Kilos de Alimentaria para los necesitados

Los expositores ceden 30 toneladas de los excedentes de comida al Banco de Alimentos de Barcelona

Un centenar de voluntarios del Banco de Alimentos ha recogido los excedentes de la Feria Alimentaria.
Un centenar de voluntarios del Banco de Alimentos ha recogido los excedentes de la Feria Alimentaria.Massimiliano Minocri (EL PAÍS)

La feria Alimentaria cerró este jueves su edición de regreso tras la irrupción de la covid-19 —después de cuatro años de ausencia— cumpliendo previsiones, al reunir a cerca de 100.000 visitantes en unas jornadas donde la única medida restrictiva fue la necesidad de que tanto expositores como visitantes llevaran mascarillas. El salón ha congregado 3.000 empresas expositoras, 400 de ellas internacionales, que ocuparon 85.000 metros cuadrados del recinto de Fira de Barcelona en l’Hospitalet de Llobregat.

La edición del salón finalizó con sentimientos encontrados. Por un lado, el sector se mostró optimista por haberse reunido de nuevo, tras haber superado las restricciones de la pandemia. Pero, la guerra de Ucrania, la subida de precios de los productos, el coste de la energía y de los transportes aguaron la fiesta. Esos fueron, de hecho, los temas de conversación más recurrentes en los corrillos del certamen.

La última tarde, como ya es habitual cada vez que finaliza este salón, el Banco de Alimentos de Barcelona recogió los excedentes de la comida que habían trasladado las empresas al certamen. “Muchos de los expositores traen aquí sus mejores productos, algunos son frescos. Traen muchos kilos para que haya para todos los días y, normalmente, sobra. A veces les cuesta más dinero llevárselos que dejarlos o, simplemente, prefieren donarlos”, advertía una portavoz del Banco de Alimentos.

Un equipo de 100 voluntarios de diversas empresas como Wallbox, Cargill o Alaya peinaron los siete pabellones del recinto recogiendo los excedentes que les cedían los expositores. “Hay de todo: chocolatinas, salmón, embutidos, lácteos… muchos alimentos de alto nivel nutritivo. En total, hemos llenado seis camiones que se descargarán en los almacenes del Banco de Alimentos”, advertía la misma fuente. “Creemos que hemos podido cargar entre 25.000 y 30.000 kilos de alimentos que a partir de este viernes destinaremos a las entidades que trabajan con los más desfavorecidos”, se enorgullecía. La recogida de alimentos tuvo que realizarse en un tiempo récord desde las seis de la tarda hasta las nueve de la noche. Se necesitaron seis camiones, dos de los cuales estaban refrigerados, y dos furgonetas.

En la pasada edición de 2018, el Banco de Alimentos pudo recuperar una cifra récord: 34.921 kilos de alimentos de alto valor nutritivo, como pescado, carne y lácteos.

Durante los cuatro días de salón, se estima que Alimentaria ha dejado un impacto económico en Barcelona y su zona de influencia de 180 millones de euros y ha contado con un 23% de visitantes internacionales, según datos de los organizadores.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

En un comunicado, el director de Alimentaria, Toni Valls, señaló este jueves que “la intensa dinámica vivida durante esta edición refuerza el carácter del evento como socio estratégico del sector en su imparable proceso de internacionalización”. “Destaca la calidad de los compradores que nos han visitado, que contribuirá a impulsar las ventas de la industria alimentaria en el exterior”, agregó.

De hecho, los organizadores subrayan que han contado con hasta 1.400 grandes compradores invitados de grandes mercados estratégicos, como la Unión Europea, Estados Unidos o Latinoamérica.

Puedes seguir a EL PAÍS Catalunya en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS