtiera en el tercer inicio de año más cálido de Cataluña en lo que va de siglo, marcando 2,1 grados más con respecto al año pasado. Las lluvias también han estado por debajo de los valores habituales para la época del año, aunque en Lleida hubo precipitaciones más abundantes por la presencia de la borrasca Irene.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La grave sequía que atraviesa la comunidad desde hace 40 meses está llevando a que las administraciones y entidades activen medidas de prevención para garantizar el abastecimiento de agua potable de la población y el correcto funcionamiento de las infraestructuras que, como el Besòs, aportan grandes cantidades de recursos hídricos. De hecho, Aiguas de Barcelona (Agbar) y los Mossos d’Esquadra han acordado este lunes impulsar un plan de seguridad de las plantas de de agua en tiempo de sequía con la finalidad de evitar los robos de cobre, principalmente en las depuradoras. En el comunicado emitido, Agbar ha explicado que el robo de este material provocaría que estas instalaciones dejaran de funcionar. “Implicaría agravar la situación de sequía porque afectaría a la producción de agua regenerada”, señalan en el comunicado. Actualmente, se impulsan 1.500 litros por segundo de agua regenerada desde la Estación Regeneradora de Agua (ERA) de la depuradora del Baix Llobregat hasta Molins de Rei, para verterla en el río y captarla de nuevo ocho kilómetros abajo en la potabilizadora de Sant Joan Despí (Barcelona), donde es tratada y distribuida a casi tres millones de personas.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_