Junts desoye a ERC y no propondrá un sustituto de Laura Borràs en el Parlament

El diputado Alonso-Cuevillas afirma que no “blanquearán” la decisión de los republicanos de suspender del cargo a la ya expresidenta

La presidenta del Parlament, Laura Borràs acompañada a la izquierda por los diputados Aurora Madaula y Jaume Alonso-Cuevillas el pasado febrero en el Parlament.
La presidenta del Parlament, Laura Borràs acompañada a la izquierda por los diputados Aurora Madaula y Jaume Alonso-Cuevillas el pasado febrero en el Parlament.Quique García (EFE)

Junts per Catalunya se ha ratificado este viernes en su estrategia de no sustituir a Laura Borràs como presidenta del Parlament después de que la Mesa de la Cámara la suspendiera de sus funciones en cumplimiento del reglamento de la institución que así lo establece cuando un diputado va a juicio por delitos vinculados con la corrupción (prevaricación y falsedad en este caso). El diputado Jaume Alonso-Cuevillas ha recalcado que su partido no buscará un relevo a Borràs. “No lo haremos. Sería dar cobertura y blanquear una situación de absoluta excepcionalidad”, ha subrayado el diputado en declaraciones a Catalunya Ràdio.

Con su decisión, Junts ha querido así enviar un mensaje meridiano a la republicana Alba Vergès, vicepresidenta de la cámara, en funciones ahora de presidenta, que pidió este jueves a Junts que buscara una fórmula para que ostentar la presidencia. “ERC ha suspendido a la presidenta porque ha querido, es una decisión política”, ha afirmado Alonso-Cuevillas que ha recordado que la decisión definitiva recayó en los republicanos. La Mesa está formada por siete miembros -ahora seis- con esta distribución: dos de ERC, dos del PSC, dos de Junts y uno de la CUP.

El diputado ha achacado la suspensión de Borràs a la decisión de los republicanos de eclipsar los acuerdos alcanzados en la mesa de diálogo, celebrada dos días antes de apartarla del cargo, en los que según Cuevillas aceptaron el “marco constitucional”. “Es un hecho de gravedad. De renuncia a la unilateralidad y de un final de ciclo de para intentar hacer la independencia si no es con un acuerdo con España”, ha señalado Cuevillas que ha vaticinado que la mesa de diálogo no dará ningún fruto y ha acusado a los ministros de burlarse de la misma.

La mesa de diálogo arrojó el compromiso del Gobierno en impulsar el uso del catalán en el Parlamento europeo, el apoyo a la nueva ley del catalán aprobada en el Parlament y la desjudicialización del procés. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, reclamó esta semana a Pedro Sánchez que deben producirse avances en esa agenda judicial antes de final de año aunque éste ya ha avisado de que no hay suficientes mayorías para poder reformar el delito de sedición que podría beneficiar a los políticos huidos de la justicia española y que viven ahora en el extranjero.

Cuevillas ha subrayado que se espera un arranque de curso caliente con la celebración de la Diada, el debate de política general en el Parlament, donde se visualizará la ausencia de Borràs, y la celebración del quinto aniversario del 1 de octubre. “Yo detecto mucha indignación en los inscritos”, ha afirmado el diputado que estuvo este jueves en un acto con afiliados en el Penedès.

Junts quiere evaluar el funcionamiento del Gobierno pero en paralelo Aragonès garantizó en el balance del fin de curso político que ninguno de los consejeros de Junts le había trasladado su deseo de abandonar el gabinete ni que hubiera por tanto la menor crisis. “Los miembros del Govern tienen la obligación de seguir, no puede ser que un miembro del mismo lo vaya criticando. No tendría lógica”.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS