elecciones municipales
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

Una competición entre aliados

Los candidatos de la izquierda en la carrera por la alcaldía de Barcelona comparten responsabilidades en las mayorías de gobierno en España y Cataluña y en la propia ciudad

Los socios de gobierno en Barcelona, Jaume Collboni, Ada Colau y Jordi Martí, y Ernest Maragall (de ERC), durante el paseíllo de autoridades de las fiestas de la Mercè del pasado septiembre.
Los socios de gobierno en Barcelona, Jaume Collboni, Ada Colau y Jordi Martí, y Ernest Maragall (de ERC), durante el paseíllo de autoridades de las fiestas de la Mercè del pasado septiembre.Kike Rincón (Europa Press)

El descalabro autoinfringido por Junts al abandonar el Gobierno de la Generalitat ha reformulado las condiciones en las que se presentaba la batalla por la alcaldía de Barcelona en las elecciones de próximo mes de mayo. El silencio de Xavier Trias desde que su partido se despeñó por voluntad propia certifica que, salvo sorpresas, no va a ser una competición entre izquierda y derecha. La batalla se librará entre los tres candidatos de la izquierda. Se trata de Ada Colau, la alcaldesa de Barcelona En Comú, que aspira a un tercer mandato; de Ernest Maragall, el ex socialista convertido al independentismo de ERC que quedó en primera posición en las últimas elecciones municipales; y Jaume Collboni, el candidato del PSC que opta por tercera vez al cargo.

La de Xavier Trias, que regentó la alcaldía entre 2011 y 2015, era una baza buena para atraer al elector de centro derecha. Tiene un perfil de político moderado, sensato, capaz de tejer acuerdos con otros partidos en un consistorio en el que muy probablemente ninguno logrará la mayoría absoluta. La deriva maximalista de la rama independentista encarnada en Junts ha dejado a Trias sin discurso, sin margen. El ramalazo contra ERC les ha dejado a la intemperie, solitarios, sin opciones de gobierno. ¿Cómo iba Trias a preconizar para el Ayuntamiento de Barcelona los acuerdos que su partido rechaza para el Gobierno de la Generalitat? Sería un candidato cojo, como poco.

Las mejores opciones para la alcaldía de Barcelona las tienen entonces tres candidatos de la izquierda. Digan lo que digan las encuestas preelectorales, lo cierto es que se trata de una competición entre fuerzas que están muy igualadas. Cada una tiene sus puntos fuertes y sus ventajas y desventajas. Alguno irá por delante, en los sondeos. Pero está bastante claro que se trata de una situación empatada. Un duelo entre iguales, en el que es muy difícil, por no decir imposible, predecir cual va a ser el desenlace.

Lo que cabe reseñar en este momento, cuando todavía falta medio año para la votación, es que los competidores son esta vez tres partidos aliados, bajo diferentes fórmulas, en los tres niveles políticos existentes en España. Los socialistas, los comunes y los republicanos son las tres fuerzas que componen las mayorías parlamentarias en el Congreso y en el Parlament. Los socialistas de Collboni y los comunes de Colau forman parte del Gobierno de España sostenido en el Congreso por los diputados republicanos independentistas de Maragall. Colau dirige el Ayuntamiento de Barcelona con Collboni como teniente de alcalde. Los comunes de Colau han contado con el voto de los concejales de ERC para aprobar los presupuestos municipales. Y el gobierno republicano de Pere Aragonès con el de los diputados de los comunes para aprobar en el Parlament los presupuestos de la Generalitat.

Es difícil imaginar cómo van a presentarse mutuamente como alternativa de las demás en unas elecciones fuerzas que están y van a seguir estando tan comprometidas entre sí en el escenario político general. Lo harán, seguro. Collboni ya pregona que no quiere tantas superilles como Colau. Pero esta vez no es una pelea entre antagónicos. Es una competición entre primos hermanos que comparten responsabilidades.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS