Tres atracadores encapuchados matan de un tiro en la cabeza a una trabajadora de un bingo en Tortosa

Los Mossos y la Policía detienen a cinco personas relacionadas con el crimen en el centro de la ciudad tarraconense

Dos agentes de los Mossos d’Esquadra.
Dos agentes de los Mossos d’Esquadra.CARLES RIBAS

Tres encapuchados han matado a una mujer empleada de un bingo de Tortosa (Tarragona) en un aparente intento de atraco la madrugada de este lunes. La víctima fue hallada gravemente herida por la patrulla que acudió al establecimiento, una vez se activó la alarma de robo. La trabajadora recibió un disparo en la cabeza, según fuentes policiales. Un cliente que se encontraba en el establecimiento recibió un tiro también en la espalda, según esas mismas fuentes. A las siete de la tarde, los Mossos y la Policía han detenido a cinco personas en el centro de Tortosa a las que vinculan con el homicidio.

Los hechos tuvieron lugar a la una de la madrugada, cuando tres hombres encapuchados accedieron al bingo Vali Park. En ese momento, solo quedaban un cliente y la mujer empleada del local, que estaba ya a punto de cerrar. Las primeras investigaciones apuntan a que los tres hombres, que cargaban armas cortas, querían atracar el establecimiento, aunque no se descartan otras hipótesis. El único cliente que seguía dentro se encontraba jugando a las máquinas tragaperras cuando le pidieron que les entregase el teléfono móvil, según fuentes policiales. Pero este se negó e hizo amago de irse caminando, momento en el que recibió un tiro por la espalda.

Posteriormente, los tres atracadores atacaron a la trabajadora del local, ubicado en la plaza de Corona de Aragó, número 2 del municipio. Inicialmente, los investigadores creyeron que le habían dado un golpe en la cabeza con una barra de hierro, pero después comprobaron que la mujer había recibido un disparo, según esas mismas fuentes. Ambos fueron trasladados de urgencia al hospital Verge de la Cinta de Tortosa, donde la mujer falleció. El cliente se encuentra herido de gravedad, pero no se teme por su vida.

Los Mossos d’Esquadra acudieron al bingo alertados por el botón de pánico, que presuntamente activó la víctima mortal ante la presencia de los tres encapuchados. Las primeras investigaciones indican que los ladrones no lograron acceder al contenido de la caja fuerte, según esas mismas fuentes policiales. Los Mossos intentan ahora reconstruir lo sucedido y cuentan, entre otras cosas, con las imágenes de las cámaras de seguridad del establecimiento.

Ladrones inexpertos

El escenario y la violencia del atraco hacen sospechar a la policía que pudiera tratarse de unos ladrones inexpertos, ante uno de sus primeros golpes y quizá drogados. A pesar de matar a la responsable del local y herir al cliente, no lograron hacerse con grandes sumas de dinero, según las primeras investigaciones, que siguen abiertas en manos de la división de investigación criminal de les Terres de l’Ebre.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los atracos de establecimientos, especialmente bancos, con víctimas mortales han sido poco habituales en los últimos años. El incremento de las medidas de seguridad, como videocámaras, alarmas..., y los sistemas de mejora de las cajas de seguridad con aperturas retardadas han hecho que este tipo de robos vaya a la baja. La figura del atracador tradicional de los años noventa se ha reconvertido principalmente en aluniceros que intentan desvalijar establecimientos empotrando sus vehículos contra tiendas de marca, concesionarios, perfumerías y demás locales con productos a los que puedan dar salida en el mercado negro.

Los robos en bingos, sin embargo, crecen de manera sostenida en los últimos años. La proliferación de casas de apuestas y juegos de azar, donde es más sencillo obtener dinero en efectivo, es uno de los motivos, explican fuentes policiales. El pasado mes de julio, los Mossos d’Esquadra detuvieron a dos hombres, acusados de asaltar dos locales de juegos de azar en la provincia de Barcelona. El primer robo se cometió en Ripollet y el segundo, en el distrito de Nou Barris, de Barcelona. En este caso, los atracadores portaban un cuchillo y un arma simulada y se hicieron con 13.000 euros que la policía catalana logró recuperar. Los dos detenidos, de 39 y 40 años, tenían numerosos antecedentes. Un tercer compinche logró huir.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Rebeca Carranco

Reportera especializada en temas de seguridad y sucesos. Ha trabajado en las redacciones de Madrid, Málaga y Girona, y actualmente desempeña su trabajo en Barcelona. Como colaboradora, ha contado con secciones en la SER, TV3 y en Catalunya Ràdio. Ha sido premiada por la Asociación de Dones Periodistes por su tratamiento de la violencia machista.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS