Feijóo evita condenar las maniobras de Interior y el PP contra Podemos: “Estas cosas salen cuando nos va bien en las encuestas”

El líder del PP pide a los políticos indultados del ‘procés’ que “no sigan provocando” si quieren la “reconciliación”

En el centro de la foto, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez-Feijóo, en su participación del Barcelona Tribuna.
En el centro de la foto, el presidente del Partido Popular, Alberto Núñez-Feijóo, en su participación del Barcelona Tribuna.David Zorrakino (Europa Press)

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez-Feijóo, ha intentado restar trascendencia este jueves al contenido de los audios publicados por este diario de una conversación entre la exnúmero dos de ese partido en 2017, Maria Dolores de Cospedal, y el excomisario José Manuel Villarejo, en la que se negociaba información para desprestigiar a Podemos. El también senador, que ha participado en el foro Barcelona Tribuna de la capital catalana, defiende que esa publicación busca frenar el ascenso del PP en intención de voto. “Estas cosas salen cuando las encuestas le van bien al PP”, ha dicho, evitando condenar en todo momento lo ocurrido. “Comprenderá que no me producen ningún nerviosismo unas cintas de hace ocho años “, ha añadido Feijóo tras una conferencia llena de guiños al mundo empresarial catalán, a quien ve posible seducir con su apuesta por “la moderación y estabilidad” y su carácter “prudente y previsible”. El líder popular ha invitado también a los políticos indultados por el procés a que “no sigan provocando” si quieren “la reconciliación”.

“Si hay alguna cuestión que se haya hecho de forma incorrecta estoy convencido de que cualquiera, sea del PP o de otro, tendrá algún tipo de responsabilidad judicial”, ha dicho Feijóo. Tras relacionar la publicación de esos audios con lo que considera un momento dulce para su formación (con el cambio de tendencia en las encuestas o el resultado histórico en Andalucía), ha puesto en duda que no estén alterados. “Como estrategia de defensa del señor de Villarejo me parece bien, pero como estrategia de imputación y de actos delictivos o de responsabilidad política me parece leve”, ha apostillado.

El jefe de filas populares también se ha mostrado escéptico respecto al verdadero alcance de los audios, pues considera que su publicación, de momento, sigue siendo solamente de parte. “Cuando conozcamos todas las cintas del señor Villarejo y de todas las personas [con que tuvo tratos] y se publiquen en su totalidad, sacaremos conclusiones”, ha afirmado. También ha señalado que ha sido bajo gobiernos del PSOE cuando el excomisario “ha recibido más condecoraciones”, insinuando así que también hay conversaciones similares con socialistas.

Cospedal es aún una militante del PP pero Feijóo no se ha referido a si las revelaciones de los audios podrían implicar algún tipo de proceso disciplinario interno del partido. En esa conversación, la exministra y el excomisario aceptan la existencia de informaciones falsas para dañar a Podemos y a su entonces secretario general, Pablo Iglesias, y la política se muestra interesada en poder tener acceso a un tema concreto para usarlo contra el entonces líder morado.

Seny, treball y llibertad” (mesura, trabajo y libertad), ha dicho Feijóo en catalán durante su intervención, parafraseando al periodista y escritor Gaziel. Un guiño a un mundo empresarial muy sensible ante los vaivenes de la economía y alérgico a la inestabilidad política. El líder popular ha recordado sus propuestas de rebajas fiscales y ha enmendado la política de inversiones del Gobierno, que ha enfadado al Govern y a los empresarios por el poco nivel de cumplimiento. ”Mejor discutir lo que se promete y poner dos puntos menos que no dar dos más sin saber que se cumplirá”, ha defendido. “No hay ninguna empresa que pueda funcionar con la rigidez de la ley de contratos del Estado”, ha agregado.

A nivel político en Cataluña, Feijóo se ha mostrado dipuesto a trabajar por el “sosiego” pero ha evitado constestar a si piensa retirar el recurso contra los indultos a los líderes independentistas presentado por su partido ante el Tribunal Constitucional. “Le diría a las personas condenadas que sería imprescindible que aquello de ‘lo volveré a hacer’ [Ho tornarem a fer] es incompatible con la reconciliación completa. Si una parte no quiere reconciliarse, es imposible”, ha advertido, insistiendo en su tesis de que la medida de gracia es una mera moneda de cambio para que Pedro Sánchez se mantenga en el poder.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete


Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Camilo S. Baquero

Reportero de la sección de Nacional, con la política catalana en el punto de mira. Antes de aterrizar en Barcelona había trabajado en diario El Tiempo (Bogotá). Estudió Comunicación Social - Periodismo en la Universidad de Antioquia y es exalumno de la Escuela UAM-EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS