_
_
_
_
_

Barcelona se disfraza por Halloween este fin de semana

Los espacios públicos y las asociaciones vecinales vuelcan el espíritu de la ciudad en la celebración de la noche más terrorífica del año

Imagen del espectáculo Wilhelm Freak Show en el parque de atracciones del Tibidabo.
Imagen del espectáculo Wilhelm Freak Show en el parque de atracciones del Tibidabo.

El próximo 31 de octubre es Halloween, o la víspera del día de Todos los Santos, la que muchos consideran “la noche más tenebrosa del año”. La festividad anglosajona del “truco o trato” se ha hecho un hueco en el calendario español, hasta convertirse en uno de los eventos más esperados para los niños y los amantes del terror. Por fortuna, Barcelona no espera al 31 para celebrar el miedo: este fin de semana emblemáticos monumentos, espacios públicos y vecinos han puesto el disfraz de Halloween a la ciudad.

Vecinos del barrio de Trinitat Vella decorando el túnel del terror. Imagen cedida por el Centro Cívico Trinitat Vella
Vecinos del barrio de Trinitat Vella decorando el túnel del terror. Imagen cedida por el Centro Cívico Trinitat Vella

Túnel del terror en Trinitat Vella

Este viernes, el Túnel del Terror del barrio de Trinitat Vella celebra su décimo aniversario. Hasta 14 espacios de distinta ambientación conforman esta experiencia tenebrosa e inmersiva que este año está ambientada en una casa indiana modernista de los años veinte cuyos habitantes sufren brote de peste negra. La actividad abrirá sus puertas a los grupos a las 19 horas, pero desde una hora antes se podrán coger las entradas en el centro cívico Trinitat Vella.

La iniciativa nació hace diez años en el centro cívico del barrio. Los vecinos quisieron apostar por un proyecto comunitario e intergeneracional parar situar Trinitat Vella en el mapa de Barcelona e invitar a los ciudadanos y turistas a adentrarse en el barrio y recorrer sus calles, más allá de las visitas al parque obra del prestigioso estudio de arquitectura Roig i Batlle.

Actualmente, más de 100 vecinos, de entre 15 y 65 años, colaboran como voluntarios para decorar, ambientar, organizar y actuar en este proyecto vecinal de terror. Para Inmaculada Castro,responsable de actividades del centro cívico, el túnel de Trinitat Vella es mucho más que una actividad de terror para Halloween, “se trata de movimiento vecinal para unir al barrio a través de una expresión artística y lúdica”, explica.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los vecinos trabajan durante meses para ambientar el recinto, recopilar materiales, fabricar la decoración (para la que se usan muchos objetos reciclados) y trabajar la interpretación de los personajes fantásticos. Los vecinos no son actores, ni la actividad cuenta con respaldo municipal por lo que el presupuesto es muy escaso pero el proyecto “es tan importante para ellos” que cada año se ha ido profesionalizando más, “hay muchísimo trabajo detrás”, defiende Castro.

La entrada es gratuita, pero se pide una aportación voluntaria de alimentos no perecederos que irán a parar a entidades de Trinitat Vella y Nova.

Personaje del Hotel Krüeger del parque de atracciones del Tibidabo.
Personaje del Hotel Krüeger del parque de atracciones del Tibidabo.

Tibidabo

El lugar más tenebroso y enigmático de Barcelona celebra Halloween este año de una manera especial: parque de atracciones del Tibidabo estrena el Wilhelm Freak Show. Este fin de semana y hasta el próximo 12 de noviembre, una quincena de actores del Hotel Krüeger saldrán temporalmente de sus estancias y acudirán a la Plaza de los Sueños (Plaça dels Somnis) para representar la función que combina espectáculo de circo, ilusionismo y terror.

El espectáculo cuenta la historia de Wilhem un ser oscuro y avaricioso que se convertirá en maestro de ceremonias de un espectáculo de circo en el que los protagonistas serán las criaturas y seres extraños que él fue conociendo en sus viajes alrededor del mundo. El Wilhelm Freak Show es una apuesta completamente diferente a los espectáculos que se llevan a cabo en el Tibidabo, “es un espectáculo muy arriesgado, nos ha costado mucho sacarlo”, cuenta Óscar Hidalgo, director de arte del Hotel Krüeger desde hace dos décadas.

El parque de atracciones del Tibidabo no necesita que llegue Halloween para ser un lugar icónico del miedo en Barcelona. El que fue definido por Walt Disney como uno de los lugares más mágicos del mundo, lleva más de 27 años abriendo las puertas del Hotel Krüeger: el antiguo hospedaje para personas de alta alcurnia que tras el trágico incendio se convirtió en un refugio para las almas atrapadas. El escenario perfecto para los personajes más representativos del cine clásico de terror.

Hidalgo explica que el Krüeger es “artesanal”, una experiencia de terror clásico que huye de los sustos fáciles y donde el miedo se percibe por la interpretación. “Ver a cada personaje en su escena, con su ambiente, su iluminación, efectos, vestuario y magnífico maquillaje, hace vivir el miedo como si fuera una verdad. Es lo bonito del terror tradicional”, detalla.

“El Tibidabo en esta época del año es una experiencia mágica. Cada vez vienen más personas disfrazadas y, al final, todo lo que te rodea, incluso tú mismo eres parte del espectáculo”, cuenta Rosa Ortíz, directora del parque de atracciones.

Halloween en Poble Espanyol en una imagen cedida por los organizadores.

Creepy Halloween en Poble Espanyol

Este año, en el Poble Espanyol la celebración de Halloween ofrece dos actividades distintas, a escoger según se visite con o sin niños: Creepy Halloween Family y Creepy Halloween Extreme. Durante el fin de semana, el famoso recinto de Montjuic cede sus casi 40 mil metros cuadrados a los diez espacios decorativos y los más de 30 actores con los que contarán estas experiencias inmersivas. Las entradas para las actividades infantiles - que se repetirán los dos próximos fines de semana - están disponibles desde 11, 50 euros y las de adultos desde 20 euros.

Pensada para ir con niños, Creepy Halloween Family plantea un reto para el ingenio de los pequeños más atrevidos. Desde las 10.00 y hasta las 18.00, los asistentes dispondrán de una hora para resolver un acertijo que requerirá superar distintas pruebas a lo largo de un recorrido ambientado con decoración y música para la ocasión. Allí se encontrarán con personajes de fantasía como brujas, personas-calabaza, espantapájaros, o un enterrador, y tendrán la oportunidad de entrar a dos casas encantadas. Después, las familias pueden visitar el recinto del Poble Espanyol y acudir a los talleres especiales de Halloween que han preparado los artesanos permanentes del recinto.

Pero a partir de las 19 horas, el espacio dará un paso más allá y mostrará su lado más tenebroso con los nuevos personajes y retos del Creepy Halloween Extreme, pensado para jóvenes y adultos. Los amantes del miedo y las pruebas de estrategia dispondrán de una hora para averiguar las dos contraseñas que les abrirán las puertas de las casas del terror, con una ambientación que pondrá a prueba a los más fanáticos del miedo. Después los visitantes se pueden quedar en el Hivernacle de la Plaza Mayor y disfrutar de una sesión DJ hasta medianoche.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Amparo Pérez
Es redactora en la delegación de Barcelona, donde suele escribir sobre cultura y tendencias. Trabajó en la Comisión Nacional de Mercados y Competencia (CNMC). Graduada en Derecho y Derecho de la Unión Europea por el CEU San Pablo de Madrid, Máster en Derecho de la UE en la Carlos III, en Periodismo en EL PAÍS y titulada en doblaje y locución.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_