Vergés (ERC) rescinde el contrato a cuatro de los seis asesores de Borràs (Junts) en el Parlament

La vicepresidenta mantiene a otros otros dos ayudantes de la presidenta suspendida para que asuman funciones de secretaría en la Mesa

Laura Borràs, junto a Jordi Turull y Albert Batet, tras ser suspendida de su cargo el pasado mes de julio.
Laura Borràs, junto a Jordi Turull y Albert Batet, tras ser suspendida de su cargo el pasado mes de julio.

Alba Vergés (ERC), vicepresidenta del Parlament, ha decidido rescindir el contrato a cuatro de los seis asesores de Laura Borràs (Junts) al considerar que sus funciones no tenían encaje en la Cámara. La medida se hará efectiva con fecha de 30 de septiembre y supone cancelar la relación laboral con los principales cargos de confianza de Borràs. Con todo, la Mesa de la Cámara ha acordado mantener en el cargo a otros dos colaboradores de la presidenta suspendida, que eran técnicos asesores del gabinete de la Presidencia, para que sigan ejerciendo tareas administrativas. Los afectados percibían salarios mensuales que oscilaban entre los 3.400 y los 6.000 euros.

La Mesa del Parlament suspendió a Borràs de sus funciones en julio por lo que ésta dejó de percibir su salario y tener coche oficial. Sin embargo, sus siete ayudantes -el tope previsto para el gabinete de Presidencia- siguieron en sus puestos salvo uno que renunció. Tras varias semanas de contactos frustrados, Esquerra planteó a Junts rescindir el contrato a tres de los seis asesores. Finalmente, la Cámara prescindirá de cuatro (jefes de gabinete, de prensa y responsable de redes). El Presupuesto del Parlament del próximo ejercicio mantendrá la partida anual que percibía este grupo de empleados por si la situación procesal de Borràs da un vuelco de 180 grados, esto es, que sale absuelta de la causa que se le ha abierto por dos delitos vinculados a la corrupción.

Hace una semana, Vergés reunió a los afectados y les avanzó que la situación era difícilmente reconducible, al menos para todos. Con todo, fuentes del grupo sostenía que los letrados del Parlament avalaban su continuidad porque Borràs no había sido destituida sino solo suspendida. Los dos asesores que continuarán trabajando, que pertenecen a la frabja salarial más baja, seguirán ejerciendo las funciones de secretaría de todo el órgano como preparar audiencias, actos instituciones, revisar los órdenes del día o empezar a preparar, por ejemplo, la asamblea de la francofonía. Son los que, según fuentes de la Cámara, podían encajar en la tarea organizativa a diferencia del resto cuyo papel era de cariz más de apoyo político de la presidenta suspendida.

Ciudadanos y Voz habían pedido a la Mesa que prescindiera de todo el equipo de Borràs que, en teoría, ya no puede ocupar su despacho del Parlament. En estas semanas, ha sido habitual verla por los pasillos de la cámara asistiendo a actos o, por ejemplo, dando apoyo a Francesc Dalmases cuando compareció en comisión. La situación jurídica de los asesores estaba en un limbo porque la también presidenta de Junts no había sido destituida del cargo sino que está suspendida. El artículo 39 de los Estatutos del Régimen y Gobierno interiores del Parlament establece que los cargos de confianza los nombra la persona de quien depende y cesan cuando quien los nombra cesa.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS