_
_
_
_

El antiguo Mercat del Peix de Barcelona acogerá tres centros de investigación con una inversión de 100 millones de euros

Administraciones, universidades y centros privados colaboran para transformar la Ciutadella en un complejo de innovación de referencia en el sur de Europa

Foto de familia, durante el acto de colocación de la primera piedra del nuevo complejo de investigación de la Ciutadella.
Foto de familia, durante el acto de colocación de la primera piedra del nuevo complejo de investigación de la Ciutadella.Gianluca Battista
Rodrigo Marinas

El parque de la Ciutadella, en el centro de Barcelona, pasó de ser una fortaleza a uno de sus principales parques públicos, que acogió la Exposición Universal de 1888. Hasta 10 instituciones se han sumado para producir una transformación similar en la ciudad en una zona cercana: el antiguo Mercat del Peix. Las tres administraciones públicas (Gobierno central, Generalitat y Ayuntamiento), tres universidades (UPF, UAB y UB) y entidades públicas y privadas se han comprometido este jueves para materializar en tres años un complejo científico de 46.000 metros cuadrados con una inversión de 104 millones de euros. La estrategia de la Ciutadella del Coneixement contará con más de 1.200 investigadores y tres centros de innovación para ser un complejo científico de referencia en el sur de Europa.

Entre las autoridades que han firmado el protocolo institucional en el campus de Ciutadella de la Universidad Pompeu Fabra estaban el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès; el rector de la UPF, Oriol Amat; la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau; la ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant; el ministro de Universidades, Joan Subirats; la presidenta del CSIC, Eloísa del Pino o el director general del Barcelona Institute for Science and Technology (BIST), Eduard Vallory.

Las autoridades durante el acto de esta mañana
Las autoridades durante el acto de esta mañanaGianluca Battista

El primer edificio del Mercat del Peix acogerá un centro de investigación sobre bienestar planetario. Lo gestionará la UPF, que pretende combinar las disciplinas científicas, sociales y humanísticas de sus facultades en un mismo espacio. Amat ha defendido que “el mundo universitario puede poner mucho de su parte” para paliar la crisis climática y social mundial. El coordinador del proyecto en la UPF, Francesc Subirada, desea que el centro sea “una pieza más en el ecosistema actual” de instituciones científicas, educativas y culturales en la Ciutadella, a la que espera que se incorporen otras universidades europeas aparte de la Universidad de Barcelona y la Universidad Autónoma de Barcelona. Los proyectos interdisciplinares de este edificio abordarán ámbitos como la salud planetaria, la ciencia de datos, la inteligencia artificial, la gobernanza del cambio climática o la pérdida de la biodiversidad.

El BIST tendrá otro edificio con unos 70 grupos de investigación centrados en biomedicina agrupados en cuatro centros: el Centro de Regulación Genómica (CRG), el Instituto de Bioenginyeria de Cataluña (IBEC), el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB Barcelona) y el Instituto Catalán de Nanociencia y Nanotecnología.

La tercera infraestructura será la nueva sede del Instituto de Biología Evolutiva, un centro de investigación mixto creado en 2008 por la UPF y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), que ha celebrado recientemente sus 80 años de implantación en Cataluña y que cuenta con 1.600 trabajadores en la Comunidad, según ha explicado la directora de la institución, Eloísa del Pino.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Además, la empresa pública de servicios municipales de Barcelona (BSM) instalará debajo de los tres edificios un aparcamiento de 7.000 metros cuadrados con servicios como puntos de carga eléctrica, alquiler de vehículos compartidos o un espacio seguro para vehículos de movilidad personal como bicicletas.

Cataluña ha sido la cuarta comunidad que más ha invertido en I+D por habitante en 2021 (531 euros), según el INE, por detrás de País Vasco (765), Madrid (670) y Navarra (591). El vicerrector de Investigación de la UB, Jordi García, no recuerda una inversión de esta envergadura desde hace años, cuando se anunciaron otros centros como el Barcelona Biomedical Research Park (inaugurado en 2006) o el Centro Nacional de Supercomputación conocido como Mare Nostrum (implementado en 2004). Al margen de nuevas normativas que prometen más presupuesto en investigación, como la Ley catalana de ciencia aprobada recientemente en el Parlament, también señala que los complejos científicos como este son una herramienta clave para “atraer empresas tecnológicas y buenos científicos”. A finales de 2022 también se aprobó el proyecto para la construcción del BioClúster de Innovación y Salud en la localidad de Hospitalet de Llobregat en una década.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_